lunes, 13 de abril de 2009

Profecías en la Biblia acerca del Islam - 1


Empezamos aquí nuestra serie de posts acerca de las profecías de la Biblia acerca del Profeta del Islam, nuestro Sayyidina Muhammad, que la bendición y la paz de Allah sean con él.

Mencionemos en calidad de nota previa que, como musulmanes, la Revelación del Sagrado Corán nos informa que los textos que conforman lo que se denomina la Biblia han sido alterados. Conocemos esto 1,400 años antes de que los estudios de crítica histórica de la composición de la Biblia hayan mostrado por su parte -cosa que conocen y admiten hoy los teólogos, incluyendo los teologos y los obispos católicos- que en efecto el texto actual de la Biblia ha sufrido interpolaciones, interposiciones o 'correcciones' convenientes de manos interesadas. Estos hechos son ampliamente conocidos, desde hace varias décadas, enrre los círculos de estudiosos de la Biblia.

Sin embargo, reconocemos no obstante ello que incluso el texto actual de la Biblia contiene, con todo, muchas verdades originales.

En ese sentido, pasamos a mostrar cómo la Biblia actual, a pesar de las distorsiones que se le han introducido, no deja de señalar el advenimiento de un gran profeta, el cual es descrito de una manera que coincide singularmente con el Profeta del Islam.

* * * * *

(Del libro: Una Breve Guía Ilustrada para Entender el Islam, con leve edición de nuestro equipo de redacción)

Las profecías bíblicas sobre el advenimiento del Profeta Muhammad son evidencia de la verdad del Islam para las personas que creen en la Biblia.


En Deuteronomio 18, Moisés afirmó que Dios le dijo:

Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que Yo le mandare. Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en Mi nombre, Yo le pediré cuenta. (Deuteronomio 18:18-19 RVR1960). (1)


Concluimos de estos versos que el profeta a ser mandado por Dios debe reunir las siguientes tres características:
1) Él será como Moisés.
2) Él será de entre los hermanos de los israelitas; o sea los ismaelitas.
3) Que Dios pondrá Sus palabras en la boca de este profeta y que éste declarará lo que Dios le ordene.

Examinemos las tres características más a fondo:

1) Un profeta igual a Moisés:

Difícilmente han existido dos profetas que hayan sido tan parecidos como Moisés y Muhammad, la paz sea con ambos.

- Ambos recibieron una legislación sagrada con un código de vida, pero ése no fue el caso de Jesús.
- Ambos se enfrentaron a sus enemigos y obtuvieron una victoria visible sobre los ejércitos enemigos, pero ése no fue el caso de Jesús.
- Ambos fueron aceptados como profetas y fueron profetas-gobernantes y hombres de estado, mas ése no fue el caso de Jesús.
Otra similud fundamental entre Moisés y Muhammad, la paz sea con ambos, es que ambos nacieron fruto de la bendita unión de sus respectivos padres y madres, a diferencia de Jesús, la paz sea con él.

Por ello, el Profeta Muhammad es más parecido al Profeta Moisés que Jesús, la paz sea con todos ellos, con relación a los puntos anteriormente mencionados.

Uno también se da cuenta al leer el evangelio de Juan que los judíos estaban esperando el cumplimiento de tres distintas profecías. La primera era la llegada de un Mesías. La segunda era la venida de Elías. La tercera era la venida del Profeta. Esto se hace claro debido a las tres preguntas que le fueron hechas a Juan el Bautista:


... Los Judíos de Jerusalén habían enviado donde Juan algunos sacerdotes y levitas para que le preguntaran: "¿Quién eres tu?". Juan acepto decírselo y no lo negó. Declaró: "Yo no soy el Cristo". Le dijeron: "Entonces, ¿quién eres?, ¿Elías?" Contestó: "Yo no soy Elías". Le dijeron: " ¿Eres el Profeta?". Contestó "No". (Juan 1:19-21)


Si buscamos en una Biblia que tenga referencias encontraremos en las notas marginales que las palabras 'el Profeta' en Juan 1:21, se refieren a la profecía de Deuteronomio 18:15 y 18:18. (2) Concluimos de todo esto que la profecía de Deuteronomio 18:18 no se refiere a Jesús sino a Muhammad.

2) De entre los "hermanos" de los israelitas:

Abraham tuvo dos hijos, Ismael e Isaac (Génesis 21). Ismael se convirtió en el padre de la nación árabe, e Isaac se convirtió en el padre de la nación judía. El profeta del que habla Deuteronomio no proviene de entre los judíos mismos; sino de entre sus hermanos; o sea los Ismaelitas. Muhammad , un descendiente de Ismael, es de hecho este profeta.

También Isaías 42:1-13 habla sobre el siervo de Dios, Su "Siervo" y "Escogido" quien habrá de traer una Ley.


"No se desanimará ni desfallecerá hasta que haya establecido en la tierra la justicia, y su ley esperarán las costas" (Isaías 42:4 LBLA)


El versículo 11 conecta a ese esperado mensajero con los descendientes de Cedar. ¿Quién es Cedar? Según Génesis 25:13, Cedar fue el segundo hijo de Ismael, el ancestro del Profeta Muhammad .

3) Dios pondrá Sus palabras en la boca de este profeta:

Las palabras de Dios (el Sagrado Corán) fueron verdaderamente puestas o colocadas en la boca de Muhammad. Dios envió al Arcángel Gabriel para que le enseñara a Muhammad las palabras exactas de Dios (el Sagrado Corán) y le ordenó que las dictara a la gente tal y como las había oído. Las palabras no son, por lo tanto, suyas. Estas no provenían de sus propios pensamientos, sino que fueron puestas en su boca por el Arcángel. Durante la vida del Profeta Muhammad, y bajo su supervisión, estas palabras fueron memorizadas y escritas por sus compañeros.

También, esta profecía en Deuteronomio menciona que este profeta hablará las palabras de Dios en el nombre de Dios. Si damos un vistazo al Sagrado Corán, encontraremos que todos sus capítulos, excepto el Capítulo 9, están precedidos o empiezan con la frase, "En el nombre de Dios, el Misericordioso, el Compasivo."

Otra indicación (aparte de la profecía en Deuteronomio) es que Isaías relaciona al mensajero conectado con Cedar con un nuevo cántico (una escritura en un nuevo idioma) que ha de ser cantado al Señor (Isaías 42:10-11).

Esto se ve mencionado más claramente en la profecía de Isaías: "y en lengua extranjera, El hablará a este pueblo" (Isaías 28:11 LBLA).

Otro punto relacionado, es que el Sagrado Corán fue revelado en diferentes lugares y por partes a lo largo de un período de 23 años. Es interesante comparar esto con Isaías 28 que habla sobre lo mismo:


"Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá." (Isaías 28:10 RVR1960).


Note que Dios dijo en el verso anterior a la profecía en Deuteronomio 18:18, "Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta". (Deuteronomio 18:19 RVR1960). Esto significa que quien cree en la Biblia debe creer en lo que este profeta dice, y este profeta es Muhammad .

--------------------------
NOTAS DEL TEXTO

(1) Algunos de los versos en este capítulo han sido tomados de la Biblia Reina-Valera de 1960 (RVR1960); y otros han sido tomados de La Biblia de las Américas (LBLA) .
(2) Ver las notas marginales sobre el versículo 1:21 del evangelio de Juan en cualquier Biblia con referencias.

1 comentario:

  1. Salam aleikum,
    buen articulo, ... he encontrado un video sobre la Mekka muy interesante: http://www.youtube.com/watch?v=N6cng85FwcA
    Saludos

    ResponderEliminar