martes, 19 de julio de 2011

¿Cuál es tu deber en este mundo?


Fragmento del Jutba del Yumuah de Sheij Abdul Kerim Effendi, del 17 de Jumad al Awwal de 1429 / 23 de mayo de 2008.


Auzu billahi min ash-sheytanir rajim

BismillahirRahmanirRahim

Medet Ya Seyyidi Sultanul Awliya, Medet.

Alhamdulillah, astaghfirullah, shukr Ya Rabbi, astaghfirullah.

Ash hadu an la ilaha illallah wa ash hadu anna muhammadan abduhu wa rasuluhu salatu wa sallim (atestiguo que no hay mas dios que Allah y que Muhammad es Su siervo y Mensajero, bendiciones y paz sean sobre él) [frase denominada: Shahadat, testimonio].

Ésta palabra es suficiente para poner a toda la humanidad de regreso al camino principal, al camino recto, al camino de la seguridad, al camino de la paz.

Hay tantos caminos. Pero sólo uno funciona. Todos los demás son caminos erróneos o caminos cortos. 124,000 profetas han sido enviados al mundo a enseñar este camino a la humanidad. Han sido enviado desde el principio de esta Dunya (mundo) en que los hijos de Adán viven en él, hasta el ultimo profeta Muhammad (sws), Allah subhana wa ta'ala envió 124,000 profetas para que la gente regrese al camino que perdieron, a aquel del que se han desviado.


Sólo hay un camino y todos los demás son caminos sin salida. No hay salida. Así que mejor vuélvete de regreso al camino de la Sahadat. La Shahadat que se supone que debes decir con la lengua, debe estar entrando al corazón y las órdenes que vienen con la Shahadat deben entrar a tu vida, a nuestras vidas. Debemos tomarlas y ponerlas en trabajo en nuestras vidas. De otro modo, sólo con decir la Shahadat, se queda allí y el Sheytan engaña al ser humano y los pone fuera del camino nuevamente. Puede que haya seguridad al final pero el hombre sufre bastante en esta Dunya, puede sufrir en el Qabir, en la tumba, puede sufrir en el Día del Juicio y puede sufrir después del Día del Juicio. Depende de lo que se haya dado en este period de vida aquí.

¿Cuál es el deber que se te ha dado? Eso es lo que tú tienes que conocer. Y ¿has completado tu deber cuando te vas de este mundo? Eso es lo que el hombre debe observar.

"¿Qué deber? ¿No me ves trabajando cada día? Eh, ni siquiera estamos ganando suficiente dinero para vivir." Y te quejas, por la mañana, la tarde, la noche, el día, la medianoche.

Ha, ése es un signo suficiente que muestra que te has salido de la línea. No estás en el camino principal pues la Shahadat es suficiente para dar felicidad y paz a tu corazón y en ese momento la queja se va. No tendrás ninguna queja porque el valor de la Shahadat es tan grande que es suficiente para ti.

Sólo siéntate y piensa por dos minutes, un minute, y haz Rabita de manera adecuada.

La gente hoy está haciendo toda clase de exageraciones (y dicen): "Estoy haciendo Rabita así y así (poniéndose en posturas), como los Yogis, sentándome como los Boddhis, los Buddhas."

Siéntate. Retírate del publico. Conéctate con tu Señor y piensa un poco. Di: "¿Por qué estoy aquí? ¿Qué estoy haciendo? ¿Para qué he sido creado?"

Si le preguntas al burro para qué ha sido creado, el burro sabe. Te dirá: "He sido creado al servicio del ser humano." Si le preguntas al gato, él sabe. Si le preguntas al perro, él sabe. Todos los animals saben.

Pero el hombre no sabe. El hombre cree que va a trabajar, ganar dinero, comer, beber y a ‘difrutar de mi’.

Ésa es otra gran enfermedad el siglo 21. El difrute. Todos corren a disfrutar. Por eso todos están infelices. Todo el que corre tras eso y dice: ‘voy a gozar la vida’, no van a encontrar felicidad. Es imposible ya que no has sido creado para sentarte y disfrutar en el tiempo que se te ha dado. Has sido creado para estar al servicio de Allah subhana wa ta'ala y para hacer el trabajo en esta Dunya que se te ha puesto sobre nuestros hombros. En ese momento no tendrás tiempo de quejarte. Y apreciarás todo lo que venga a ti. Y comprenderás el valor que Allah subhana wa ta'ala te ha dado. Comprenderás. Cuando mires a los animals comprenderás, diciendo: `Yo podría haber sido diferente. Quizá yo hubiera sido el burro y el burro habría estado en mi lugar'. Así es.

¿No es suficiente decir `Alhamdulillah Ya Rabbi, Te agradezco oh Señor'? ¡Gracias! Y si quieres hacer ese ‘gracias’ completo entonces levántate a medianoche, después de medianoche, por cinco minutos.

Toda la gente de hoy está ocupada diciendo: `Estoy ocupado.' ¿Ocupado haciendo qué? Volviéndote esclavo de este mundo, estando bajo la esclavitud de este mundo y bajo la autoridad del Sheytan. Sheytan pone la cadena alrededor de tu cuello diciendo: `Tú eres el esclavo de esta Dunya pero en realidad estás bajo mi autoridad.' Si quieres cortar esa cadena entonces debes levantarte diciendo`¡Ya Rabbi! Oh Señor, soy un siervo débil. Tú me has creado y Te suplico, Ayúdame.' Mira cuánto te va a alcanzar así y cuán rápido te va a alcanzar. Inténtalo. Es gratis. Nadie va a poner una pistol o una cadena alrededor de tu cuello para jalarte. La cadena ya está en tu cuello. Sheytan la está manteniendo. ¡Rompe esa cadena y levántate! Y pon tu frente en Sejdah (postración) cuando todos estén durmiendo.

Di: `Soy solo un siervo débil.' Nada más. No tienes que hacer nada. Mira cuán rápido la ayuda te va a llegar a ti en ese entonces.

Pero no lo estamos haciendo. No digas: `Lo estoy haciendo.' No lo estás haciendo. Si lo hicieras la queja se retiraría. La felicidad viene a tu corazón. No importa qué dificultrades de la vida te alcancen en ese entonces. Esos cinco minutos le dan suficiente contentamiento a tu corazón que puedes mover el mundo entero en ese entonces. Ese día Allah te está enviando algo especial para ese día y te levantas ese día y dices: `Oh, hoy hay algo diferente. No acepto ninguna dificultad frente a mi.'

Así que todo esto nos ocurre porque estamos diciendo la Shahadat con la lengua y la Shahadat no está llegando a nuestro corazón. Cuando la Shahadat no llega profundo dentro del corazón, es como que el agua no llega a la semilla y la semilla está allí afuera. No la has plantado dentro de la tierra. Primero tienes que plantarla y después continuamente debes darle agua y mira cuán rápido la semilla se va a abrir y vas a encontrar: `Así es, ¿para qué soy bueno? ¿Para qué me ha creado Allah?'


Así que inshaAllah, pedimos a nuestro Señor que haga que nuestro camino regrese al camino principal nuevamente.

Wa min Allahu tawfiq

Bihurmatil Habib

Bihurmatil Fatiha.



1 comentario:

  1. Masha'Allah, que Allah-swt- nos permita vivir de acuerdo a la Shahadat y morir siendo Sus siervos sinceros.
    Deseamos compartir con quienes visitan el blog que este último sábado, en nuestro humilde espacio en Argentina, una nueva hermana ha ingresado al Islam, alhamdulillah, shukr Ya Rabbi.
    Salams para los murids Naqshbandis y para todos aquellos que ansiosos por la Verdad se encuentran en este precioso sitio que nos ha abierto Nureddin.
    Mustafa

    ResponderEliminar