jueves, 19 de julio de 2012

Sohbet sobre Ramadan

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo



SOHBET SOBRE EL RAMADAN


El mes de Ramadán está llegando con sus bendiciones. Cantidad de bendiciones están llegando en el transcurso de este mes para quienes mantienen este mes elevado, sagrado y respetado. Quienes no mantienen este mes elevado, sagrado y respetado no deberían esperar nada bueno. Deberían prepararse para lo peor porque en un ayat Allah-swt- dice: “Para aquellos que están guardando sus Nafs, sus egos, los deseos y necesidades de sus egos, deteniendo las necesidades de sus egos con paciencia, Allah-swt- no los cuestionará en el Día del Juicio y Él tendrá incontables recompensas para ellos.”

Y el Santo Profeta (asws) dice: “Por cada obra obtendrás diez recompensas. Pero por ayunar en Ramadán, no lo sé, sólo Allah lo sabe. Él no me lo ha mostrado.” Y Allah-swt- está dando a la gente infinitas recompensas de Ramadán.

En otro hadiz el Santo Profeta (asws) dice: “En el transcurso del Ramadán las puertas del infierno serán cerradas. Las puertas del Paraíso serán abiertas. Los sheytánes serán encadenados y un pregonero dirá: ‘¿Dónde están las personas que quieren llevar a cabo buenas acciones? Contaremos interminables recompensas para ellos. Y aquellos que quieren hacer malas acciones no tienen lugar aquí.”

Ahora entiende el significado. Allah-swt- está diciendo: “En este momento no tienes lugar en la tierra ni en cualquier otro sitio.” 

Un castigo severo está llegando a quien no toma con seriedad las órdenes de Allah. 

Desde el primer hombre, Adam (as), el primer profeta, hasta el último profeta, nuestro Profeta Muhammad (asws), Allah ha ordenado el ayuno para toda la humanidad, desde los hijos de Adam (as) a todos sus descendientes. La mayor parte de las religiones, luego de un tiempo, pusieron eso a un lado diciendo: “Es demasiado difícil. Es muy duro.” 

Yahudis (judíos) tienen cuarenta días. Los Cristianos lo mismo. Todas las demás creencias lo hicieron a un lado. El Islam está separando entre creyentes e incrédulos. Este ayuno también está colocando una separación entre creyentes e incrédulos. Debemos mantenerlo sagrado.

Allah-swt- está dando este mes a los creyentes diciendo: “Esto es para ti. Tu mes. Es momento de descanso para ti. Descansa del comer, del beber, del correr y de las actividades necias. Hazlas a un lado.” Estás llegando a este mes y si observas el correcto ayuno entonces alcanzarás el nivel de los ángeles. Muy poco de estar comiendo. 

Mantienes el control del ego en tu mano; queriendo comer y beber, pero diciendo: “¡No!” Y Allah-swt- nos dice: “Puedes llegar más alto que los ángeles”, ya que a los ángeles no se les ha dado ese deseo que tiene el hombre. Cuando al hombre se le ha dado eso y está intentando guardarse a sí mismo solamente porque es la orden de Allah-swt-, y no porque te has quedado atascado en algún sitio sin comer ni beber. Eso no se cuenta como ayuno.

Por esto es que también es importante poner la intención. Sin la intención no estás obteniendo demasiado. Por supuesto, ya que el mes entero es una obligación para los creyentes, si ellos ponen la intención un día cuando se levantan para el Sahur para comer algo, eso será considerado como intención ya que es una obligación para nosotros guardar este mes. 

En el transcurso de este mes, cada día, el mes entero de Ramadán, debemos ayunar. Felicitaciones para quienes están poniendo la intención y la están cumpliendo. Pero la tristeza está llegando a quienes no están manteniendo ese mes, a quienes no están guardando el ayuno. ¿Por qué no estás ayunando? ¿Tienes alguna excusa? No la excusa que te dicta tu ego, la excusa que están diciendo Allah y Su Profeta (asws). Si te estás ajustando a una de esas categorías (en la que estás exceptuado del ayuno según la divina revelación), entonces no deberías ayunar. Pero si no…

“Ah, no pude… mi estómago hacía mucho ruido.”

O, “Mi estómago me hablaba, así que necesite beber algo de agua.”

El Santo Profeta (asws) dice: “Toma un vaso de veneno y bébelo. Es mejor para ti.” 

En el transcurso del mes de Ramadán, todo el que esté comiendo y bebiendo, será mejor para ellos beber vasos de veneno todo el tiempo, porque durante ese año deberán llegarles algunos castigos. Si no es ese año, entonces más adelante a lo largo del camino. Tendrán que pagarlo mientras estén en este mundo. Y fuera de este mundo, lo peor aguarda. 

Ellos van a llevarles bolas de fuego en sus tumbas. Bolas de fuego. Los ángeles dirán: “Toma esto y cómelo. Esto es por lo que comiste en el tiempo de Ramadán, y lo que bebiste.”

Así que, para los creyentes, esto es muy serio, para quienes creen en Allah, Su Profeta (asws) y en el Día del Juicio. Para quienes no tienen inteligencia allí arriba (en su cabeza) diciendo: “Eh, no mantengo el ayuno, ¿qué ocurre?” Chequéate a ti mismo. Antes de que termine el año, antes de que termine el Ramadán, antes de que llegue el próximo Ramadán, correrás a los doctores. Eso es una temprana advertencia que te llega. Vas al doctor, estás gritando, y tu voz se escucha hasta el Sidrat-ul Muntaha. Sin embargo, ellos no te están dando cura alguna.

“¡Mi estómago! ¡Ah! ¡Me duele el estómago!”

Debe ser. No hay cura para ése. Entiende que ése está comiendo en Ramadán. En el tiempo de Ramadán está masticando. Hmm. Estás masticando en tiempo de Ramadán lo que Allah-swt- te está dando de provisión. ¿Qué harás si Él lo detiene? Nada sale. ¿Qué vas a hacer entonces? ¿A la fuerza? No. 

A la fuerza no eres creyente. Si hubiese sido a la fuerza, no hay necesidad de que estés en el mundo. Allah-swt- nos está probando mediante la voluntad. Él nos ha dado fuerza de voluntad y Él nos ha dado órdenes, “hacer y no hacer”, y Él nos ha puesto entre ellas diciendo: “Elige el lado que gustes. He dejado algo de tiempo para ti. En el transcurso de ese tiempo vas a vivir en este mundo y luego vas a salir de este mundo.

Todo lo que hiciste durante ese tiempo, “hacer y no hacer”, todo lo que te he ordenado, si lo mantuviste elevado y sagrado, y si te has detenido de todo lo que te he prohibido, entonces espera y prepárate a ti mismo para una vida mejor. Si no mantuviste esto y sólo fuiste arrogante para ti mismo, tirano para ti mismo, entonces ya has generado castigo para ti mismo. Nadie va a castigarte.”

Así que Allah-swt- nos está separando de los ángeles y de los animales. Él nos ha creado entre esas dos criaturas. Él nos ha dado libre voluntad y Él nos ha dado inteligencia para pensar. Él ha enviado libros y Él nos ha enviado profetas para darnos advertencias y buenas noticias. Si quieres una vida mejor para ti mismo en este Dunya y en Ájirat, entonces debes correr para mantener las órdenes de Allah-swt- con fuerza y sagradas. No digas, “No puedo”. Si, tú puedes. Si Allah dice: “Tú puedes”, entonces puedes. Pero tu ego nunca quiere rendirse. Tu ego siempre está diciendo: “Si, tú no puedes.”

Los animales, átalos allí. Si no les das comida, un día, dos días, gritarán y luego se detendrán. Esperan. Si les das entonces comen. Si no les das, esperan. No tiene alternativa. Allah-swt- podría haber hecho lo mismo con nosotros. No lo hizo. Él nos ha dejado solos en este mundo y Él nos ha dicho:

“Eso es un honor para ti. Estoy dando al hombre la más elevada estación. Te he creado en Ahsani Taqwim y te estoy dando libre voluntad. Con esa libre voluntad estás eligiendo. Estás eligiendo dónde quieres ir. He preparado el Paraíso para ti. Mi deseo, Mi voluntad, Mi querer para ti es que entres a ese Paraíso. Pero si te estás alejando de ese Paraíso, entonces he preparado el fuego. Estás corriendo hacia ese fuego.”

Si tomamos estas palabras… son para ti y para mi, para todo creyente. Ningún creyente puede escapar de estas palabras. Estas son las palabras que provienen del Sagrado Libro del Qur’an y desde el Santo Profeta (asws). 

Si las tomamos con seriedad entonces ganaremos en Dunya y en Ájirat. Creyentes son quienes mantienen su promesa con Allah-swt- y son siempre pacientes hasta que el Ángel de la Muerte los alcance.

Wa min Allahu Taufiq.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario