miércoles, 3 de agosto de 2011

El Método del Mensajero de Allah


Islam vino a despertarnos de ghaflat, de la necedad, el sueño, la somnolencia, el valium.  Islam es el único enemigo real de quienes se benefician con el sueño de las masas.  Íslam es el único enemigo de tu peor enemigo: el shaytan, y es la única cura de tu más cancerígena enfermedad: la prisión del nafs, la cárcel del ego. 

Por tanto, ¡despierta!

La lectura no te transforma.  El tafsir no te transforma.  El usul ad din no te transforma.  Aprender un idioma tampoco, así es de claro.  Ponerte una biblioteca en la cabeza, del tipo que fuere, o estar en una universidad, no te transforma.

Islam no vino a los Sahabas con lecturas.  Ellos no expandieron las fronteras del Islam con lecturas, cassettes, o folletines. No tenían bibliotecas.  No tenían recursos.  Muchos ni siquiera sabían leer y escribir.

Después de él, el Mensajero (saaws) dijo: Sigan a los Khulafa e Rashidin, indicando la continuidad.

Habló de las tres primeras generaciones, indicando la continuidad.

Habló de congregarse en yamah y de permanecer unidos en bayat a un Imam, indicando la continuidad, y afirmó que quien muere sin bayat al Imam de su tiempo, muere en Jahiliyya, indicando por un lado la necesidad de ser una sola Ummah bajo un solo gobernante, pero, a la vez, la necesidad de buscar aquel que tenga la fuerza y don de congregar por la causa de Allah.

Nis dijo, por último, que tuvieras cuidado de quiénes serían tus amigos, pues según sea el Din (religión o modo de vida) de ellos, así sería tu Din.  E indica, con eso, la necesidad de estar con aquellos que sólo buscan el servicio a Allah.

Sabiendo que hay hoy o mañana mismo Azrael podría venir por ti, sin que puedas hacer nada al respecto, ¿por qué gastas tu energía en 'islamizarte' mediante el recurso a horas de horas de actividades que no te transforman?  Ten prioridades.  Puede que no llegues siquiera al mes siguiente, o al próximo año.  Guarda el balance.

Si tienes el balance, los demás elementos accesorios encuentran su justo lugar, para aquellos a quienes corresponda acceder a ellos.

No todos van a ser ni deben de ser ulama, ni mufassirin, ni qaris, pero ... todos debemos transformanos.

El conocimiento tiene que transformarte. 

Éste es el Método del Mensajero de Allah, la bendición y la paz de Allah sean con él:

Islam se transmite por hombres, por estrellas en nuestro firmamento, que alzan nuestros espíritus y que congregan a los creyentes en una yamah dedicada a Allah.  ¡Ése es un Shaykh!  ¡Y ésos son los murids!
















Vínculos relacionados:

¡Tener un shaykh!

El Islam de nuestros tiempos ... que no es Islam

La soledad, el Islam y E-Islam

No hay comentarios.:

Publicar un comentario