martes, 3 de marzo de 2009

Algunas trampas en la búsqueda espiritual

Bismillahi Rahmani Rahim


Al dirigirse a un grupo de buscadores espirituales europeos, Mawlana Shaykh Nazim señaló algunos aspectos de la búsqueda espiritual:


"¿Qué se requiere para ser capaz de penetrar en el espacio de conocimiento espiritual? Ahora somos como cohetes sentados en la rampa de lanzamiento esperando a que alguien venga y presione el botón que prenderá nuestros motores para el despegue. Creo que todos aquellos presentes hoy aquí están deseando encontrar esa persona ... No imaginen que el técnico simplemente presionará un botón y ustedes despegarán. Sepan que cada componente del cohete debe haber sido instalado con precisión, y checado y vuelto a checar antes de darle permiso al técnico para presionar ese botón. Si no se toman las precauciones adecuadas, el cohete puede explotar estando todavía en la rampa de lanzamiento; o podrám pegar y al poco tiempo caerá y se estrellará.


En el caso de nuestro 'cohete' el trabajo de chequeo y rechequeo es de total importancia ... No sean apresurados ni permitan que la oportunidad se les escape. No le den sus controles a una persona que no conozca o entienda qué son y quiénes son, o sus cohetes serán destruidos antes de haber dejado la tierra".


"Tenemos dos personalidades dentro de nosotros. La primera pertenece al espíritu y la segunda al ser inferior. El balance apropiado es que el ego (el ser inferior) siga la dirección del espíritu, ya que el espíritu conoce los caminos que quieren seguir los poderes espirituales, mientras que el ego librado a sí mismo solo sabe pastar.


Mi GranShaykh me pidió que los advirtiera sobre algunas trampas en las que pueden caer en sus búsquedas del descubrimiento interno en el mundo oriental o entre su gente. En particular me pidió que los advierta de los caminos desequilibrados: los dos extremos en los que la gente de nuestro tiempo está entrando y saliendo, resultado de la ignorancia.


Los dos caminos desbalanceados tienen una cosa en común, tanto si ocurren en Tíbet, India, Turquía, Egipto, Meca o cualquier lugar que los occidentales atraviesen. La marca en común es que tienen multitud de seguidores, muchos miles al mismo tiempo, particularmente ocidentales.


Podrán encontrar muchos almaceneros en el oriente con multitudes afuera esperando comprar los productos diarios; pero también tenemos joyerías a las que solo pocos compradores serios van cada día".


"El primer camino desequilibrado es aquel que atrae a grandes multitudes y ofrece rápidos resultados sin poner al ser inferior bajo control o bajo ninguna disciplina. Los que dirigen estos caminos les dicen a sus estudiantes: 'Oh mis estudiantes ... Sus problemas radican en el intento de reprimir sus egos, y cuando reprimen sus egos reprimen sus almas. El ego es el alma y el alma es el ego. Ustedes son gente evolucionada y por lo tanto deben dejar llevarse por ustedes mismos. Disciplinas y reglas son solo para la gente ignorante y fanática que están en el nivel de religiosidad común: ustedes deben trascender la religiosidad y el bien y el mal. Todo es Uno y uno es todo - ahora, hagan lo que quieran'.


Pero aquellos que siguen estos caminos nunca están satisfechos, porque cuanto más se 'dejan ir', más reprimido es el espíritu.


¿Cómo podremos tener éxito si continuamos siguiendo los dictados de nuestros egos y continuamos cargándonos con más ataduras?"


"El segundo camino desbalanceado se inclina hacia el otro extremo. Los maestros de esos caminos ponen cargas tan pesadas sobre los hombros de la gente y exigen el cumplimiento de condiciones tan difíciles que la gente termina rebelándose".




Fragmentos de: 'Océanos de Misericordia. Perlas Rosadas'.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario