jueves, 7 de abril de 2011

El Mahdi, la Confianza y el Poder de la Fe Real



Textos de las enseñanzas de Maulana Sheij Nazim al Haqqani.

 
* * *

"No le estoy dando consejos (nasiha) a las gentes", dijo nuestro Grandsheij, "porque no puedo encontrar a nadie que guarde el consejo".

Todos los Awliya están ahora ocultos, ya que nadie les escucha.  Cuando no hay nadie que escuche, no hablan.  La gente no está escuchando a los ulamas (eruditos islàmicos) o a los Awliya (los Santos del Islam), sino sólo las órdenes de sus nafs, de sus egos.  Sólo mediante el temor al castigo obedecerían cualquier ley, como niños pequeños que temen la vara de maestro.  Pero los hombres sabios, los ulema, no tienen poder en estos tiempos.  Nadie les va a escuchar.

La única corrección para esta situación es el filo de la espada del Mahdi (as).  No hay otro modo.  Ésta no es una espada ordinaria, sino una espada milagrosa, ¡una terrible espada!  Por tanto, estamos esperando, toda la gente de buen corazón está esperando que este poder venga.  Vendrá para cortar las cabezas de todos los males y los demonios que gobiernan ahora en el mundo.

Pero la gente no está esperando, no están mirando hacia este acontecimiento gigantesco.  Quieren permanecer para siempre.  Pero hay una Ley Divina; para cada período hay un límite.  Nadie puede cambiar los límites establecidos por Allah el Todopoderoso.  Ahora, estamos en la época de los tiranos.  Tienen su límite y después ¡se acabó!  Son como un hombre que se acerca a un campo minado, paso a paso, y después ... ¡Boom! Habrán llegado a su límite.  Cada día, el mundo se aproxima a este límite: y éste es la tercera guerra mundial.

* * *

"Nuestro Grandsheij dijo: 'Si 12,000 creyentes reales fueran a combatir contra siete reinados, ellos ganarían'.

Un hadiz también nos cuenta que: 'Es imposible no ganar si 12,000 de mi Nación cargan contra cualquier ejército'. 

La cantidad no es importante, pero sí la calidad. En el ejército del Mahdi (as), cada hombre equivaldrá a un ejército. ¿Cuales serán sus cualidades? 'Si los despellejáis -dijo nuestro Grandsheyj- ellos no cambiarán (su creencia)'.

El amo de Bilal (ra) lo colocaba bajo una roca en el desierto. Su única réplica era 'Allah, Allah'.

Si una persona tiene fe real, como ésta, vendrá poder celestial a él en situaciones difíciles. Si no hay fe, morirá.

Nuestro Grandsheij [cuenta Maulana] un día estaba en el mar con una terrible tormenta. Rápidamente el pequeño bote en el que estaba viajando empezó a hacer agua. Toda la gente entró en pánico, excepto nuestro Grandsheij y otro hombre. Nuestro Grandshej le preguntó a ese hombre:

-  '¿Porqué no tienes miedo?'.

-  'Oh Sheyj Abdullah -replicó el hombre- nada ha cambiado. ¡Estamos en las manos de Allah!'.

Enseguida llegó un gran barco y los salvó a todos de la tormenta. De esta forma, Allah Todopoderoso estaba probando a sus siervos. Cuando El ve que su Iman es correcto, El los saca del peligro. Por ello, el siervo (de Dios) debe desarrollar sakina (calma) frente a las dificultades.

Cuando el Mahdi (as) venga, 12,000 soldados de cinco países del Occidente (conocidos únicamente por los Awliyya) llegarán. Estos 12,000 soldados están siempre en contacto con las fuerzas Celestiales, un signo de verdadera fe. Están siempre firmes, y nunca apartan sus rostros de la Faz de Allah Todopoderoso bajo ninguna circunstancia. Los ejércitos se harán cenizas bajo sus miradas.  Son descendientes de Sayyidina Ali (que Allah esté complacido con él).  Cuando el Mahdi diga: '¡Allahu Akbar!' estarán listos en la puerta sur de Damasco, desde Aman.
 
Allah establece límites, y el de ahora pronto va a ser súbitamente terminado.  Cada acontecimiento tiene su propio tiempo.  En la mañana, ¡podrías despertarte en un mundo distinto! (súbitamente cambiado)"


Dos sohbets de la compilacion de enseñanzas del libro Mercy Oceans, de Maulana Sheij Nazim al Haqqani:

Agradecemos a nuestro hermano Mustafa Yafar de Argentina por la traducción del segundo sohbet.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario