viernes, 25 de febrero de 2011

Cabello del Santo Profeta


Que Allah aumente Sus Bendiciones y Paz sobre nuestro Maestro y Su puro siervo y Mensajero Muhammad.

Ibn Sirin (uno de los Tabi'in) dijo:
Tengo en mi posesión un cabello del Profeta (saaws) y es más precioso para mí que el oro y la plata y todo lo que está sobre la tierra y dentro de ella".

(Narrado por Bukhari, Bayhaqi -Sunan kubra- y Ahmad)


***


UN SOLO CABELLO DEL SANTO PROFETA


En el Sahih Muslim (Kitab al-Hajj) se narra que el Profeta Muhammad (saaws) distribuyó su cabello entre los Sahaba (los Compañeros), al cortarlo en Mina. Cada Sahabah tomó uno por la bendición que viene con ello.


En el Sahih al-Bukhari (Kitab al-Libas) se narra que Sayyida Umm Salma tenía con ella un cabello de su amado esposo, el Profeta Muhammad (saaws). Siempre que alguien estaba enfermo, ella remojaba el cabello en el agua, daba de beber esa agua a la persona y ésta quedaba curada.

Khalid ibn al Walid (conocido como la Espada del Islam por sus extraordinarias y continuas victorias siempre que estuvo en los campos de batalla), que Allah esté complacido con él, perdió un qalansuwah (prenda que cubre la cabeza, o fez) durante la épica batalla de Yarmuk, que enfrentó al ejército de 35,000 musulmanes contra el poderoso ejército de 400,000 súbditos del imperio romano bizantino.

Ante la pérdida de su fez, Khalid ibn al Walid le pidió a la gente que le ayudaran a encontrarlo y lo buscaron con insistencia hasta que lo encontraron.  Vieron que era un fez viejo y encontraron extraño que Khalid ibn al Walid hubiera insistido tanto en hallarlo.

Él les dijo:

"El Profeta -saaws- realizó 'Umrah y después cortó su cabello.  Corrí con la demás gente a conseguir algo de su cabello.  Obtuve algo de su cabello de la parte delantera de su cabeza, que puse en este fez.  Cada vez que he ido a una batalla con este qalansuwah, Dios me ha concedido la victoria"

(Narrado por al-Bayhaqiyy en su libro Dala'il an Nubuwwah, Pruebas de la Profecía -de Muhammad, el Mensajero de Allah-).

* * *

Abajo, una foto de Sahib-us-Sayf Sheykh Abdul Kerim Effendi Hazleteri sosteniendo en sus manos un cabello del Santo Profeta (saaws), en la celebración del Mawlid del año 1432 Hijri (2011 era común) en la Dergah Osmanli Nakshibendi Hakkani de Maulana Sheij Nazim al Hakkani (qs) en las montañas Castkill de Nueva York.

Y otra, en la cual el cabello del más amado de Dios -saaws- está en lo alto de su musalla.






miércoles, 23 de febrero de 2011

Islam en Perú - Los rostros de una nueva época


El Islam en el Perú avanza.

De la mano de Sheykh Abdul Kerim Effendi Hazleteri, khalifa de Maulana Sheij Nazim al Haqqani (qs), nuevas voces expresan la sumisión a Dios Altísimo, Glorificado y Exaltado Sea, y el reconocimiento al Sello de los Profetas, la Corona de la Creación, el más amado de Allah, Sayyidina Muhammad, sallallahu alayhi wa sallam.

¿Cómo ser musulmán y ser peruano? ¿Hay conflicto de identidades?  ¿Existe una identidad propia de musulmanes latinos?

Nuestra identidad es clara: Somos creación de Allah, y Él es nuestro Señor.  De Él venimos y a Él volvemos.

El Destino y la Guía de nuestra tierra natal, sólo le corresponde al Soberano de los Mundos.

Para el Perú, y para Latinoamérica, sólo hay una salida:

No es el Capital.  No es la Democracia.  No es la Universidad.

No es el secularismo ni el ateísmo.

No es una religión cuyo período ha pasado, ni ideologías o filosofías al ritmo de una moda tristemente incapaz.

Es únicamente:

Volverse al Creador y Señor Absoluto, glorificado y exaltado sea, y recorrer la senda de los Enviados de Dios, la paz sea con ellos, tal como nos viene mostrada para esta época de la mano del primero de ellos en ser creado y el último en ser enviado, el depósito de la sabiduría de todos los Profetas, Muhammad, siervo humilde y único de Dios, enaltecido en su servidumbre con rango de honor ante el Único y Elevadísimo.  La paz sea con él, su bendita y pura familia y sus compañeros todos.

Ése es el germen del cambio.

Y pronto vendrá el cambio.



Fotografía aparecida en la revista dominical Somos del Diario el Comercio,
de circulación nacional, el sábado 6 de febrero de 2011.













Nuestro Maestro:



Con el Gran Sheij y Polo del Islam:



Allah, no hay dios sino Él, el Viviente, el Sustentador. Ni la somnolencia ni el sueño Le afectan.
Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra.
¿Quién puede interceder por alguien ante Él, si no es con Su permiso?
Sabe lo que hay ante ellos y lo que hay tras ellos,
y no abarcan nada de Su conocimiento a menos que Él quiera.
El escabel de Su trono abarca los cielos y la tierra y no Le causa fatiga mantenerlos.
Él es el Elevado, el Inmenso.

Sagrado Corán, 2, 255

* * *

¡Vosotros que creéis! Temed a Allah y creed en Su mensajero
y os dará de Su misericordia doblemente,
os conferirá una luz con la que caminaréis
y os perdonará.
Allah es Perdonador, Compasivo.

Sagrado Corán, 57, 28


viernes, 18 de febrero de 2011

Sohbet: Las llamas de Medio Oriente nos conducen a un final








Se acabó, llegó a su fin. Por tanto, desde este Muharram hasta el siguiente nos han llegado estas noticias: en ese periodo, los turcos colapsarán, Damasco, Bagdad, Irán, Egipto, Libia, el Hijaz, Yemen, Sudán, Somalia, Pakistán y Afganistán también colapsarán. El Cáucaso colapsará.

Pregunta: “¿Habrá en su lugar nuevos líderes?”

No, este régimen está acabado, no pueden progresar más, se acabó, de hecho ya están en declive. Todos los países tienen este régimen terrible llamado democracia y se acabó, llega a su fin y no se puede mover más. Ahora están que se comen unos a otros, la gente está luchando una contra otra. Por ejemplo, hay dos partidos en Turquía, y a cada cual le disgusta el otro. Pero el orden que tiene uno es lo mismo que tiene el otro. ¿Qué beneficio trae eso? En lugar de democracia, vendrá la jerarquía, es decir el sultanato, la monarquía vendrá. En el sultanato, una persona es la que gobierna; ahora 1,000 personas no pueden gobernar. Se acabó, ellos han puesto todo en desorden.

Los alemanes también colapsarán, Francia ya está colapsando, España colapsará. Los británicos, ellos mantuvieron su imperio [bajo mantener la Casa Real -¿y la ascendencia sobre la Commonwealth?]; vendrán con más poder, después de que su majestad, el príncipe de la Corona, llegue al poder con plena autoridad. No escuchará o prestará atención a ningún parlamento. Los lores ya están de su lado. Va a barrer con el parlamento. Los Rusos se han vuelto locos, están por caer. También van a colapsar. China está hirviendo por dentro. Los japoneses mantuvieron su imperio. India se convertirá en uno. Afganistán también. Irán sera uno. Esa gente dañina en el Yemen, también desaparecerán y su imam (líder) regresará. Con respect al problema palestino: nuevamente uno vendrá al poder, un sultán vendrá al poder. ¿A quiénes va a gobernar? 10 países en el Medio Oriente. Con respect al Hijaz: en los días por venir en el año que viene, su situación se hará clara.

Para decirlo brevemente: el mundo está remeciéndose en este momento, se va a desgarrar y todos ellos caerán. No han podido llevar las cosas, no han podido gobernar. La gente no está complacida con la democracia, se ha convertido en un regimen opresivo y su period está acabado. Engañaron a la gente para llegar al poder. La gente se ha dado cuenta de eso, ellos (los líderes actuales) ni siquiera se aproximan al régimen previo del sultanato (-a lo que se logró o cómo se gobernó-). No tienen justicia ni misericordia, perdieron la mente. No hay ni conocimiento ni ciencia, no hay gentileza en ellos, su período está acabado, la gente ha visto su verdadera imagen, son solo basura. Estas personas son como los pies. Los pies no pueden reemplazar a la cabeza. Pero los pies se convirtieron en la cabeza, y la cabeza en los pies. Hicieron lo opuesto. Lo que llaman democracia convierte a los pies en la cabeza y a la cabeza en pies. Todos ellos estarán bajo maldición. Serán maldecidos. Todos ellos son opresores, y todos ellos acabarán, ni siquiera uno sobrevivirá.

Wa min Allah at taufiq (y de Dios viene el auxilio), Fatiha.

Ya no pueden hablar más. Traduzcan esto al inglés e informen todos a su alteza el príncipe: no tengas temor y el buen final es para el piadoso.

Al final, el poder está en las manos de la gente de rectitud. Ni siquiera una de esas basuras sobrevivirá. Todos serán barridos. Su única ocupación es matar a la gente, destruir países. Éstos son los opresores, son tiranos. No respetan la religión y no aceptan los libros sagrados de Allah el Todopoderoso. Todos ellos serán destruidos.

¡Oh nuestro Señor, Tú sabes más, nos das permiso y podemos barrerlos! Podemos arrollarlos. Si le doy permiso a Sheikh Mehmed Effendi, él puede barrerlos, él es como un dragón. He llegado ahora a este punto, de solo dar de gritos a la gente, así, ése es mi deber, otras gentes de santidad (awliya) no hablan acerca de esto. Nunca les he visto hablar acerca de esto. Tal como se dice ‘la pluma –de escribir- ha sido levantada, se ha levantado para él, de modo que puede decir lo que quiera, puede hablar, pero habla la verdad’.

¡Oh gentes de santidad! Las gentes de santidad pueden hablar, pero ustedes cambian de la noche a la mañana, y no dicen ni hacen lo que ellos dicen, y después dicen que sí hay un shaykh, que él está autorizado.

Pregunta: “Éstos cambios, ¿cada cual puede hacerlos por sí mismos, o sólo una cuanta gente?”

Por cierto, antes había lo que llamamos “musqa”, están conectados unos a otros, cuando uno de ellos se levanta, el segundo se levanta, así, marhaba, ¿comprendes?

[Nota: Sheykh Maulana da aquí una explicación de las ocurrencias de hecho, no una autorización a participar en las revueltas, explicando el modo que ahora estamos viendo ocurrir. Ha dado asimismo la forma permitida y propia, bajo protección, por la cual contribuir al cambio, en su sohbet respecto al dhikr: ¡Hasbunallah!, ¡Rabunallah!, entregado a las naciones. El dhikr levantará, con el permiso de Dios, el auxilio de las gentes de rectitud (que son ahl al tasarruf), para llevar bajo autorización divina la sustitución del tirano. Hay permiso concedido para atender al llamado de ese dhikr, pero las gentes, explica Shaykh Maulana, prefieren la vía de los animales, profiriendo gritos y comportándose bajamente en las calles, han olvidado el adab, el Auxilio Divino y la oración al Señor Todopoderoso que, en un solo segundo, es capaz de reemplazar a cualquier tirano mortal]

Oh mi Señor, wa min Allah at taufiq.

El próximo año -2011- es Hajj al Akbar [la Peregrinación a la Meca cuyo día central, de Arafat, ocurre en día Viernes], se sabe que el Dueño de esta época (Sahibuzzaman) [un título de honor por el que se conoce al Mahdi, as] viene en Hajj al Akbar. Después de este Hajj al Akbar hay siete años más hasta el próximo. Este mundo no puede tolerar otros siete años [con tanta tiranía], por tanto, mi corazón encuentra confort, de que el próximo año waqfa (Arafat) es un Viernes. Y tengo la esperanza de que en ese waqfa (Arafat) el Imam Mehdi pueda aparecer y dirán el takbir. ¡Oh mi Señor, Tú conoces mejor. Tú tienes [a ti te pertenece] la orden!

Bajo esa tormenta [de tiranía], estamos fuera de nuestros sentidos, pero qué podemos hacer, no amamos las malas cosas, no queremos la opresión, no queremos a los opresores, no aceptamos la opresión, y por tanto nos encolerizamos, pero no hay nada en nuestra mano. Sólo decimos: “que Allah no nos deje en la mano de los opresores; podemos no dejar ni siquiera a uno solo vivo sobre la tierra”.

Fatiha.

Grito, grito a ustedes.

Ya me ha entrado el sueño. Es suficiente. Lávense las manos y vayan también a dormir.



Sohbet dado en Chipre, el 24 de noviembre de 2010


Original en turco, traducido al inglés.  El video original, con subtítulos al inglés, puede verse aquí.

La transcripción en inglés: aquí.



Biz Osmanliyiz

lunes, 14 de febrero de 2011

¡Mawlid Mubarak Olsun!


Un nuevo Mawlid, la conmemoración del nacimiento del Sello de los Profetas, la paz y bendiciones de Dios sean sobre él, ha llegado.  ¡Mawlid Mubarak Olsun!

Que este Mawlid del año 1,432 incremente nuestro amor y lealtad al Líder y Luz de los Profetas, el Primero en ser creado y el Último en ser enviado, el único que llegó y nunca dejó al Señor Único y Altísimo, Rey de toda la Creación; aquel siervo amado, lo primero en ser creado, de cuya Luz Dios Altísimo sacó por el Poder Divino y la Orden de ¡Sea! y Fue, el Cálamo, el Trono, los Cielos y la Tierra, los ángeles, los jinnes, los seres humanos y toda criatura que adora a su Señor.

Que tu intercesión, que Dios Altísimo Te ha prometido escuchar y atender con preferencia a todo otro intercesor autorizado por Dios, intercesión suficiente para la Creación, Oh Amado, nos beneficie en esta vida, en cada respiración, y en la otra vida, hasta el Día del Juicio. 

No tenemos limpieza en el corazón, ni suficiencia, ni penitencia aceptable, Oh Mensajero de Dios, para pedir tu intercesión directamente.  Que Dios Altísimo nos acepte pedirla a través del favor y la capacidad de intercesión que tu Todopoderoso Señor, glorificado y exaltado sea, te ha concedido disponer y permitir para tus amigos fieles, los siervos puros de Dios, los awliya rendidos a tus pies, Oh Maestro de todo maestro, Oh Profeta original de cuya profecía deriva el rango de todo otro Noble Mensajero y Profeta, Oh Fuente de donde todo ángel y Profeta bebe para acceder al conocimiento y favor del Todopoderoso, glorificado y exaltado sea.

Oh Dios Altísimo, Señor de los Más Bellos Nombres, Todopoderoso, Todosapiente, el Más Misericordioso de los misericordiosos, a ti acudimos como miembros indignos y oscuros de la Comunidad de Tu Mensajero Amado, el Elegido, Ahmad Muhammad al Mustafa, Rahmatalil 'alamin, miseriordia de todos los mundos, suplicando un incremento, propio de tu Cualidad y Generosidad Divinas, incremento sin limitación de antes y después, sin magnitud que permita un menos o un más, de Tus Divinas Bendiciones y Paz, a ser entregadas, como aumento de dicha en su noble espíritu, en el Reino por encima del Árbol del Loto, más allá del Trono, en la inefabilidad más allá de los 70,000 velos, más allá de todas tus innumerables creaciones, en el secreto del secreto del secreto del secreto, donde sólo impera Tu Gloria y Majestad Divinas, Ya Allah, Ya Subhan, Ya Sultan, Ya Rahman, de modo que sean derramadas por Ti mismo, como desde lo pre-eterno y por todo lo eterno, sobre tu siervo humilde, aquel postrado ante ti, aquel aceptado ante Ti, el único ante Ti,  sobre tu amado Muhammad, el Digno de Tu Nobilísima Confianza.

Y esta misma súplica, bajo el auxilio espiritual de aquel que nos lo representa como wali muhammadi en esta época, te la dirigimos no por cuenta nuestra sino por su rango y su mérito y su valía propios, conocidas de este mundo por creyentes e incrédulos, celebradas en los Cielos y los océanos, proferida bajo su ala generosa que le has permitido extender sobre los Creyentes en Ti, Oh Señor de todo lo Existente.

Y miles de veces lo suplicado.  Y miles de veces más.  De modo que no haya bendición ni anterior ni posterior sobre el corazón de nadie que Te atestigüe, sea de entre los ángeles, de entre los seres humanos, o de entre los Tronos y las maravillas de todas Tus innumerables creaciones, que siquiera jamás semeje el regalo concedido en Tu Instante, Divino, que todod lo cubre como la belleza de tu Rostro cubre la insignificancia de este mundo.

Bendiciones y paz para él, en todas las lenguas, en todos los actos, en todos los inicos y todos los finales.  ¡Exalta su Rango en Ti Divina Presencia, Oh Señor de todos los mundos, y concédele aún más, pues ciertamente Tu Generosidad sobrepasa, como lo infinito sobrepasa lo finito, la súplica de todo suplicante en cualquiera de los mundos.

Y perdónanos por esta gracia derramada, y acéptanos, y haznos defender el estandarte suyo, y su nombre, y su honor, y la gloria y perfección de su camino, y haznos caminantes firmes en su Vía agraciada, y haz de él, Oh Señor Misericordioso, el día de nuestro día y la noche de nuestras noches, haciendo de su khalifa, de su representante entre los awliya para nosotros, la realidad del día de nuestro día y la realidad de la noche de nuestras noches, en un círculo de entrega y de lealtad, que de principio a fin sea bendecido con las luces de su rango.

Por Ti, Oh Señor Altísimo, Oh Allah, Oh Señor de los necesitados, por él, y por nosotros, y siempre y desde siempre sólo por Ti.

As salamu alaika Ya Rasulullah

As salamu alaika Ya Habibullah

As salamu alaika Ya Rahmatalil 'alamin

Amin

Amin

Amin

Bi hurmatil Habib

Bi hurmatil Fatiha



Vínculos relacionados:

Amor al Mensajero de Allah (BP): http://peru-islam.blogspot.com/2010/02/amor-al-mensajero-de-allah-bendiciones.html

Hechos notabales ocurridos durante el nacimiento del Profeta (saaws): http://peru-islam.blogspot.com/2009/03/hechos-notables-ocurridos-durante-el.html

domingo, 13 de febrero de 2011

El secreto de la felicidad y las puertas de la miseria




Del Jutba de Sheykh Abdul Kerim Effendi Hazleteri, que Allah derrame bendiciones sobre su corazón, el 9 de mayo de 2008, en la Dergah Osmanli Nakshibendi Hakkani de Gran Sheykh Maulana Nazim al Hakkani, desde las montañas Castkill, en Nueva York:


Él (Al-lah, Dios Altísimo), nos está observando, 24 horas al día, y pregunta a sus ángeles:

'¿Cómo está mi siervo?

'Ohh, ese siervo se está quejando'.

'Entonces hagan las cosas algo más difíciles para él.  Cierren más puertas para aquel que está quejándose.  Quiten las puertas que son más fáciles para él, retiren esas puertas porque se está quejando'.

'¿Cómo está mi siervo?'

'Oh, aquel está muy contyento contigo Ya Rabbi (oh Señor)'

'¿Con todas estas dificultades que le he dado, todos estos problemas que le he dado, aún así está contento?'

'Así es, Ya Rabbi.  Está contento'.

'Bien.  Abran(le) por tanto sus caminos'.

Así es como es.  El hombre se hace todo a sí mismo.  No se lo hace a nadie más.  Y el hombre está ganando su paraíso o su infierno que lo está esperando.  Allah, subhana wa ta'ala, nos habla, diciéndonos: 'No te hemos creado para el infierno.  Te hemos creado para el Paraíso.  Y tienen que fijarte en esa puerta.  Debes mantener tus oraciones y ser paciente'.  En otros setenta lugares diferentes (aleyas del Sagrado Corán) Allah subhana wa ta'ala nos ordena: 'Mantén tus oraciones y sé paciente; mantén tus oraciones y sé paciente; mantén tus oraciones y sé paciente'.

(...)

Así que debemos evaluarnos.  Quejándose día y noche.  Chéquenlo.  ¿Tienes inteligencia?  No.  Completamente cero.  El hombre que se queja no tiene inteligencia.  'Pero no me quejo con la boca'.  Te estás quejando con la acción.  Di, que no estás contento con tu Señor.  No es otra cosa.  Toda situación que le pasa al hombre es con la orden y la voluntad de Allah, subhana wa ta'ala.  Él te está poniendo en medio de ello para ver qué vas a hacer.  Ése es el momento de la prueba para ti y millones de personas están fallando.  Corren sin parar a la máxima velocidad pero cuando se trata de la pruba, se caen al suelo.

La inteligencia nos ordena, así es, cuando miramos alrededor, ¿por qué nos estamos quejando?  La queja viene porque somos demasiado ciegos para ver lo que está ocurriendo a nuestro alrededor a otra gente.  Cuando mires a otra gente encontrarás suficiente para decir 'Alhamdulillah Ya Rabbi'.  Si no encuentras ningún lugar a donde observar, anda a los hospitales.  Digo esto muchas veces.  Anda a los hospitales y observa.  Mira lo mucho que la gente está sufriendo y dite a ti mismo 'Ése podría ser yo'.  Y si no es hoy día, quizá mañana, ya que la persona que no está contenta consigo misma, con la situación en la que Allah le ha puesto, ése es su fin.  O anda a los cementerios.  Siéntate y observa.  Pero la gente del siglo XXI también se está escapando de los cementerios.  Ponen los cementerios fuera de la ciudad.  No quieren recordar nda (no quieres recordar la muerte).

Anda a las cárceles y mira a la gente allí.  Dite a ti mismo '¿Tengo algo para quejarme?' Viene otra gente y te toma.  Te pone en un cuarto pequeño y te encierra allí.  Que seas culpable o no, no interesa.  Te encierran allí.  ¿Te gusta esa situación?  Si te gusta esa situación, continúa quejándote.  Si no, di: '¡Gracias Ya Rabbi! (oh Señor).  Estás contento conmigo y yo estoy contento contigo.  Yo estoy contento contigo y tú estás contento conmigo'.

Como Musa (Moisés), la paz sea con él, dijo: 'Ya Rabbi, ¿cuándo estarás contento conmigo'?  Y le dijo: 'Es muy fácil oh Musa.  Cuando tú estés contento conmigo, yo estaré contento contigo'.

Cuando te quejas y muestras tu tristeza esto muestra que no estás contento con tu Señor.  ¿No estás contento con Allah?  Hmmm.  Si Allah no está contento contigo, el mundo entero va a romperse encima de tu cabeza.  En ese entonces, a dondequiera que te vuelvas, se van a cerrar las puertas.  Así que estáte feliz.  Estáte contento con Allah subhawa wa ta'ala.  Estáte contento con la situación en la que te ha puesto.

En realidad, Él no te ha puesto allí.  Tú te has puesto a ti mismo en esa situación.  Si hay ciertas áreas (de problemas) por las que estás pasando, tú eres el que se ha puesto a sí mismo en esa situación.  Checa hacia atrás, el pasado, por qué caminos entraste, y comprenderás cómo es que has entrado a ese camino.  Y Allah subhana wa ta'ala nos está enviando ... ya que nos está enviando la inteligencia, y después nos envía Sus profetas, nos envía Su Shariat (Sus Leyes), diciéndonos: 'A fin de proteger esa inteligencia tienes que usar esta Shariat, estas leyes que estou poniendo sobre ti.  Si no usas estas leyes, si no vives de acuerdo a estas leyes, no vas a ser feliz'.

Pero tú estás mirando a la gente que está en el otro lado.  Y miras en la televisión o en las calles, miras 'jajaja, jejeje', miras a la gente riéndose, sonriendo.  ¿Crees que son felices?  Mira y obsérvalos 24 horas.  Mira lo que les está ocurriendo en sus vidas.

Aquella gente que está desconectada de Allah y de su Profeta (sws), es imposible para ellos ser felices.  Aquella gente desconectada de Allah, de su Profeta (sws) y de sus awliya Allah, es imposible que encuentren los caminos, el camino de regreso al camino de donde hemos venido.

Allah subhana wa ta'ala no nos envió a este mundo a estar preocupándonos con la necedad, con la estupidez de este mundo.  No nos envió a este mundo a estar preocupándonos con lo material de este mundo.  No nos envió a este mundo a estar preocupándonos: 'Oh, he perdido mi carro' u 'Oh, he perdido mi negocio' o 'he perdido mi casa'.  No deberías preocuparte con eso.

Si no quieres perderlo entonces debes pensar antes.  Cuando Allah te está dando algo, debes saber cómo mantenerlo firmemente.  Y el único modo de mantenerlo firmemente es cuando lo estás usando por la causa de Allah.  Si no lo usas por la causa de Allah, se va a ir.  Se va a perder.  Un día te vuelves a la derecha y la izquierda y va a desaparecer de tu mano.  Y ésa es otra área que se abre para que tú seas capaz de comprender y decir: '¡Gracias Ya Rabbi!  Me has hecho despertar con esto.  Me lo estás quitando.  Me has despertado de esto'.

De otro modo, si la persona no está siendo agradecida con su Señor, sólo está siendo un individuo necio y arrogante.

(...)

Estas palabras son para ti, para mi y para toda la humanidad.  Ha sido así.  Es así.  Y será así.  Nunca va a cambiar.  No crean que este mundo, que se está volviendo loco, la gente que se vuelve loca corriendo hacia atrás y adelante, corriendo a hacer un cambio y que algo va a cambiar.  Nada va a cambiar.  Las leyes están allí.

Los profetas vinieron.  Hicieron su trabajo.  Allah subhana wa ta'ala completó Sus órdenes por medio de Sus profetas, completó Sus Libros, y nos dice: Si quieres seguridad, si quieres paz, debes seguir estos libros.  Debes seguir esos profetas.  Debes seguir a aquellos que siguen las huellas de los profetas.  Si no les sigues, si no sigues sus órdenes, puedes dormir con ellos en la misma cama pero no vas a ser feliz.  La felicidad no te va a alcanzar.  Puedes sentarte en el mismo lugar con ellos pero no vas a ser feliz.  La felicidad no va a entrar en ti porque te estás construyendo otro mundo para ti mismo con tu modo de pensar egoísta una vez más de 'Ah, vivo aquí pero piendo acerca de esta Dunya (el mundo)'.

Piensas en Dunya.  Hoy veo a muchas gente que está de la misma manera en las dergahs y las tariqats.  Se sientan en la dergah pero están preocupándose acerca de lo que está ocurriendo fuera.

¿Por qué te estás preocupando de lo que ocurre fuera?  Ándate afuera.  Quédate allí.  Húndete alli y quizá un día vayas a comprender y vayas a darte cuenta que 'Sí, oh la dergah es parte del Paraíso'.  Si la persona no está contenta en el Paraíso, ¿dónde va a estar contenta?  Quizá en el infierno ya que aún no ha probado el infierno.  Así es.

Así que en estos días la gente en oriente y occidente, norte y sur, no pueden sentarse en las mezquitas.  Aquellos que rezan, corren al último minuto a las oraciones, rezan rápido y después corren afuera.  ¿Qué hay afuera?  ¿Qué hay allí?  Jóvenes y viejos, todos corren en los mercados.  Los mercados estásn repletos repletos con shaytanes.  Hah, ésa es la razón de por qué te contentas.  Por tanto estás contento con el Shaytan.  Hah, entonces estarás yengo con el shaytan a ese infierno.

(...)

Así es, la humanidad debe prepararse a sí misma para lo peor.

Pronto no habrá agua.  Aquellos que no muestran respeto al agua no van a encontrar agua.  Van a morir de sed.  Aquellos que no muestran respeto al aire, no van a respirra el aire.  Van a morir por no respirar.  Aquellos días se están aproximando.  Si crees que ahora está mal, siéntate y espera.

Si estás contento con Allah, entonces Allah es suficiente para ti.  Él es capaz de salvarte en cualquier lugar.  Entonces Él te enviará aire especial y agua especial.

Manténte a ti msimo en ese camino, mantén tu fe de ese modo y hallarás seguridad en Dunya y Akhirat (en esta mundo y la otra vida).  Si no mantienes ese camino, entonces tus problemas no van a acabar.  Apenas si están empezando.

Wa min Allahu tawfiq.

Bi hurmatil Habib

Bi hurmatil Fatiha.

sábado, 12 de febrero de 2011

El trasfondo de la crisis en Egipto


Acontecimientos de los que aprender.  ¡Egipto está hirviendo! ¿Te has preguntado por qué?  El año Hijri es 1432.  Éste es el verdadero calendario del Islam.  El calendario artificial occidental es febrero de 2011.

Hay una razón para cada cosa.  Como dice nuestro antiguo dicho: “No le cae un problema al siervo hasta que se vuelve salvaje.” Eso significa que si la gente no estuviera pecando salvajemente, ningún castigo ni crisis habría caído sobre sus cabezas.



***

La gente de Egipto en el tiempo del Sultanato estaba gobernada por un gobierno basado en la religión y la Sharia Islámica [la Ley Islámica] y vivían en paz y satisfacción.

¿Qué ocurrió después?

El marxista judío de ascendencia desconocida, a fin de destruir el Islam y hacer del judaísmo el gobernante absoluto sobre la Tierra, y su gente, con sus principios comunistas inventados, la sofistería de la Libertad, Igualdad y Justicia, volvió a la gente de Egipto contra el Gobierno del Islam.  En un súbito levantamiento, en 2 horas, depusieron al despistado Rey fuera de Egipto.  Removieron el sistema de la Shariat y lo reemplazaron con la mentira llamada Democracia, y después aplastaron a la gente con el comunismo.

La gente de Egipto está pagando el precio por no haber mantenido su sultanato.  “¿Dónde está nuestro protector, nuestro generoso Sultán?”, si dicen lamentándose.

Aquellos que sean capaces de tomar (de allí) una sabiduría [aprender una lección], ¡tómenla!


Su Majestad Imperial, Rey Farouk I de Egipto y de Sudán, depuesto por una revolución infaista en 1952.


El texto presentado fue escrito para el Magazine Saltanat online de la tariqa naqshbandi, por Maulana Sheij Nazim al Haqqani (qs) (para el volumen 6, número 3, del 4 de febrero de 2011)

lunes, 7 de febrero de 2011

Creencias y Espiritualidad - Hinduismo y Budismo



Pregunta: Mucha gente parece estar interesada en el Budismo y el Hinduismo.  ¿Está esto en la misma línea?

Maulana Sheij Nazim:

Cada orden tiene una disciplina mística y todas éstas están en el mismo camino.  La pregunta es en qué nivel está (cada una).  Algunas son para gentes más simples y otras para comunidades más desarrolladas.  La disciplina budista e hindú son para niveles preliminares.  En nuestros días la gente no puede ser budistas o hinduistas para siempre.  La gente debería tratar de aprender sus lecciones del Budismo y el Hinduismo tan rápido como sea posible, recordando que estas religiones no pueden darles a sus seguidores más que lo que les dan.

Pueden ser caminos de inicio para incrédulos, pero una vez que ellos empiezan a creer en las religiones celestiales es tonto regresar al Hinduismo o el Budismo.  No les puede dar nada a los cristianos, los judíos o los musulmanes; sólo a los incrédulos.

Puede ser bueno para despertar los sentimientos de creencia en incrédulos si ello no creen en nada, si ni siquiera creen en un Creador, pero nunca puede ser suficiente como disciplina para un cristiano, un judío o un musulmán.

Los incrédulos que empiezan a estar interesados en el Budismo paso a paso empezarán a creer en algo.  Ese algo será invisible, ya que las cosas invisibles son algo en lo que sólo se puede creer.  Todo en lo que creemos es invisible.  Tú crees en Dios: invisible.  Crees en los ángeles: invisibles.  Crees en los jinn; invisibles.  La creencia en la otra vida es creer en algo invisible.  Una vez que la gente ha obtenido una apertura, será fácil creer en todas estas cosas.

Cuando voy al Sur de Asia, a Sri Lanka y a Singapur me encuentro con muchos budistas y ya que ellos están creyendo en algo, es fácil para ellos venir al Islam.

Las creencias nos abren un nuevo mundo para cada uno.  Pero si la gente no cree, un inmenso e ilimitado mundo está cerrado para ellos.  Si ellos creen, ese mundo se abrirá.  Y ellos son libres de tener eso o no.


Palabras de Maulana Sheij Nazim a estudiantes de Shiatsu en Londres, el 01.03.1994.

Del libro: Power Oceans of Light.


* * *


Palabras de Maulana Sheij Nazim a propósito de un invitado que quería viajar a la India:

Aquí tenemos una grabadora. Ahora la gente las hace fácilmente, pero al principio tenían que descubrirse los principios con mucho trabajo duro. Ahora ya no es necesario que una persona que una las piezas entienda esos principios.

¿Filosofías India y China? Debemos buscar el mejor camino hoy en día en este mundo, y no pueden encontrar algo mejor que el Sufismo en el Islam. Todos los bienes indicados`por las religiones previas se hallan de una manera más completa en el Sufismo.

(...)

Debemos usar poderes espirituales. Tenemos espíritus, tenemos vidas, y no podemos explicar el secreto de ello, o de la muerte. Hechos reales que no puedes negar. ¿Cuál es el secreto? ¿Pueden explicarlo? Pero la vida existe. El hombre está orgulloso de sus conocimientos que son como una gota en un océano.

Debemos aceptar a los Profetas. Todo en nuestra vida se dirige hacia el desarrollo y la mejora. No estamos estudiando hoy los principios de las primeras máquinas. ¿Acaso no ha habido desarrollo en 4,000 años? ¿Para qué buscas a los místicos hindúes cuando tienes frente a ti al camino más desarrollado?.


De la compilación de discursos: Océanos de Misericordia, Volumen 2.

¿Para qué existen las tariqas sufis en el Islam?



La Sharia (Las Leyes Sagradas) da los mandatos, las órdenes y las reglas.  La Tariqat (la vía sufi) te da el adab de todas estas reglas.  La Tariqat hace que la gente ame el Islam.  La Tariqat hace que la gente sea capaz de degustar el sabor del Islam.  La Tariqat lleva a la gente a los significados del Islam.  La Tariqat lleva a la gente a la sabiduría de la Sharia.  La Sharia da el consejo, la tariqat lleva a la gente a la sabiduría del consejo.  La Sharia puede mostrar la foto de una persona, pero la tariqat te llevará a la persona.  La gente está frecuentemente objetando y preguntando para qué sirven las tariqats.  Éstas son las razones de las tariqats.



Palabras de Maulana Sheij Nazim en Pakistán, el 21.11.1991

(Del libro de compilaciones: Power Oceans of Love)

viernes, 4 de febrero de 2011

Sionismo, Masones, Democracias, Bilderbergers y el Islam



La era de los tiranos llega a su fin.  ¡Hasbunallah! ¡Rabbunallah! ¡Hasbunallah! ¡Rabbunallah! No hay poder ni fuerza sino sólo en Dios, glorificado Sea.

Nuestro Gran Sheij, Maulana Nazim al Hakkani, y nuestro bienamado Sheij Abdul Kerim Effendi han mencionado en diversas ocasiones que las democracias son instrumentos shaytanicos que funcionan como cobertores: encubren la realidad del poder detrás del espectáculo de los Congresos, los partidos y las instituciones oficiales.

Maulana Sheij Nazim ha dicho recientemente: ¡Todo aquel que forme parte de un Congreso es ciertamente un agente del shaytan!

También el sistema económico mundial es un ídolo que debe caer.  Nuestros Sheijs mencionan cómo el papel dinero o las monedas contemporáneas, el dinero electrónico, encubren asimismo a los verdaderos acumuladores de riqueza real, quienes se apresuran a protegerse de las crisis capitalistas acumulando oro en depósitos seguros.  La verdadera moneda en el Islam no es el papel moneda, sino el oro y la plata.

Todos los ropajes de Kufr, de la incredulidad que desafía las Leyes Divinas, encubren a los agentes de la injusticia, a los agentes del sistema del Dajjal, pero Kufr se está remeciendo en sus cimientos.

Como Sheij Abdul Kerim Effendi mencionó una vez: en este mundo sólo hay dos fuerzas: capitalismo vs. Islam.  Y a Allah pertenece el éxito.

¡Allahu Akbar!

Maulana Sheij Nazim, en referencia a las hipocresías y mentiras que se esconden bajo los sistemas políticos y económicos, mencionó con toda claridad:

"... Puedes crear muchas leyes, pero no puedes usarlas, ya que hay gobiernos subterráneos. Los gobiernos visibles no pueden hacer nada. No pueden impedir ningún mal porque todo mal es alimentado por esa mafia. Esa mafia controla los gobiernos y la policía y los ejércitos e incluso los número uno en todos los países están bajo sus pistolas. Deben hacer todo lo que esos demonios les dicen que hagan. Si no hacen lo que esa mafia de demonios les dice que hagan, no serán ni número uno ni número dos ni número tres ni tendrán poder alguno en sus manos. En Estados Unidos intentaron muchas veces crear reglas que impidieran el ‘veneno blanco’ [alcohol] o el ‘veneno rojo’ y muchas otras cosas, pero no funcionó"

A todo esto que yo decía, el entrevistador se mostraba de acuerdo. Así que le dije:

“Tú eres como mi nieto. No creas que la blancura de mi barba se debe a la harina. He estado observando desde el principio de la Segunda Guerra Mundial e incluso desde antes de eso hasta hoy en día todas las cosas y sé lo que ocurre alrededor de todo este mundo. Quizá muy poca gente conoce lo que está detrás de los velos, lo que verdaderamente está pasando. Yo lo conozco, porque Allah el Todopoderoso me ha dado la capacidad de ver incluso por debajo de la tierra y detrás de los velos ...”.
* * *

Frente a este panorama, tenemos el poderoso, el magno, el majestuoso y definitivo Islam.


Y en el Islam, hay quienes, como los grandes awliya, tienen autoridad y reciben la fuerza y el permiso espiritual para descubrir, advertir y, según proviene de la sabiduría e inspiraciones divinas, y observando los tiempos, propósitos y sabiduría oculta en los acontecimientos y todas las cosas, la orden asimismo de combatir los niveles más profundos del sistema shaytanico del Dajjal.





La esfera de actividad de ellos escapa a los límites de los intrumentos, ciertamente no requiere ni usa la tecnología ni organizaciones, no es del orden de lo habitual, pero es más cierta y eficaz que cualquier solución que que busque un ser humano librado a su propia comprensión y ego, más eficaz que lasa acciones de un ser humano común (comúnmente rebelde) que camina bajo el dominio de sus límites y su ignorancia, sin conexión espiritual con el Todopoderoso, glorificado Sea, y sin conocimiento ni de los tiempos ni de la sabiduría de las cosas.

En apariencia, los poderosos en el mundo circulan por las Casas Blancas, o Casas de Gobierno, o Congresos, o liderando movimientos, instituciones o hasta revoluciones.

Tras ellos, el poder escondido se mueve en flujos y reflujos en organizaciones o agrupaciones, de carácter y permanencia diversos, múltiples, interconectadas de modo complejo, con componentes tales como la Trilateral, el Club Bilderberg, organizaciones y círculos sionistas, círculos internos dentro de las grandes logias masónicas de países sobre todo del denominado primer mundo, agrupaciones de pocas familias incalculablemente ricas, etc. 

Y sin embargo, más allá de las apariencias manifiestas, tras ellos, muy parte y distantes de ellos, el verdadero poder radica únicamente en los siervos puros de Allah, aquellos que se han rendido totalmente impotentes ante el Creador de los Cielos y la Tierra, se sometieron a Aquel que gratuita y amorosamente los ha vestido con investiduras de honor y privilegio: los grandes awliya, la gente atribuida con poder (ahl al tasarruf).

¿Cómo? - se puede preguntar uno.

Sheij Abdul Kerim Effendi dijo una vez: No digan cómo.  Sus mentes no podrían ser capaces de comprender cómo.  No ya sus mentes, escuchen bien, sus espíritus no podrían ser capaces de entender cómo.  Simplemente, es así como es. 

Más de una vez, hemos escuchado con asombro decir al Sultán de los Awliya:

¡Kufr está (pisoteado) bajo mis pies!

O a Sheij Abdul Kerim Effendi, Sahib-us Sayf, el Dueño de la Espada, tal como Maulana Sheij Nazim lo ha llamado, decir también (refiriéndose a un servicio especial suyo al Sultan de los awliya):

"Si supieran lo que tengo contra ellos (contra esas mafias), enviarían ahora mismo sobre nosotros no a sus policías o agentes, y no una, sino hasta dos bombas atómicas, pero claro, me escuchan, y no soy más que un loco que está hablando tonterías.  ¿Cómo podría ser de otra manera?"

También dijo:

"Un solo creyente -ésa debería ser su certeza de fe-, un solo creyente verdadero podría transformar un país entero.  Pero claro, hoy los musulmanes, que dicen tener fe, ni siquiera son capaces de soñar con que eso sea posible.  Sin embargo, es algo totalmente cierto, tal como decía Umar ibn al Khattab, radiallahu anhu: el creyente es aquel que si ve que es el único mu'min y está rodeado por todos lados de Kufr, su fe le dice: aunque sea el único, mi Señor me basta para vencer a Kufr".

Ahora bien, más allá de las esferas de los awliya, en el Islam hay en segundo lugar aquellos que, apresados por las trampas del ego y los velos de dunya (este mundo), como es el caso de la inmensa mayoría de los creyentes, tienen apenas fuerza para mantenerse como musulmanes, o si algo más, para cambiarse a sí mismos (muchas veces apenas de modo muy limitado), y, según la fortaleza individual adicional, para realizar cambios en sus familias y, en lo posible, en sus comunidades inmediatas.  No más les es posible.  Todo otro intento, ante las circunstancias actuales y el diseño de las cosas, es sólo vanidad, ignorancia o malayani.

Los problemas del mundo, y con ellos la mafia encubierta por las democracias y la ONU, son algo que escapa por mucho al pequeño límite del poder calculadamente atribuido a las figuras de los Presidentes o Ministros, o cualquier organización política o movimiento social. 

Al haber, digámoslo así, un sistema de gobierno o poder internacionalizado en las sombras, con estructuras y componentes varios muy distintos a los formales y nacionales, ni las revueltas nacionalistas, ni foros de concientización, ni las protestas en las calles, mucho menos revelaciones en la web o wikileaks de cualquier tipo, son capaces de alcanzar y derrocar en la medida necesaria los verdaderos centros del poder oscuro que se cierne sobre la humanidad.

Por tanto, para el nivel del común de los creyentes, se requiere (¡y ya está próxima su hora!) del advenimiento de un único Sultán que como Amir al Mu'minin, Líder de los Creyentes, congregue las fuerzas dispersas, comande las filas de creyentes y produzca, en la esfera de lo manifiesto y visible, una restauración del Orden Divino y la Justicia y Compasión en el mundo.

Ya hemos ingresado a esa era.

La hora de los tiranos llega a su fin.

* * *

Por tanto, y dentro de las actividades en nuestra persona, nuestra familia y nuestras comunidades, según nos esté al alcance de la mano, ya sea solos -si no hay otra forma- o mejor rodeados de hermanos con corazón sincero igualmente hastiados de Batil, de la falsedad, el inconforme, el luchador, el anti-sistema, el crítico, el desencantado del mundo de hoy, el defensor de la verdad que observa con asombro la hipocresía descomunal del mundo, debe comprender con urgencia una primera verdad central , sin la cual no hay posibilidad de ningún éxito:

La verdad central que las gentes deben comprender es:

La illaha illa'Allah (no hay más que un Único Dios, sin padres, madres o hijos, Uno y Único).

Muhammadun Rasulullah (Muhammad es Mensajero de Dios).

Las Dos Luces.  El Islam.

Hay muchos que denuncian y critican a la masonería, a los Bilderbergers, el sionismo, las maniobras de los bancos, hay muchos también que -valgan verdades- ven enemigos hasta en donde no existen; muchos critican el papel moneda, o las democracias, o las Naciones Unidas, adierten sobre el cambio climático, etc ... pero no debe perderse de vista un elemento esencial, cuya mención no se encuentra en ninguna de las páginas webs que tratan de mil maneras y con mil hipótesis de todos estos asuntos:

O el Ser Humano se vuelve en obediencia a Dios para salvarse, o se pierde en su propia ceguera.

Muchos, muchos de esos autores son ateos de convicción o simplemente ateos de facto, laicos, incrédulos, gente soberbia incapaz de decir: mi corazón acepta un Mensaje que viene desde mi Señor a través de Su Mensajero Muhammad, la bendición y la paz sea sobre él.

Hay muchos que tienen decenas de libros, artículos, conferencias, videos, son grandes personajes, gente famosa, que les gusta ser anti-sistema y que hablan acerca de todos esos asuntos de las realidades detrás del poder visible.  Los hay de toda clase y de todo gusto.

En efecto, cada cual, de entre ellos, según sus muy particulares puntos de vista o hipótesis, sin conexión con la fuente de la Sabiduría, procederán de diversas formas: algunos culparán de todo al sionismo, otros a la masonería internacional a secas, otros al Vaticano, otros al Kremlin, otros a los jesuitas, otros a la paranoia de los reptilianos, otros a los ovnis, al sinarquismo, al shamballa, a la familia real inglesa, a otra familia real, otros a espíritus ancestrales, otros a esta religión, a esta otra religión, etc., etc.

Pero la gran mayoría de ellos son ateos, incrédulos, gente que no tiene el menor temor ni el menor amor por Dios, ni la más mínima creencia en el Día del Juicio.

Vanos e insinceros son sus esfuerzos.

En cuanto a los ateos, Allah dice en el Sagrado Corán que los animales saben más que esa gente.

Pues todo animal, en su propia manera, a su propio modo conforme con su naturaleza y límites, adora y reconoce a su Señor. No son rebeldes, son siervos de Dios. Incluso cada célula adora a su Creador.

Otros de entre los estudiosos de todos estos temas de masonería, conspiraciones, etc., son cristianos, algunos incluso son judíos, como Noam Chomsky. Por lo menos, si se atreven a dejar conocer la primacía de su fe en sus escritos, valen como creyentes. Pero si no han llegado a decir La illaha Illa'Allah Muhammadun Rasulullah, el Shaytan, el demonio, de una u otra manera los sigue engañando y cortándoles la comprensión de asuntos más profundos.

La Illaha illa'Allah Muhammadun Rasulullah es Haqq, es la Verdad, la Realidad poderosa.

Que todo crítico anti-sistema, todo inconformista radical, todo desencantado de la hipocresía del mundo, reflexione en esto:

Puedes eliminar a todo el que prefieras, a todos los masones, el Vaticano, los sionistas, el club Bilderberg, estos y lo otros, pero si una comunidad o una nación no se construye sobre La illaha Illa'Allah Muhammadun Rasulullah ... los problemas van a estar allí nuevamente, van a continuar, día tras día, y cada vez más graves. Inevitablemente.

Pierden de vista tales autores que todos los problemas juntos de este mundo entero, reunidos sobre la espalda de un solo ser humano, no son nada, nada, en relación a la eternidad que nos jugamos aquí en este mundo con nuestras obras y las intenciones con que hacemos nuestros actos. Eternidad, inmensamente mayor que todo el sufrimiento o el gozo que podemos albergar en esta corta vida.

Después de esta vida, por más insoportable y dolida que haya sido, si nunca hemos sido humildes para aceptar servir a Dios y seguir el llamado de Sus Mensajeros, la paz sea con todos ellos, y aprender que por encima de todo nuestro principal enemigo está dentro de nosotros mismos, que nuestro enemigo mortal es nuestro propio ego, entonces, cuando crucemos a la otra vida y los velos de nuestra ignorancia se caigan, veremos la eternidad abrirse delante de nosotros con un panorama más desolador que cualquier tragedia que se conozca en este mundo.

Allí recibiremos sólo lo que hemos cosechado aquí. La duración de la eternidad no tiene ninguna comparación con la vida corta que tenemos en este mundo.

El mundo podría haber eliminado a todos los sionistas, banqueros, bilderbergers, reckefellers, etc., etc., pero si yo no me he sometido a mi Señor siguiendo Su Voluntad, que conozco únicamente a través de Sus Mensajeros, no importa todos los logros politicos y económicos del mundo que hayan podido lograrse, no importa si se elimina la injusticia del mundo entero: si no he aceptado seguir la Voluntad de mi Señor, estaré en terribles problemas cuando pase a la zona de la eternidad.

De manera inversa, aunque el mundo sea presa de todos los opresores y dictadores y mafiosos habidos y por haber, si yo he sido fiel al pacto con mi Señor, si mis actos le han sido de Su agrado, si le he adorado intensamente y con entrega, la eternidad está por delante con los regalos que Él por su misericordia me concede sin límite, inimaginables.

El Profeta del Islam, la bendición y paz de Dios sean sobre él, le dijo a uno de sus Compañeros: "Estáte en este mundo como el viajero que está en medio de un largísimo viaje, y que se detiene en este mundo apenas un instante".

Ésa es la clase de fe, sagrada, imbatible, monolítica, que sólo los musulmanes tenemos hoy en día.

Ésta es la armonía y el justo medio del Islam: no olvides a quienes te rodean, no olvides a todo ser humano, al mundo en que Allah te ha colocado, ponlos por delante tuyo, estáte a su servicio, y no te olvides de limpiarte de tu propio ego, soberbia e ignorancia, ya que tu paso en medio de ellos es efímero, no puedes dar la felicidad que no conoces, no puedes servirles si no te conquistas a ti mismo, y un Día anunciado, quizá bastante próximo, estarás bajo tierra, enterrado sin que nadie te oiga, fuera para siempre del gran teatro del mundo.  Librado a una zona donde la eternidad y las Realidades te esperan.

Si tenemos éxito o no en la lucha por la Justicia, es un asunto que está, como absolutamente todo lo que ocurre, únicamente en las manos de Allah.  Él es el único que dispone el éxito o el fracaso, y a Su Sabiduría nos sometemos de buen agrado realizando nuestro mejor esfuerzo.

Si Allah quiere, como se nos enseña en el Islam, incluso con un solo hombre con una fe tremenda, con una fe como de un océano, Allah puede cambiar las cosas en toda una nación.

Como nos recuerda Sheij Abdul kerim, el mundo ya ha conocido esto: bastó un solo hombre, sin ningún conocimiento erudito ni de economía o de política, sin ningún partido político, sin grandes obras literarias, sin oratoria, sin grandes planes estatales o estudios universitarios, sin aliados políticos ni diplomas que mostrar, un hombre que tenía por toda arma apenas un bastón, en definitiva sin nada excepto sólo una sola cosa, lo esencial, lo único real: estar absolutamente entregado a Dios.

Bastó sólo eso para que él venciera, con su bastón, a la superpotencia, al tirano colosal de su tiempo. Literalmente.

Hablamos por cierto del Profeta Moisés, la paz sea con él, y de cómo derrrotó, con el favor de Dios, al Faraón de la nación más poderosa de la tierra en aquel entonces.

¡Allahu Akbar!, Allah es lo Más Grande.

También, si Allah quiere, podría disponer que el éxito externo esté en manos de otros y no en las nuestras, y que no lo veamos en nuestra vida, como también ha ocurrido, pero habremos librado la vida más digna y honrable que se pueda vivir: servirle sólo a Él y vivir y morir en Su Camino.

Al final, con o sin nosotros, Islam va a prevalecer -y prevalece-, pues el Islam es un asunto de Dios y no nuestro, y regresará el orden, la compasión y la justicia a este mundo.

Será pronto. Los signos están por todos lados ahora mismo.  La gente que tiene el verdadero poder ya está dispuesta en sus lugares.

¡Despierta! Entrégate al llamado de tu Señor, abraza Su Misericordia y Protección, antes de que Él haga manifiesta sobre nuestras cabezas su Justa Venganza.

Insha'Allah, si hacemos eso, si cambiamos, si al menos nos movemos con intención sincera, de la mano de sus awliya aportaremos un grano de arena efectivo para el cambio y puede que Allah nos dé, si Él lo desea, otros encargos de mayor alcance.

jueves, 3 de febrero de 2011

¡Pregunta a Abu Bakr!


El gran erudito y wali Shah Waliullah Dehlawi, que Allah esté complacido con él, escribió:

De acuerdo a una narración unánimemente reportada por los eruditos del hadiz, un día, una mujer le hizo una pregunta al Mensajero de Allah (sws) :


“¡Regresa después y pregunta de nuevo!”, fue la respuesta del bendito Mensajero.

La mujer preguntó otra vez. ¡Oh Mensajero de Allah!, ¿Qué hago si no te encuentro aquí?"

El Mensajero de Allah afirmó: “Si no me encuentras cuando regreses aquí, ¡Pregunta a Abu Bakr!