jueves, 6 de octubre de 2011

Sus Cuerpos No Se Volverán Polvo


En el Nombre de Dios, el Misericordioso, el Compasivo






De Mercy Oceans, Enseñanzas de Grandsheyj Abdullah Daghistani dadas por Maulana Sheyj Nazim, Libro II, traducido del inglés por Osmanli Naksibendi Dergahi de Argentina.
 

NO BUSQUES LOS DEFECTOS DE LOS DEMÁS.  COMO SER LIBRES DEL MAL CARÁCTER

Nuestro Grandsheyj está enseñando. Cada uno de sus consejos son como proyectiles que se te dan para utilizarlos contra el enemigo. Pero sólo los estás tomando y haciendo un depósito. Te estamos dando para que dispares, esa es nuestra intención. Te estamos dando el alcance de cada proyectil; algunos para corta distancia, y algunos para el otro lado de la montaña. No obstante, nuestro Grandsheyj dice: “No puedo encontrar a nadie que guarde mis consejos.” Espero que podáis guardar su consejo.                                                       
Nuestro Grandsheyj pregunta: ¿Qué es lo que no le gusta a Allah y a Su Profeta (asws)?. Debes saberlo; y una vez que lo sabes mantenerte alejado de ello. Él contestó que es mirar por los defectos de una persona. Allah ha prohibido esto. Es una gran falta y la peor acción que una persona pueda llevar a cabo. Asimismo, tu también tienes defectos, todos tienen tantos, y eres responsable por esos defectos en la Presencia Divina. Entonces, ¿porqué estás buscando los defectos de los demás?, debes eliminarlos de ti mismo. 
Cuando alguien está buscando por los defectos del otro, el respeto que tenemos por el otro desaparece de nuestros corazones, y el amor hacia el otro se extingue. Por consiguiente, ha sido prohibido. Tantos defectos tienen todos, que si estamos buscando por ellos, todos se volveran nuestros enemigos. Esto causa división en la Ummah, y entonces es cuando sheytán llega para capturarnos. 
El Islam llama al amor y a las relaciones fuertes entre las personas para protegerlas de la maldad y darle poder a la Fe. Por consiguiente, se nos ha ordenado la adoración en conjunto [en comunidad], así nuestra Fe crecerá con fuerza. 
Nuestro Grandsheyj dice que debemos cuidar que sheytán no haga inaceptable nuestra adoración. Es inaceptable cuando estamos pidiendo cualquier recompensa. Debemos pedir sólo el placer de nuestro Señor. Cuando todos los deseos del ego han desaparecido, entonces se es siervo del Señor. Buscar alguna recompensa por la adoración es como adorar ídolos (1). Sinceridad es pedir solamente por el servicio a tu Señor. Tanta gente está adorando y luego haciendo lo que sus egos demandan. Esto significa que son siervos de Allah y de sheytán. Es un camino peligroso.                                                                 
Hasta que no nos purifiquemos del mal carácter no podremos liberarnos de sheytán, de este mundo, de nuestros egos y de los vanos deseos. Hasta que no sepas cuando poner los pies sobre la tierra, aun estás en necesidad de alineación en tu corazón. Debes saber, y estar consciente de dónde estás poniendo tus pies. En un segundo de sueño puede suceder un accidente peligroso. Por consiguiente, estamos siempre en necesidad de repetir la frase de la Shahada, para ubicarnos sobre el camino recto.  
Mientras no nos liberemos del mal carácter no podremos alcanzar la Fe real; y si no hay Fe real entonces no habrá vida real, la vida que es para siempre. Quien alcance la vida real en este mundo tendrá vida en la tumba, su cuerpo no se volverá polvo (2). Esta es una señal desde Allah de que ha alcanzado la vida verdadera. 
¿Cómo es posible que estemos a salvo del mal carácter? El orgullo es una mala característica. Iblis fue arrojado de la Presencia Divina por su orgullo. Si un hombre no es lo suficientemente humilde para aceptar las enseñanzas que le da otro hombre, es orgulloso. Debes tener un Maestro de Tariqat que te muestre como utilizar la Shari’at en ti mismo. Él aprendió de su Sheyj cómo utilizar la Shari’at en si mismo. No puede haber cirujano que, sin haber sido testigo de una cirugía, la haya aprendido solamente de los libros.
-------------------------------------


NOTAS:

(1) En términos del puro ikhlas y Tawhid, no en términos de Shariah.  La tariqah abraza la Sunnah y contiene en las recitaciones diarias las súplicas proféticas de refugio contra el Yahannam y la búsqueda del Yannah.  Maulana frecuentemente hace súplicas al modo transmitido por el Profeta (saaws) y él y Sheykh Effendi frecuentemente advierten con insistencia contra el Fuego y animan con insistencia al amor al Paraíso.  No obstante, cada palabra de Maulana aborda asuntos y aspectos distintos, y aquí hay una indicación a la meta de la pureza total, siguiendo en ello la vía de la pureza plena asumida por el Mensajero (saaws).

(2)  Lo siguiente se extrae del blog: Los Santos de al Andalus:

En países islámicos, particularmente en las ciudades de Fez y Damasco, donde hay tan gran número de walis enterrados, a veces se ha hecho imprescindible el traslado del cuerpo de un santón a un nuevo lugar. En múltiples oportunidades, y ante la presencia de una multitud de testigos veraces se ha podido constatar esta incorrupibilidad de los cuerpos, apareciendo como recien dormidos y desprendiendo en muchos casos un delicado y maravilloso perfume.

"En tiempos de Mu’awiya (r.a.) se hizo un canal entre Meca y Medina. Ese canal pasó inadvertidamente por un terreno donde estaban enterrados los shuhadâ (mártires) de Uhud. Un obrero, mientras cavaba, incidentalmente cortó un pie de un shahid (mártir). Como resultado de ello, la sangre empezó a brotar de ese noble pie. Aprendemos de ello que no sólo las almas, sino los cuerpos de los íntimos de Allah están vivos". (Yaçb ul-Qulûb, Sharh as-Sudûr).

El Santo Corán (C: 34;13) nos proporciona un ejemplo radiante de la incorruptibillidad de los cuerpos de los amigos de Allah en la historia de la muerte del profeta Suleimán:

"Y cuando decretamos que muriese, fue un reptil de la tierra el primero que lo comunicó a todos; había roido su palo que sostenía el cadaver; y cuando éste cayó, los genios reconocieron que, si hubiesen penetrado el misterio, no habrían permanecido tanto tiempo en aquella pena envilecedora." Los comentaristas nos explican que cuando llegó el momento de su muerte, Salomón estaba arrodillado orando apoyado en su bastón. Los genios, que le estaban sometidos, viendolo siempre vivo, lo que manifiesta el misterio de su incorruptibilidad, acabaron los trabajos que les habían sido encomendados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario