martes, 9 de febrero de 2010

Algunos Milagros del Mensajero de Allah



EN RELACION A OBJETOS INANIMADOS


Jabir Ibn Samura narra: El Mensajero de Dios, la paz y las bendiciones, una vez dijo: "Antes de mi profetización, una piedra en la Meca me saludaba. Y todavía me reconoce." (Muslim, Fada’il, 2; Darimi, Muqaddima.)

Abullah Ibn Mas`ud narra: Podemos escuchar a la comida glorificar a Dios mientras comemos con el Mensajero de Dios, la paz y las bendiciones sean sobre él. (Bukhari, Manaqib, 25; I. Hanbal, Musnad, 1.460)

Los coleccionistas de hadices reportan que Anas, Abu Hurayra, Uthman y Sa´id Ibn Zayid, dijo: El Mensajero de Dios, la paz y las bendiciones, subió al Monte Uhud, acompañado de Abu Bakr, Umar y de Uthman. La montaña, ya sea por temor o por emoción, tembló. El Mensajero de Dios mencionó: Quédate quieta, O Uhud , sobre de ti está un Profeta, un verídico, y dos mártires. (Muslim, Fada’il, 50).

Al decir esto el Mensajero predijo el martirio de Umar y de Uthman.

Está establecido en narraciones verídicas hechas por Ali, Jabir y Aisha Siddiqa que las rocas y la montañas le decían al Mensajero de Dios: "¡Oh Mensajero de Dios! que la paz esté contigo".

Ali nos dice: Cuando caminábamos por los suburbios de la Meca en los tiempos de su reciente Profetización, los árboles y las rocas que se encontraban en nuestro camino decían, Oh Mensajero de Dios!, que la paz este contigo. (Tirmidhi, Hadith No. 3630; Hakim, 2.607)


LA PROTECCION DEL MENSAJERO


Durante la campaña militar de Ghaftan y Anmar, inesperadamente un caudillo llamado Ghowras apareció junto al Mensajero de Dios, que se encontraba debajo de un árbol. Ghowras desenvainó su espada y le preguntó al mensajero de Dios: "¿Quién te va a salvar de mí ahora?" El Mensajero contestó: "Dios", Ghowars entonces rezó: "Dios, me es suficiente la forma en la que yo pueda estar en contra de Él".

En ese momento, Ghowars se desplomó y la espada se resbaló de su mano. El Mensajero de Dios, la paz y bendiciones, tomo la espada y le preguntó: "ahora ¿quién te salvará de mí?". Ghowars comenzó a temblar, rogó por su vida al Mensajero de Dios diciendo: "Tu eres noble, y misericordioso, sólo misericordia espero de ti ".

El Mensajero de Dios lo perdonó y Ghowars regresó a su tribu y les comentó: "Vengo de estar con el mejor de la humanidad". (Bukhari, Maghazi, 31, 33; Muslim, Fada’il, 13)

Abu Hurayra relata: Un día Abu Jahl preguntó a sus allegados: ¿Muhammad todavía frota su cara contra la tierra (hace postración)?" Si, todavía lo hace", contestaron. Abu Jahl añadió: Si lo vuelvo a ver haciendo eso, por Lat y por Uzza que le pisaré el cuello y enterraré su cara en la tierra.

El Mensajero de Dios llegó al poco rato y empezó a rezar. Cuando estaba en postración, Abu Jahl se acercó sigilosamente y después se dio la vuelta tratándose de proteger con sus manos envuelto en miedo y asombro.


Cuando le preguntaron por qué había hecho eso, respondió : "Había entre él y yo una trinchera con fuego y algo horrible con alas." El Mensajero de Dios comentó : "Si se hubiera acercado a mí, los ángeles lo hubieran rasgado en pedazos. " (Muslim, Sifat al-Munafiqin, 38)


¡As salatu wa salamu 'alayka Ya Rasulullah!

Vínculo relacionado:

Algunos Milagros del Mensajero de Allah - 2



3 comentarios:

  1. Slam, grcias hermano por compartirlo, es muy muy muy hermoso.

    ResponderEliminar
  2. salam, quizas he mandado 2 mensajes por que no sabia si habia sido enviado el primero...

    ResponderEliminar
  3. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar