jueves, 4 de agosto de 2011

La diferencia y los derechos de otros respecto a ti



El mes de Ramadan es para enseñar a la gente cómo compartir.  Una de las cosas más grandes en este mes es que la gente se invita entre sí a sus casas.  Preparan cenas.  Rompen el ayuno juntos.  Rezan juntos y hacen diferentes actividades.  Es diferente a los otros días.

Debemos tratar de ser así.  Debemos hacer nuestro mejor esfuerzo.  Debemos hacer algunos esfuerzos al menos para estar juntos para romper el ayuno, y para comprender que esto es diferente.

De otro modo, si lo dejas pasar como los días ordinarios y los meses ordinarios, puede que no recibas las bendiciones por ello, y serás considerado responsable porque no sabemos lo que Allah subhana wa ta'ala ha preparado para nosotros; y si no nos movemos hacia adelante para conseguirlo, entonces quizá no seamos capaces de llegar a esa gente ya que lo que Allaha ha preparado para nosotros no es solo para nosotros. Hay tantos derechos de otros involucrados dentro de esto.  Y debemos ir al Día adel Juicio con esa carga.  Esa carga es una carga pesada.

Cuando Allah te da el respetar y tomar cuidado de los derechos de otras personas sobre ti, si no lo haces es una carga pesada para el Día del Juicio.  Nadie quiere ir a ese lugar con esa carga.



Iftar diario, cena de Ramadan, en la dergah osmanli de Sheykh Abdul Kerim


* * *


Debemos hacer la diferencia en este mes.  Este mes es un mes sagrado, un mes sagrado para la Nación de Muhammad (saaws).  ¡Para nosotros!  Allah dice: "Esto es para ustedes, un regalo.  ¡Para que tú hagas la diferencia!".  Debemos hacer la diferencia de todas las maneras.  No sólo en comer y beber.  

Yo digo algunas cosas un año y el siguiente año ya no las digo.  Y observo las actividades.  Cómo es que ocurren.  Esperé hasta el último minuto y no le dije a nadie: "¿estás haciendo la diferencia?"  Esperé, esperé y esperé y no ocurrió nada.  Hoy digo: "¿Qué ha ocurrido? ¿Estás haciendo la diferencia?"  No hay diferencia, ¿donde?  No hay luces, no hay nada.  Cada año [en las afueras de la dergah] pongo luces de Ramadan.  En todos lados, luces con diseños lindos.  Este añao digo que aquí hay [viviendo en la dergah] cinco o seis personas.  'Déjenme voltear mi rostro hacia otro lado a ver si alguien lo está haciendo' (pienso).  No.  ¡No hay pasión!  ¡Ashq!  No hay nada allí.  Al menos me aseguro de que en los días sagrados y en las noches sagradas al menos pongo luces frente a mi casa [al lado de la dergah] ... ¿lo ven ahora? 

No sólo en la dergah.  También debes hacer la diferencia en tu casa.  Especialmente en este país [no musulmán], debes hacer la diferencia frente a tu casa.  Coloca algunas luces y enciéndelas.  "¿Oh, qué hace esa gente allí?, todavía no es navidad"  "Ramadan", diles.  "No es navidad, es Ramadan".  Haz la digferencia.

Éste es el modo más simple de hacer la diferencia.  Hazlo diferente de cualquier modo posible de modo que Allah y Su Profeta (saaws) estén complacidos con nosotros.  Si Allah y Su Profeta (saaws) están complacidos con nosotros, ¿qué más necesitamos?



Palabras de Sheykh Abdul Kerim Effendi.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario