domingo, 13 de febrero de 2011

El secreto de la felicidad y las puertas de la miseria




Del Jutba de Sheykh Abdul Kerim Effendi Hazleteri, que Allah derrame bendiciones sobre su corazón, el 9 de mayo de 2008, en la Dergah Osmanli Nakshibendi Hakkani de Gran Sheykh Maulana Nazim al Hakkani, desde las montañas Castkill, en Nueva York:


Él (Al-lah, Dios Altísimo), nos está observando, 24 horas al día, y pregunta a sus ángeles:

'¿Cómo está mi siervo?

'Ohh, ese siervo se está quejando'.

'Entonces hagan las cosas algo más difíciles para él.  Cierren más puertas para aquel que está quejándose.  Quiten las puertas que son más fáciles para él, retiren esas puertas porque se está quejando'.

'¿Cómo está mi siervo?'

'Oh, aquel está muy contyento contigo Ya Rabbi (oh Señor)'

'¿Con todas estas dificultades que le he dado, todos estos problemas que le he dado, aún así está contento?'

'Así es, Ya Rabbi.  Está contento'.

'Bien.  Abran(le) por tanto sus caminos'.

Así es como es.  El hombre se hace todo a sí mismo.  No se lo hace a nadie más.  Y el hombre está ganando su paraíso o su infierno que lo está esperando.  Allah, subhana wa ta'ala, nos habla, diciéndonos: 'No te hemos creado para el infierno.  Te hemos creado para el Paraíso.  Y tienen que fijarte en esa puerta.  Debes mantener tus oraciones y ser paciente'.  En otros setenta lugares diferentes (aleyas del Sagrado Corán) Allah subhana wa ta'ala nos ordena: 'Mantén tus oraciones y sé paciente; mantén tus oraciones y sé paciente; mantén tus oraciones y sé paciente'.

(...)

Así que debemos evaluarnos.  Quejándose día y noche.  Chéquenlo.  ¿Tienes inteligencia?  No.  Completamente cero.  El hombre que se queja no tiene inteligencia.  'Pero no me quejo con la boca'.  Te estás quejando con la acción.  Di, que no estás contento con tu Señor.  No es otra cosa.  Toda situación que le pasa al hombre es con la orden y la voluntad de Allah, subhana wa ta'ala.  Él te está poniendo en medio de ello para ver qué vas a hacer.  Ése es el momento de la prueba para ti y millones de personas están fallando.  Corren sin parar a la máxima velocidad pero cuando se trata de la pruba, se caen al suelo.

La inteligencia nos ordena, así es, cuando miramos alrededor, ¿por qué nos estamos quejando?  La queja viene porque somos demasiado ciegos para ver lo que está ocurriendo a nuestro alrededor a otra gente.  Cuando mires a otra gente encontrarás suficiente para decir 'Alhamdulillah Ya Rabbi'.  Si no encuentras ningún lugar a donde observar, anda a los hospitales.  Digo esto muchas veces.  Anda a los hospitales y observa.  Mira lo mucho que la gente está sufriendo y dite a ti mismo 'Ése podría ser yo'.  Y si no es hoy día, quizá mañana, ya que la persona que no está contenta consigo misma, con la situación en la que Allah le ha puesto, ése es su fin.  O anda a los cementerios.  Siéntate y observa.  Pero la gente del siglo XXI también se está escapando de los cementerios.  Ponen los cementerios fuera de la ciudad.  No quieren recordar nda (no quieres recordar la muerte).

Anda a las cárceles y mira a la gente allí.  Dite a ti mismo '¿Tengo algo para quejarme?' Viene otra gente y te toma.  Te pone en un cuarto pequeño y te encierra allí.  Que seas culpable o no, no interesa.  Te encierran allí.  ¿Te gusta esa situación?  Si te gusta esa situación, continúa quejándote.  Si no, di: '¡Gracias Ya Rabbi! (oh Señor).  Estás contento conmigo y yo estoy contento contigo.  Yo estoy contento contigo y tú estás contento conmigo'.

Como Musa (Moisés), la paz sea con él, dijo: 'Ya Rabbi, ¿cuándo estarás contento conmigo'?  Y le dijo: 'Es muy fácil oh Musa.  Cuando tú estés contento conmigo, yo estaré contento contigo'.

Cuando te quejas y muestras tu tristeza esto muestra que no estás contento con tu Señor.  ¿No estás contento con Allah?  Hmmm.  Si Allah no está contento contigo, el mundo entero va a romperse encima de tu cabeza.  En ese entonces, a dondequiera que te vuelvas, se van a cerrar las puertas.  Así que estáte feliz.  Estáte contento con Allah subhawa wa ta'ala.  Estáte contento con la situación en la que te ha puesto.

En realidad, Él no te ha puesto allí.  Tú te has puesto a ti mismo en esa situación.  Si hay ciertas áreas (de problemas) por las que estás pasando, tú eres el que se ha puesto a sí mismo en esa situación.  Checa hacia atrás, el pasado, por qué caminos entraste, y comprenderás cómo es que has entrado a ese camino.  Y Allah subhana wa ta'ala nos está enviando ... ya que nos está enviando la inteligencia, y después nos envía Sus profetas, nos envía Su Shariat (Sus Leyes), diciéndonos: 'A fin de proteger esa inteligencia tienes que usar esta Shariat, estas leyes que estou poniendo sobre ti.  Si no usas estas leyes, si no vives de acuerdo a estas leyes, no vas a ser feliz'.

Pero tú estás mirando a la gente que está en el otro lado.  Y miras en la televisión o en las calles, miras 'jajaja, jejeje', miras a la gente riéndose, sonriendo.  ¿Crees que son felices?  Mira y obsérvalos 24 horas.  Mira lo que les está ocurriendo en sus vidas.

Aquella gente que está desconectada de Allah y de su Profeta (sws), es imposible para ellos ser felices.  Aquella gente desconectada de Allah, de su Profeta (sws) y de sus awliya Allah, es imposible que encuentren los caminos, el camino de regreso al camino de donde hemos venido.

Allah subhana wa ta'ala no nos envió a este mundo a estar preocupándonos con la necedad, con la estupidez de este mundo.  No nos envió a este mundo a estar preocupándonos con lo material de este mundo.  No nos envió a este mundo a estar preocupándonos: 'Oh, he perdido mi carro' u 'Oh, he perdido mi negocio' o 'he perdido mi casa'.  No deberías preocuparte con eso.

Si no quieres perderlo entonces debes pensar antes.  Cuando Allah te está dando algo, debes saber cómo mantenerlo firmemente.  Y el único modo de mantenerlo firmemente es cuando lo estás usando por la causa de Allah.  Si no lo usas por la causa de Allah, se va a ir.  Se va a perder.  Un día te vuelves a la derecha y la izquierda y va a desaparecer de tu mano.  Y ésa es otra área que se abre para que tú seas capaz de comprender y decir: '¡Gracias Ya Rabbi!  Me has hecho despertar con esto.  Me lo estás quitando.  Me has despertado de esto'.

De otro modo, si la persona no está siendo agradecida con su Señor, sólo está siendo un individuo necio y arrogante.

(...)

Estas palabras son para ti, para mi y para toda la humanidad.  Ha sido así.  Es así.  Y será así.  Nunca va a cambiar.  No crean que este mundo, que se está volviendo loco, la gente que se vuelve loca corriendo hacia atrás y adelante, corriendo a hacer un cambio y que algo va a cambiar.  Nada va a cambiar.  Las leyes están allí.

Los profetas vinieron.  Hicieron su trabajo.  Allah subhana wa ta'ala completó Sus órdenes por medio de Sus profetas, completó Sus Libros, y nos dice: Si quieres seguridad, si quieres paz, debes seguir estos libros.  Debes seguir esos profetas.  Debes seguir a aquellos que siguen las huellas de los profetas.  Si no les sigues, si no sigues sus órdenes, puedes dormir con ellos en la misma cama pero no vas a ser feliz.  La felicidad no te va a alcanzar.  Puedes sentarte en el mismo lugar con ellos pero no vas a ser feliz.  La felicidad no va a entrar en ti porque te estás construyendo otro mundo para ti mismo con tu modo de pensar egoísta una vez más de 'Ah, vivo aquí pero piendo acerca de esta Dunya (el mundo)'.

Piensas en Dunya.  Hoy veo a muchas gente que está de la misma manera en las dergahs y las tariqats.  Se sientan en la dergah pero están preocupándose acerca de lo que está ocurriendo fuera.

¿Por qué te estás preocupando de lo que ocurre fuera?  Ándate afuera.  Quédate allí.  Húndete alli y quizá un día vayas a comprender y vayas a darte cuenta que 'Sí, oh la dergah es parte del Paraíso'.  Si la persona no está contenta en el Paraíso, ¿dónde va a estar contenta?  Quizá en el infierno ya que aún no ha probado el infierno.  Así es.

Así que en estos días la gente en oriente y occidente, norte y sur, no pueden sentarse en las mezquitas.  Aquellos que rezan, corren al último minuto a las oraciones, rezan rápido y después corren afuera.  ¿Qué hay afuera?  ¿Qué hay allí?  Jóvenes y viejos, todos corren en los mercados.  Los mercados estásn repletos repletos con shaytanes.  Hah, ésa es la razón de por qué te contentas.  Por tanto estás contento con el Shaytan.  Hah, entonces estarás yengo con el shaytan a ese infierno.

(...)

Así es, la humanidad debe prepararse a sí misma para lo peor.

Pronto no habrá agua.  Aquellos que no muestran respeto al agua no van a encontrar agua.  Van a morir de sed.  Aquellos que no muestran respeto al aire, no van a respirra el aire.  Van a morir por no respirar.  Aquellos días se están aproximando.  Si crees que ahora está mal, siéntate y espera.

Si estás contento con Allah, entonces Allah es suficiente para ti.  Él es capaz de salvarte en cualquier lugar.  Entonces Él te enviará aire especial y agua especial.

Manténte a ti msimo en ese camino, mantén tu fe de ese modo y hallarás seguridad en Dunya y Akhirat (en esta mundo y la otra vida).  Si no mantienes ese camino, entonces tus problemas no van a acabar.  Apenas si están empezando.

Wa min Allahu tawfiq.

Bi hurmatil Habib

Bi hurmatil Fatiha.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario