domingo, 30 de marzo de 2014

El shiismo frente a Ahlus Sunnah


En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo

Caligrafía de Sayyidina Mawlatuna -nuestro Mawla- Ali (as)
en mezquita sunni otomana

Si amas solo a una parte de Ahlul Bayt (la Familia del Profeta, saaws) y odias a otra parte de la Familia y a casi todos los Sahaba (Compañeros del Profeta, saaws), eres shia.  

Si amas solo a los Sahaba [los Compañeros del Profeta, saaws], y rechazas o disminuyes o desconoces en buena medida el reconocimiento debido a Ahlul Bayt; eres salafi [wahabi].  

Si amas a los dos, a Ahlul Bayt y los Sahaba como lo hacía el Profeta (saaws) y como hicieron los mejores y más numerosos de entre los Sahaba y como hizo Ahlul Bayt, entonces eres Sunni.  

Si amas a Ahlul Bayt y a los Sahaba con todo el respeto y amor debido, y comprendes el honor y virtud que les corresponde, eres alguien que ha iluminado su intelecto y su corazón con el brillo de los Sufis, es decir, los mejores maestros de entre los Sunnis.


I - COMBATIENDO LA DESINFORMACIÓN


Hay gente de buena fe que se acerca al Islam, y al conocer la sequedad y la crudeza que caracteriza a los ambientes dominados o influenciados por el wahabismo o salafismo, buscan algo que llene más sus expectativas de espiritualidad.  

Al conocer primer el salafismo (que se presenta a sí mismo como 'el' sunnismo), estas personas pueden llevarse la impresión de que Ahlus Sunnah wal Yamaah, el Camino del Ejemplo del Profeta (la paz sea con él) y de su Comunidad mayoritaria (sunnismo), es un camino falto de espiritualidad, lleno de estrecheces, lleno de lo que en sus ambientes de origen ellos han conocido como el 'fariseísmo', y donde el amor por la Familia del Profeta (la paz sea con todos ellos) brilla por su ausencia.

Estas mismas personas después encuentran páginas o blogs en Occidentes destinados a lectores nuevos al Islam, donde encuentran muy fuertes críticas al salafismo / wahabismo, y muchas veces estas mismas páginas se presentan como el camino del Islam que tiene el depósito de la sabiduría espiritual (irfan) y la santidad (wilaya) de la mano de la Familia misma del Profeta (la paz sea con todos ellos).

Procediendo con ingenuidad y buena fe, muchos terminan engrosando las filas del shiismo.

En este blog hemos tenido ocasión de comentar esta situación:

Y hemos expuesto de modo breve el panorama del shiismo con las advertencias necesarias:


Y para que los interesados puedan conocer fuentes equilibradas, fidedignas y amplias de espiritualidad islámica de la mano del ejemplo del Mensajero de Dios, la bendición y la paz de Dios sean sobre él, tenemos inclusive una sección dedicada al Camino de la Familia del Profeta (saaws):

Lo cierto es que Ahlus Sunnah wal Yamaah, el sunnismo, no es ni mucho menos la figura estrecha y seca que nos presenta el salafismo / wahabismo, a pesar de que ellos se llamen los represnetantes únicos del sunnisno.  

Y lo cierto es, asimismo, que el shiismo no es lo que dice ser.

Los shias dicen amar a la Familia del Profeta, la paz sea con todos ellos.  

Lo que no dicen es que rechazan y odian a Aisha, esposa del Profeta (saaws), y a Hafsa bint Umar (Hafsa la hija de Umar), también esposa del Profeta (saaws), a quienes nosotros nos dirigimos como nuestras Madre Aisha y Hafsa, ya que ése es el título que les corresponde conforme al Sagrado Corán ("El Profeta, para los creyentes, está antes que ellos mismos, y sus esposas son madres para ellos" - Sagrado Corán 33, 6).  Hablamos de ellas con el máximo respeto y honor.  

Allah mismo hizo descender aleyas en la Revelación para defender el honor de Aisha (9 aleyas benditas, Sagrado Corán 24, 11-19), y el Mensajero de Dios (saaws) eligió pasar a la otra vida en el regado de su amada esposa, cuyos ojos fueron los últimos que miraron al Mensajero en el paso a la otra vida.  

Que Allah esté complacido con ella.

Pero ningún shia (salvo aquel que relativice su propio shiismo al punto de hacerlo 'poco shia' o poco reconocible) quiere llamar a su hija Aisha o Hafsa, y es común que sus ulama (eruditos) acusen a Aisha de horrores peores que aquellos contra los cuales el propio Altísimo decidió protegerla.  Y es asimismo común que se la maldiga, astaghfirullah.

Los shia pretenden hacernos creer que Aisha, nuestra Madre, que Allah esté complacido con ella, tuvo enemistad contra Fatima, la paz sea con ella.

Sin embargo, nuestra madre Aisha (la paz sea con ella), la esposa del Profeta (la bendición y la paz sean sobre él) y la hija de Abu Bakr (que Allah esté complacido con él) dijo: "No he visto a nadie de rango más elevado que Fatima (as), salvo su padre (saaws), lo cual fue narrado por el Imam al-Tabarani y graduado como Sahih por el Imam Ibn-Hajar.

Nosotros amamos a toda la Familia, incluyendo a Ali, Fatima, Hassan, Hussein (la Familia Purificada, la Gente de Manto), e incluyendo asimismo a nuestras Madres Jadiyah, Aisha, Hafsa y todas las que Allah ha elevado con el título de Madres de Creyentes.

Amamos a Fatima la Pura, la paz sea con ella, hija predilecta del Profeta (saaws), y a todas las demás hijas del Mensajero (saaws), sus hermanas Zaynab, Ruqayyah y Umm Khultum, hijas también de Khadijah, y a los hijos del Profeta (saaws), fallecidos a corta edad, Qasim, Abdullah e Ibrahim, la paz sea con todos ellos.

Y a sus padres Amina y Abdullah, la paz sea con ellos.

Los shias dicen seguir el ejemplo de la Familia del Profeta (saaws), pero a diferencia del Imam Ali (as), rechazan a tres de los más grandes Compañeros del Profeta (saaws), Sayyidina Abu Bakr, Umar y Uthman, y los califican como gente indigna, que sólo buscó el placer de este mundo y sus ulama llegan a mencionar de ellos que ni siquiera acabaron su vida como musulmanes sino como apóstatas, hasha astaghfirullah.

Olvidan que en sus últimos días, el Profeta (saaws), cuando no pudo físicamente levantarse a liderar la oración (salat) como imam de los creyentes, designó a Abu Bakr (ra) para que éste sea el imam de los Sahaba, de todos sus Compañeros, y detrás de Abu Bakr rezaron juntos Umar, Uthman y Ali, que Allah esté complacido con todos ellos.

Y cuando recobró algo de fuerzas para dirigirse otra vez a la mezquita, al llegar decisió que Abu Bakr fuera nuevamente el imam de la oración, y tras su más querido compañero, Sayyidina Abu Bakr, rezaron el Profeta (saaws) y Sayyidina Ali.

Muchos son los hadices en que el Mensajero (saaws) mencionó las virtudes de Sayyidina Abu Bakr, entre ellos:

‘Amr bin al-‘Aas preguntó: Oh, Mensajero de Allah, ¿cuál de los hombres es más querido para tí? Él dijo: Abu Bakr.’ [Reportado por Bukhari y Muslim] 

Muhammad bin Jubair bin Mutim dijo: Mi padre me dijo que una mujer vino al Mensajero de Allah y le habló sobre algo, y luego él le ordenó a ella algo, entonces ella dijo: 'Oh, Mensajero de Allah, ¿si no te encuentro?' Entonces él dijo: 'Si no me encuentras, ve a Abu Bakr.’ [Bukhari y Muslim]

El propio Sayyidina Ali (as) tuvo el mejor aprecio y respeto por Sayyidina Abu Bakr (ra) y Umar (ra).

Sayyidina Ali dijo: 'Los mejores de esta Ummah después de su Profeta son Abu Bakr y Umar'. 

El Imam Adh-Dhahabi, especialista en hadices, dijo: 

'Juro por Allah, al ‘Adim (el Inmenso), que ‘Ali dijo esto y es mutawaatir sobre él [es decir, que se ha transmitido por tantos testigos de modo paralelo que convierte a este hecho en algo multitudinariamente atestiguado] porque él lo dijo sobre el Mimbar de Kufah, por tanto que Allah maldiga a los Rawafidah, ¡Qué ignorantes que son! 

Hemos tenido ocasión de señalar ampliamente las virtudes de Sayyidina Abu Bakr


Los shias olvidan asimismo que el Profeta (saaws), quiso hermanarse de modo especial con Abu Bakr, con Umar y con Uthman, que Allah esté complacido con ellos, de modo tal que se casó con la hija de Abu Bakr, nuestra Madre Aisha, y se casó asimismo con la hija de Umar, nuestra Madre Hafsa.  Y de tal modo quedó hermanado que los cuerpos de Abu Bakr y Umar descansan al lado del del Mensajero (saaws) en Medina, tal como lo acompañaron codo a codo mientras estuvieron en este mundo en forma física.

Pero en el shiismo se encuentran insultos a Hafsa e insultos y maldiciones a Umar, que Allah esté complacido con él y su hija.

¿Cuál fue la actitud de Sayyidina Ali en relación a Umar?

Abdullah bin Abbas RA (el primo del Profeta saaws) narró lo siguiente: 

Estaba suplicando a Allah por Umar bin Al Jattab, que había sido puesto sobre su cama (ya muerto), cuando de pronto un hombre apoyó sus codos sobre mis hombros y decía: 


¡Que Allah tenga misericordia de ti (Umar)! Yo siempre desee que Allah te ponga junto con tus dos amigos, pues oí al Mensajero de Allah SAW decir muchas veces: Estaba yo, Abu Bakr y Umar; hicimos, yo, Abu Bakr y Umar; partimos, yo, Abu Bakr y Umar; por eso espero que Allah te ponga junto con ellos dos. 


Me dí vuelta y vi que era Ali bin Abi Talib RA (Hadiz sahih, recopilado por el Imam Bujari)


En cuanto a Uthman, lo casó primero con una de las hijas del Profeta (saaws), Sayyida Ruqayyah, y al fallecimiento de ella, con otra de sus propias hijas, Sayyida Umm Khultum.


Tal era el vínculo que tenía el Mensajero (saaws) con la gente que consideró como la más digna de confianza.

¿Cuál fue la reacción de la Familia de Muhammad (asws) ante la gente que asedió y amenazó a Uthman poco antes de su muerte?

Sayyiduna Imam Al Hassan (as), el hijo mayor de Sayyidina Ali, fue en persona a resguardar la integridad física de Uthman, y fue herido por la turba que finalmente dio puerta al asesinato de Sayyiduna Uthman, que Allah esté complacido con él.

Al rechazar e inventar historias terribles contra los Compañeros, los shia, además de albergar rechazo y/u odio contra aquellos que fueron los más amados por el Profeta (saaws), contradicen inclusive el Sagrado Corán.

Allah prometió el paraíso y la eterna bienaventuranza a los Muyahirín (los emigrados de La Meca) y a los Ansar (Medinenses), y Él declaró que está satisfecho de ellos en versículos que serán recitados hasta el Día de la Resurrección. ¿Puede alguien pensar que esto sería concedido a alguien que no merece tal bendición? 

Allah, glorificado y exaltado sea, dice (Sagrado Corán, 9, 100):

“Allah se complace con los primeros que aceptaron el Islam y emigraron [a Medina], con aquellos que les socorrieron, y con todos los que sigan su ejemplo [en la fe y las buenas obras]. Éstos también se complacen con Allah, y Él les ha reservado jardines por donde corren los ríos donde morarán eternamente. Éste es el triunfo grandioso”.


El Profeta, la paz sea con él, amó a sus Compañeros y nos instruyó a no hablar mal de ellos.  Fue narrado por Abu Hurayrah (que Allah esté satisfecho de él) que el Profeta (las bendiciones y paz de Allah sea sobre él) dijo: 

“No injurien a mis compañeros porque, por el Único, en Cuya mano está mi alma, que si uno de ustedes gastara el equivalente del monte Uhud en oro, esto no equivaldría ni a un mudd (palmo) que haya dado uno de ellos, ni a la mitad de eso”. Narrado por al-Bujari (3673) y Muslim (2540).

Sayyidina Ali apoyó activamente a Sayyidina Abu Bakr, Umar y Uthman en sus califatos.  Él reconocía sus méritos y ellos los de él.

Qué lejos se encuentra el shiismo del ejemplo de Sayyidina Ali (as).

Consideremos esta relación extraordinaria entre Sayyidina Abu Bakr y Ahlul Bayt.

Sayyidina Abu Bakr as Siddiq (que Allah esté complacido con él) al fallecer, recibió el lavado ritual de su cuerpo (ghusl) de manos de su esposa, Asma bin Amis (ra).  La esposa de Abu Bakr fue la misma mujer que hizo el ghusl de Sayyida Fatima al Zahra (as), por la propia voluntad de nuestra Madre Fatima al Zahra (as).

Ahora bien, después del paso a la otra vida de nuestra madre Fatima la Pura (as), el Imam Ali (as) se casó con otra mujer de nobleza reconocida.  ¿Quién era?

Asma bin Amis (ra), la viuda de Abu Bakr as Siddiq que hizo el ghusl funerario de su esposa Fatima y de su compañero y amigo Abu Bakr.

Esto no lo mencionarán los shias.

Olvidan los shias mencionar que Hadhrat Ali, radiallahu anhu, crió con su propia familia a Muhammad el hijo de Abu Bakr as Siddiq (ra).

Y Muhammad el hijo de Abu Bakr (que Allah esté complacido con ambos), el hermano de nuestra madre Aisha (as), luchó en el lado de Ali, radiallahu anhu, en la batalla de Siffin y fue muerto y su cuerpo fue quemado por los omeyas.

Ali mismo tuvo un hijo a quien llamó Abu Bakr, que fue asesinado en Kerbala por el ejército del tirano Yazid.

Olvidan decir que, de hecho, cuando Sayyiduna Abu Bakr (ra) fue elegido como Califa, Abu Sufyan fue donde el Imam Ali (as) y le dijo:

"¿Cómo puedes haber elegido a la familia más baja de los Quraysh (refiriéndose a Abu Bakr) como el Líder? Exriende tu mano Oh Ali de modo que te pueda dar bay'ah a ti.  Y si lo quieres llenaré el lugar con caballos y soldados contra él (es decir, contra Abu Bakr)". 

A lo cual el Imam Ali (as) respondió: "¡Oh Abu-Sufyan!  Has continuado siendo un enemigo del Islam, pero no has sido capaz de dañarlo.  Por Allah, pretendes hacer Fitnah [tumulto, revuelta, desorden] nuevamente.  Fuera de aquí porque nosotros no necesitamos tu consejo.  Ciertamente vemos a Abu Bakr como digno para dicho trabajo" (narrado por el Imam de todos los historiadores sunnis, Ibn-Jarir al-Tabari). 

Los omeyas y su tiranía son una cosa, Ahlus Sunnah es otra.

Abdullah ibn az Zubayr (ra), después del martirio de la Casa Profética en Kerbala, se levantó en lucha contra la tiranía omeya.  Desde la Meca, defendió la dignidad del Islam alzándose contra los omeyas, hasta entregar su vida en sacrificio.

¿Quién fue Abdallah ibn az Zubayr(ra)?  El hijo de Asma, hija del gran Abu Bakr as Siddiq, sobrino de Aisha, que Allah esté complacido con ella.

Los shia dicen seguir el ejemplo de Sayyidina Imam Ali (as), el Shah Mardan, y a sus descendientes los Imames, pero lo que no dicen es que, como lo reconocen incluso en sus propios libros, el Imam Ali (as), además de haber tenido un hijo a quien llamó Abu Bakr, tuvo otro a quien llamó ... Umar y aún otro a quien llamó ... Uthman.

Veamos a los demás Imames, que también son admitidos como tales por los shia:

El Imam Hasan, hijo del Imam Hussein, nombró a dos de sus hijos Abu Bakr y Umar

El Imam Husayn nombró a dos de sus hijos Abu Bakr y Umar. 

El Imam Ali Ibn Husayn (Imam Zain ul Aabideen) nombró a dos de sus hijos Abu Bakr y Uthman. 

El Imam Musa al-Kadhim nombró a dos de sus hijos Abu Bakr y Umar. 

Y que el Imam Ja'far as-Saadiq nombró a su hija Aisha. 

El Imam Musa al-Kadhim nombró a su hija Aisha. 

El Imam 'Ali ar-Ridaa' nombró a su hija Aisha. 

El Imam 'Ali an-Naqi nombró a su hija Aisha. 

Y todo esto conforme a los propios libros de los shia.

Olvidan los shias decir que el texto del Sagrado Corán que ellos usan en todas sus mezquitas, y cuyos hadices aprenden a recitar de memoria, es exactamente el mismo que el Sagrado Corán que fue compilado primero por virtud de la decisión de Sayyidina Abu Bakr as Siddiq y que fue preservado y enviado a las tierras del Islam por obra del Califa Uthman ibn Affan, que Allah esté complacido con ellos.

Los shias rechazan narrar hadices del Profeta (saaws) transiitidos por Abu Bakr y Uthman, pero sin embargo aceptan el Sagrado Corán transmitido al mundo por virtud de ellos mismos.

No es raro por tanto que haya habido así llamados grandes sabios shias que hayan dicho que el texto del Sagrado Corán que ellos mismos tienen está alterado, y que el auténtico -que ni ellos mismos conocen ni recitan- lo tienen los Imames.  Y no es raro que oculten la existencia de esta opinión de sus sabios a las miradas de las personas que recién entran al Islam.


II - EL RESPETO Y SEGUIMIENTO A LA CASA DEL PROFETA 
EN EL ISLAM SUNNI MÁS PROFUNDO


Lo que se dice 'Sunnismo', como realidad histórica y social, es un nombre muy amplio que abarca a la gran mayoría del mundo islámico.  

No es un nombre de una realidad monolítica en que todos están de acuerdo en todos los detalles, sin embargo hay acuerdo en las creencias y prácticas esenciales.

Cuando los shia critican que 'los sunnis' no aman a Ahlul Bayt (as) simplemente mienten.  Hay diferentes escuelas sunnis, tanto en la jurisprudencia, la exposición de la doctrina islámica y la espiritualidad.  Y hay diferentes grados de conocimiento y amor dentro de tan inmenso grupo. 

Dentro de esta amplia gama que tiene el denominador común de reconocer a los Sahaba (ra) y Ahlul Bayt (as), y sin lugar a dudas el mérito extraordinario de los cuatro grandes califas rectos (Abu Bakr, Umar, Uthman y Ali), hay quienes han cultivado un amor verdaderamente intenso por la familia del Mensajero (saaws), de la mano frecuentemente de los sufis, los maestros de la espiritualidad sunnita.  

Hay dentro del clan conglomerado denominado sunni, por cierto, quienes tienen un amor meramente verbal por Ahlul Bayt, o no conocen su rango y los numerosos hadices sobre Ahlul Bayt y Sayyidina Ali (as), o que inclusive pretenden dibujar una realidad histórica distinta a la que ocurrió, en la cual observamos el sufrimiento de la Casa Profética, dejando a un lado la opresión omeya.

Y en el wahabismo, que se ha desviado del sunnismo, se encuentra inclusive quienes pretenden decir con un nasibismo atrevido (oposición a la Familia del Profeta, saaws) que Yazid el hijo de Muawiya, Yazid el responsable de la muerte de gentes de la Familia del Mensajero en Kerbala, el responsable de haber dado muerte a miles de Sahabas, el responsable de haber quemado la Kaaba, es inclusive alguien del Paraíso, y pretenden reescribir los hechos en relación a él y sus 'proezas'.  Ciertamente este nasibismo es digno de repudio y condena.

Pero regresando al sunnismo, como en cada gran masa humana, decíamos, se pueden encontrar varias tendencias, y sin duda los más profundos conocedores y los siervos más auténticos en su entrega a Allah, los mejores de entre los ulama y los shaykhs sufis tradicionales del sunnismo, son notorios sin duda por su amor y respeto elevado por la Familia del Mensajero (saaws), un amor que va mucho más allá de ser meramente verbal, un amor consciente y activo, que les ha permitido a muchos awliya inclusive mantener un lazo espiritual extraordinario con Ahlul Bayt (as).

No sólo ello, la mejor gente de Ahlul Bayt (as), sus Imames y los salihin y awliyah descendientes del Profeta (saaws), son precisamente los líderes de Ahlus Sunnah wal Yamaah.  Ellos reconocieron a los Tres califas previos a Sayyidina Ali, y a nuestra Madre Aisha, y se distanciaron de la fitna shia.

Lo mejor de Ahlus Sunnah wal Yamaah tiene un amor profundo por Aal e Muhammad (la Familia de Muhammad, la paz sea con todos ellos).

Nadie menos que el Imam Abu Hanifa, por ejemplo, uno de los cuatro grandes Imames de las escuelas de jurisprudencia islámica, apoyó la rebelión contra la tiranía omeya que fue encabezada por el honorable mártir de la Casa Profética, Sayyiduna Zayd hijo de Ali Zayn ul Abidin, hijo del Imam Hussein (la paz sea con todos ellos).

Sabido es, por ejemplo, el gran reconocimiento que se dio a la Familia del Mensajero (saaws) durante el Califato sunni de los nobles otomanos, que por cerca de 700 años fueron los custodios de la Meca y Medina, y que supieron poner un freno a la Fitna shia en las tierras del oriente del Islam a la par que avanzaban con sus ejércitos en la legítima jihad fisabilillah.

Los otomanos llevaron un registro de los descendientes del Profeta (saaws) de modo tal que se les diera a cada uno de ellos un estipendio, y las eulogías y el recuerdo de la Familia del Profeta (saaws) llenó el corazón de las gentes de Ahlus Sunnah.  Los propios gobernantes otomanos fueron todos ellos sayyids, descendientes del Profeta (saaws).

Partiendo de estos referentes, en conexión con la mejor enseñanza de los ulama y los awliya, se obtiene acceso al mundo extraordinario del Islam puro y tradicional.

Y desde allí, desde los más grandes exponentes de Ahlus Sunnah, aquellos que marcan la pauta a seguir por el grueso del sunnismo, afirmamos:

- Amamos a la Familia del Profeta (la paz sea con todos ellos): a todos, padres, esposas, hijos e hijas y sus nietos.

- El amor por Sayyidina Imam Ali (alayhi salam) es un signo que distingue al creyente del hipócrita de corazón, como lo dice expresamente el Profeta del Islam (saaws).  Pretendemos mantener vivo en nuestro corazón ese amor siempre.

- Sin duda la Familia del Profeta (saaws) es como el arca del Profeta Nuh (as) [Noé], quien se aferre a ella estará a salvo de perecer ahogado.  No decimos más que lo que el Mensajero de Dios, la paz sea con él, nos enseñó en un famoso hadiz.

- Sin duda el Profeta, saaws, expresó que se nos dejaron dos cosas de valor inmenso: El Sagrado Corán y su Familia.  Pero es igualmente cierto que el Mensajero (saaws) declaró, ante un número mayor de personas inclusive, que se nos dejaron dos tesoros: el Sagrado Corán y su Sunnah.  Ambos hadices son ciertos.

- No solo es admisible sino además meritorio -y muchos en Ahlus Sunnah lo practican- hacer tawassul con Ahlul Kisa (as), es decir, suplicar a Allah algo pidiendo la gracia divina por el rango de sus siervos queridos, la Gente del Manto.

Buena parte de los ulama de Ahlus Sunnah wal Yamaah, de hecho, admite el tawassul en la forma del istighatha legítimo, aquel que reconoce que el poder y la ayuda no provienen en última instancia más que por Allah y con el Decreto de Allah, si Él lo quiere y a quien Él quiera.

Más de una vez Maulana Shaykh Nazim, por ejemplo, ha empezado un sohbet con una frase como Madad Ya Ali.

- En cuanto a las escuelas jurídicas, de los 4 Imames de Fiqh en el Islam: 

* el Imam Abu Hanifah (de quien parte la escuela hanafi) estudió y aprendió con el Imam Muhammad al Baqir (as) y particularmente con su hijo el Imam Ja'far as Sadiq (as), ambos Imames benditos de la Casa del Profeta (saaws).  Del Imam Abu Hanifa ha sido transmitido a la posteridad el legado del conocimiento del fiqh que se estableció en Kufa (la así llamada escuela de Kufa), y cuyo asentamiento inicial se debe en gran medida a que el Imam Ali (as) trasladó la capital del Califato y fue a vivir él mism con su familia a Kufa.

* el Imam Malik bin Anas (de quien parte la escuela maliki) estudió y aprendió del Imam Ja'far as Sadiq (as), de la Cada del Profeta (saaws),

* el Imam ash-Shafii (de quien parte la escuela shafii), estudió y aprendió de maestros que estudiaron con Ibn Abbas, quien estudió con el Imam Ali (as), así como de otros estudiantes de Ahlul Bayt.

Y decimos más, con las gentes sufis del sunnismo:

- Sin duda Ali es nuestro Mawla, conforme al hadiz del Profeta (saaws): De quien yo soy Mawla, Ali es su Mawla.

- La Gente del Manto (Ahlul kisa), Ali, Fatima, Hassan y Hussein, son el corazón de la Familia del Profeta (saaws), un corazón purificado y bendito, del cual han salido los mejores siervos de Allah en la Ummah.  La Familia del Mensajero (saaws), toda ella digna de amor y respeto máximo, es más extensa, pero Ahlul Kisa es el corazón de Ahlul Bayt (as).

De hecho, como parte de los ejercicios para cultivar su amor por Allah y Su Mensajero (saaws), no es inusual que en las tariqas de tasawwuf muhammadi (sufismo) en Ahlus Sunnah, los shaykhs recomienden que un murid adopte como práctica de carácter voluntario el pedir súplicas a Allah decenas de veces al día pidiendo Sus bendiciones y paz sobre el Profeta y su Noble Familia (alayhimus salatu wa salam).

Nosotros, por ejemplo, adoptamos como asunto de carácter voluntario hacer al menos 100 veces al día salat an nabi pidiendo bendiciones y paz por el Profeta y su familia (asws), cuando no 300 veces diarias.

En reconocimiento a Sayyidina Ali (as), Shaykh Abdul Kerim Kibrisi ha mencionado, por ejemplo:

"El Santo Profeta (asws) dice: ‘Si yo soy la ciudad del conocimiento, Ali es la puerta a esa ciudad.’  Esto significa que cuando entras a la ciudad de ese conocimiento, debes de conocer a Ali (ra).  Debes tener una conexión con él.  Sin él, no puedes entrar en esa ciudad. 

En cuanto a los Imames de Ahlul Bayt, tomando las enseñanzas de extraordinarios awliyah y ulama de Ahlus Sunnah, a la par que afirmamos el rango espiritual extraordinario de los Shaykhayn (Sayyidina Abu Bakr y Umar) afirmamos también, como varios shaykhs de varias tariqas del mundo sunni:

- Los 12 Imames [11 que se sucedieron ininterrumpidamente y el 12vo, el Imam Mahdi, que nace recién en el final de los tiempos, a diferencia de la opinión shia] son los líderes indiscutibles de la wilayah, aquella wilaya o proximidad a Allah en el servicio íntimo al Altísmo, que viene representada por todos los awliyah de la Ummah.  

Lo ha declarado así el Imam Rabbani Ahmad Faruqi as Sirhindi, gran shaykh naqshbandi (que acepta la transmisión espiritual desde Abu Bakr as Siddiq), Shah Waliullah Dehlawi, y muchos otros notables awliyah en varias épocas.

Los otomanos, cuando estuvieron a cargo de Medina, decoraron la mezquita del Mensajero (saaws) con los nombres de grandes personalidades del Islam, Sahabis y asimismo los nombres de los 12 Imames deAhlul Bayt.  Aquí algunas fotos de la mezquita del Profeta (saaws) en Medina, en la actualidad:


Caligrafías de los nombres de los 12 Imames

De derecha a izquierda: nombres de los Imames Hassan al Askari,
Muhammad al Taqi y Musa al Kazim

Pero el imamato de los 11 imames y el que será el imamato del Mahdi (as) no se refieren al Califato político o visible, sino al liderazgo en la wilayah.  Y conocer que hay 12 imames o no no pertenece a las creencias obligatorias del Islam sino que es un asunto en que el que nos referimos a los más grandes exponentes del tasawwuf al islami, si bien hay ciertamente sectores distintos del mundo sunni que diferirán de opinión al respecto.

No se trata de un aspecto de creencia esencial.  Los shias, por el contrario, ponen a los 12 imames por encima inclusive de los profetas de Allah (salvo por el Profeta Muhammad, saaws), y dicen que si fue obligatorio seguir a un Profeta del pasado, de modo que quien lo rechazó murió como kafir (incrédulo), con mayor razón aún es obligatorio aceptar y seguir a los 12 imames, y si no se hace eso, las Puertas del Paraíso se cierran para dicha persona, y se le abren las del Infierno.  Astaghfirullah.  Ninguno de los imames ha sido mencionado por su nombre en el Sagrado Corán, y el hadiz de los 12 emires o califas, reconocido en Ahlus Sunnah, se refiere a emires o califas, gobernantes visibles de la Ummah, con soberanía y sultanato político, no a imames espirituales.

Hechas estas aclaraciones, mostramos asimismo como parte de las enseñanzas admisibles en Ahlus Sunnah -de carácter no esencial, sino netamente accesorio, sobre las que puede haber legítima discrepancia de opiniones entre los ulama o los awliyah mismos según el grado de cada cual-, lo que nuestro Gran Shaykh naqshbandi contemporáneo, Maulana Shaykh Nazim (qs), firme defensor de Ahlus Sunnah ante la Fitna del shiismo, ha declarado en relación al doceavo imam.

A la par que reconoce que el último de los 12 imames nace sólo al Final de los Tiempos, menciona que en cada época del Islam siempre ha habido un grupo reservado de los mejores de entre los awliyah de Ahlus Sunnah wal Yamaah que han tenido acceso a un contacto espiritual con la realidad ruhani (el espíritu) de la persona que al nacer al final de los tiempos será conocido como el Imam al Mahdi.

Lo que se muestra de este modo, en general, es que nuestros awliyah han tenido siempre, por la gracia de Allah, un contacto vivo con los Imames de Ahlul Bayt (sa), así como, según es ampliamente conocido en la historia del sufismo, con el Mensajero (saaws).

Muchos de los más grandes walis de Allah de Ahlus Sunnah son de hecho descendientes del mismo Sayyidina Imam Ali y de Fatima la Pura, la paz sea con ellos, y a través de ellos del Profeta del Islam (saaws).

Shah Bahauddin Naqshband (qs), Shaykh Abdulqadir al Jilani (qs), Shaykh Moinuddin Chisti (qs), Shaykh Abul Hassan ash Shadhilli (qs), líderes de las tariqas sufis del mundo sunni que toman de ellos sus nombres (tariqas naqshbandi, qadiri, chisti y shadhilli), son Ahlul Bayt, descendientes del Profeta (saaws).

Estas cuatro tariqas sufis del sunnismo son las más extendidas en la espiritualidad islámica, sus miembros cubren el mundo islámico entero.

Y awliya ilustres de todas las épocas también son sayyids (descendientes de sangre del Profeta -saaws-  a través del Imam Ali y Fatima az Zahra, tales como 

Sultan Bahu (qs), Pir Nureddin al Jerrahi (qs), Muhammad bin Ali ba'Alawi (qs), Shaykh Ahmad at Tijani (qs), Shaykh Ahmad ibn Idris (qs), Shaykh Muhammad al Arabi ad Darqawi (qs), Shah Ghulam Ali an Naqhbandi (el Ghulam de Ali, el sirviente [por amor] de Ali) (qs), por mencionar sólo algunas de las gentes ilustres de la wilayah.

Tenemos sabios y líderes ilustres en nuestro propio tiempo sayyids, tales como por citar sólo algunos, de ramas diferentes a las nuestras, sayyid Shaykh al Habib Umar de Tarim, sayyid Shaykh Yahya Ninowi, sayyid Shaykh sidi Hamza al Butchici, entre muchos otros.

O gente muy cercana en esta misma época, tales como nuestro Gran Shaykh, el wali extraordinario de Allah, as sayyid Maulana Shaykh Muhammad Nazim al Haqqani (qs), su hijo mayor, as sayyid Shaykh Muhammad Effendi (qs), y nuestro amado maestro Sayyid Hassani Husseini Shaykh Abdul Kerim Kibrisi ar Rabbani (qs).

Estos son sólo algunos de muchísimos nombres de los walis del Islam, de hoy y de antes, los prohombres de Ahlus Sunnah wal Yamaah, descendientes del Imam Ali y de Fatima al Zahra (aleyhimus salam, la paz sea con ellos y con su descendencia pura).

Pero la descendencia de los tres nobles califas anteriores a Shah Mardan el Imam Ali (as), ha sido también fuente de reconocidas bendiciones en el campo de la wilaya, conforme al gran rango espiritual de cada uno de sus ancestros.

Entre muchos otros:

Maulana Jalauddin Rumi (qs), fue descendiente de Abu Bakr as Siddiq (ra). 

El Imam Rabbani, Shaykh Ahmad Faruqi al Mujaddidi (qs) y Shah Waliullah (qs) fueron ambos descendientes de Sayyiduna Umar ibn al Khattab (ra), el segunda Califa del Islam.

Maulana Khalid al Baghdadi (qs), fue descendiente de Uthman ibn Affan (ra), tercer Califa del Islam.

Que Allah esté complacido con toda la Casa del Profeta (asws) y con los benditos Compañeros del mismo y con sus descendientes y la gente que los ama y sigue. 

Éste es el camino que seguimos.

El del amor y admiración sinceros a los Khulafa e Rashidun (los Cuatro Califas Rectos), entre muchos otros Sahaba que merecen también una admiración y loa de elevado calibre, el respeto y admiración en general por los Sahabas como un grupo todo, entre quienes sin duda los hay de muy diferentes rangos en virtudes y méritos, no obstante, todos ellos acompañaron al Profeta (saaws) en la difusión del Mensaje del Islam y es colectivamente por ellos por los que el Mensaje ha llegado hasta nosotros, que Allah tenga misericordia y perdón sobre todos ellos y los exalte por la compañía del Mensajero (saaws).

Y el del amor y entrega del corazón a Ahlul bayt (asws) partiendo del Imam de Ahlul Bayt y nuestro Mawla, Hazreti Imam Ali, el Shah Madan, alayhi salam.

Recuerden esto: Cuando el Profeta (sallallahu 'alayhi wa sallam) ingresó a la Meca triunfante, acompañado de 10,000 de sus Sahaba, llamó junto a él, recitando el Takbir en común, en camino a la Kaabah, a Sayyidina Abu Bakr y a Sayyidina Ali.

Quien quiera un camino distinto, que divida lo que el Mensajero (saaws) no dividió, y el cual aleje de su corazón a sus Madres, las Madres de los Creyentes, o en el cual hable mal de aquellos a quienes el Profeta (saaws) amó (particularmente los inigualables Abu Bakr y Umar, encabezando a los Sahaba todos), o quien quiera sufrir de una severa falta de balance en su corazón, puede elegir otro camino.  Ahí está el shiismo.


III - ROSTROS CRUDOS DEL SHIISMO 
QUE NO MUESTRAN AL OCCIDENTE


Se trata de una realidad ante la cual no se puede ser neutral.

Hay una severa falta de balance y groseras mentiras y actos que forman parte del espíritu shia tradicional activo.  

Reconocemos sin duda que muchos shia, particularmente conversos en Occidente, no conocen siquiera estos aspectos del shiismo.  O muchos hoy en los países shia puede que no compartan estos aspectos de su propia tradición.  Son como los católicos de por aquí, que puede que vayan a veces a misa, pero en el fondo nadie se compromete con el catolicismo, y son en definitiva medio no católicos en su gran mayoría.

Puede por tanto que haya shias que no compartan o practiquen lo que vamos a describir a continuación.

Pero a todos, sin embargo, les falta completar su amor: no sólo amen a parte de la Familia del Profeta (saaws), amen también a sus madres, a nuestras madres, las Madres de los Creyentes.  No olviden a Aisha y a Hafsa y a todas las esposa benditas de Profeta (saaws).  Amen también a quienes el propio Imam Ali (as) reconoció y amó, Sayyidina Abu bakr y Umar.  Aléjense de enseñanzas y hadices falsos puestos en boca de los benditos Imames que supuestamente condenan a toda esta gente del Paraíso, ni más ni menso que al Infierno, astaghfirullah.

Amemos y recordemos aquellos a quienes amó el Mensajero (saaws), cada cual con el honor distinto y debido que les corresponde.

El gran riesgo en quien se adentro al shiismo, es que si quiere ser 'sincero' con su aceptación del shiismo, no tendrá más remedio que acabar allí donde sus ulamas conducen a la masa shia.  Allí donde sólo se puede ver el signo del Fuego.

Presentamos a continuación una pequeña muestra aleatoria de aspectos que la versión del shiismo que se pretende propagar en inglés y en español no presenta al lector incauto, pero que sin embargo forman parte del bagaje doctrinal y práctico del shiismo tradicional de Irán e Irak.

Lo que sigue no pretende ni mucho menos ser exhaustivo.  

Nos hemos abstenido por decoro de ofrecer el texto de las fatwuas del padre de la República iraní, el Ayatollah Khomeini, en donde permite el cambio de sexo, o donde se pronuncia sobre el sexo con bebés, o el video de shias visitando la tumba de quien mató a Umar (que Allah esté compalcido con él), a pesar de que el asesino de Umar fue kafir, ni siquiera era musulmán.  Le visitan como si se tratara de un wali.  

Y no tenemos ni tiempo ni ganas de mostrar muchas, muchas otras cosas que avergüenzan al creyente y son las señales del Fuego.

Sobre la mentira (esconder la propia opinión para engañar a los sunnis):

Que la información que el shiismo presenta a los sunnis en relación al shiismo es tendenciosa, calumniosa y calculadamente fragmentaria (o a veces simplemente falsa) tiene por base la conocida práctica y mentalidad surgida a lo largo de los siglos con la taqiyyah con los sunnis [el disimulo, decir que se cree o quiere lo que no es así].

Con lo grave que es el mentir, y la fuerte advertencia de ello transmitida en el Coran y la Sunnah, aun así, los Rawafidh (shiitas) lo consideran como una práctica a la cual uno se debe aferrar, estando prohibido abandonarla hasta que salga Al-Mahdi.


Dijo Ibn Babawahi Al-Qommi: ''Al-Taqiyyah  es obligatoria, quienquiera que la deje sería como quien dejara de rezar.'' [1]


Dijo Muhammad Ar-Radi Ar-Radawi: ''Creer en At-Taqiyyah y en la Mut'a (Matrimonio temporal) es creer en el Corán, y negarlos es negar el Corán.'' [2]

Dicen sus líderes:

Narra Al-Kulaini [3] en ''Usul minal Kafi'' [4] que Ya'far bin Muhammad dijo: ''At-Taqiyyah es mi religión, y la religión de mis padres. No tiene fé aquél que no tiene Taqiyyah.'' [5]

Narró también que dijo: ''Ciertamente, las nueve décimas partes de la religión están en At-Taqiyyah, y aquél que no tiene Taqiyyah no tiene religión.'' [6]

__________________
[1] Al-'Itiqadaat, (Capitulo: At-Taqiyyah). Este libro está entre sus libros más importantes.
[2] Kadhabu 'ala Shi'a, pag: 373.
[3] Es Abu Ya'far Muhammad bin Ya'qub Al-Kulaini Ar-Razi, el mayor de los sabios de Hadiz y de Fiqh para los Rawafidh.
[4] el primero y el más importante de los libros de los cuatro ''Sehah'' (los libros de los hadices autenticos), es como el Bujari para los musulmanes. Ellos claman que Al-Kulaini se lo expusó a Mahdi y este le dió el visto bueno y dijo: '' Es suficiente para nuestros Chiitas''.
[5] Al-Usul minal Kafi 2/219.
[6] Al-Usul minal Kafi 2/217 


Fabricación y exageración risible en torno del asunto del califato:

Veamos algunas fabricaciones groseras en el ánimo de legitimar su afirmación del Califato de Ali.


Conforme a un hadiz shia, el Profeta (saaws) en la noche de su ascensión (Mir'aj) tuvo un diálogo con otros profetas, en los cuales Nuh (Noé), la paz sea con él, le preguntó: ¿A quién has designado como Califa para tu nación, a lo cual el Mensajero (saaws) habría respondido: Ali ibn Abu Talib.

Y Musa [Moisés], la paz sea con él, le habría preguntado lo mismo, con la misma respuesta.

E 'Isa [Jesús] le habría preguntado lo mismo, con igual respuesta.

Después el Mensajero (saaws) le habría preguntado al Arcángel Yibril: ¿Por qué no he visto a mi padre Ibrahim [Abraham] (la paz sea con él)?  Y Yibril lo habría llevado donde Ibrahim (as) que estaba ocupado cuidando de alimentar a un grupo de bebés, e Ibrahim (as) le habría hecho la misma pregunta y hubo la misma respuesta.

Pero Ibrahim (as) supuestamente añadió: "Qué excelente Califa has designado. Oh Muhammad, le pedí a Allah que me hiciera responsable de dar el sustento a los bebés de los shias de Ali.  Así que soy responsable de su sustento hasta el Día del Juicio".

El compilador de este hadiz, Ibn Shazan, registró este 'hadiz' como el hadiz 97 de una lista de 100, y afirma que todos estos hadices han sido tomados de fuentes sunnis, y los editores de la traducción al inglés de este texto se han cuidado de señalar el amplio crédito que se le da en el mundo shia a su autor y a esta compilación, hecha supuestamente para silenciar a los sunnis con sus propios textos.  Pero ¿cuáles son las fuentes 'sunnis' que se registran para este hadiz?  Dos conocidos libros shias: Ghayatol Maram y Bihar al Anwar.  Nada extraño procedente de los artilugios intelectuales que usan los ulamas shias para ganar la atención del público sunni.

Aquí hay otro más:



Sobre la exageración con los Imames (a quienes consideran, como el Ayatollah Khomeini, superiores a los Profetas de Allah con excepción del Profeta Muhammad saaws):



No publicamos aquí un video -cargado lamentablemente de severa falta de adab y de carga wahabi- en el que se ve a varios ulamas e imames shias profiriendo frases tales como: 

"El Trono de Allah es [no es más que] los zapatos en los pies de al Hussain", y otro al que se le pregunta por el rango de los Profetas y el rango de Ahlul Bayt y responde: "Los Profetas son shias de Ahlul Bayt, así que ¿cómo puedes comparar a seguidores con aquellos que son el Origen ... Así que no pueden ser comparados, a causa de la gran diferencia entre los dos" o a otro que dice sobre este mismo tema "A quien quiera que no le guste esto, que proteste contra Dios" o a otro que dice: ""no hay desacuerdo entre nosotros en que los Imames son mejores que los Profetas.  No tengan temor, no usen taqiyyah."

Pero el asunto de la exageración fuera del camino del Islam es algo conocido en este punto respecto a ellos.

Por ejemplo, leemos en el Sagrado Corán (75, 21-22):
Ese día habrá rostros resplandecientes en la contemplación de su Señor
Nuestro Señor es Allah.
Pero el sabio shia Ali Namazi Shahrodi dice en Athbat wilayat takwiniya:

“Quizá Rabb [Señor] en este verso se refiere a Muhammad (S) o a Ali (a.s), los creyentes estarán viéndolos en el día del juicio.”
¿Fue solo un desliz de lenguaje?  Por desgracia hay muchos casos similares en la literatura shia.
Dice Allah en el Sagrado Corán (39, 62-63)
En verdad te he inspirado a ti y a los que te precedieron, que si asocias algo conmigo se harán inútiles tus obras y serás de los perdedores.
Así pues, adora a Allah y sé de los agradecidos.
Leamos ahora el tafsir (la intepretación) que se da entre ulamas del shiismo:
"Se ha narrado [atribuyéndoselo falsamente] del Imam Baqir que se le preguntó acerca del dicho de Allah Todopoderoso (si asocias algo conmigo se harán inútiles tus obras y serás de los perdedores) a lo cual dijo: 
Su tafsir es que si ordenas [reconoces] la wilayah de alguien junto con Ali, la paz de Allah sea con él, después de eso tus obras fallarán y estarás entre los perdedores".
Lo cual se encuentra en los tafsires shias Nur al thaqalayn, Tafsir Qummi y Tafsir Safi
En cuanto al versículo sagrado (18, 105):

Di: No soy más que un ser humano como vosotros, me ha sido inspirado que vuestro Señor es un Dios Único; así pues, el que espere el encuentro con su Señor que actúe con rectitud y que al adorar a su Señor no Le asocie a nadie.

"Al-Qummi narra -supuestamente- de al-Sadiq (as): [Sobre] “no asociar en la adoración a su Señor a nadie" que él dijo: 
Aceptar una Wilayah después de la Wilayah de Aal-Muhammad [la Familia del Profeta saaws], la paz sea sobre ellos, la wilayah de ellos [Aal-Muhammad] es el “actuar recto”, aquel que asocia a alguien en su adoración a su señor ha cometido Shirk en nuestra Wilayah y ha hecho Kufr en ella y ha rechazado el derecho de Ameer al-Mumineen [Sayyidina Ali] (as)".
Fuente: Tafsir al-Safi vol3. pg.270.
No asombra entonces lo siguiente.




Desequilibrio emocional

Hundida en la praxis vivencial shia existe una severa falta de balance en las emociones, que en varias ocasiones se muestra a flor de piel, como cuando se trata de maldecir públicamente a los Compañeros, aquellos que sacrificaron sus vidas por el Islam, o cuando se revela la combinación de resentimiento y amargura con ocasión de las conmemoraciones shias de Kerbala, en la que la frenesis del colectivo psicológico shia aflora de una forma particularmente grotesca.  ¿Cómo ha sido posible eso?

Porque el shiismo perdió el balance del amor, y en nombre del amor a la Familia del Profeta (asws) cultiva el odio a parte de su Familia y a casi todos sus Compañeros (según ulamas shias, de los miles de Sahabas que acompañaron en vida al Profeta -saaws- sólo 7 permanecieron musulmanes rectos, los demás se volvieron hipócritas, astaghgirullah, o apóstatas del Islam).

Tal historia desequilibrada (pseudo-historia) permite después desequilibrios en nombre del 'Islam' como ellos lo entienden.

Aquí algunos ejemplos:

Igual que en una procesión cristiana

No son víctimas de un atentado terrorista, son shias en sus actos de fe por Kerbala

Un mismo imam shia hablando con taqiyah (el disimulo para que no conozcan lo que piensa) y hablando sin taqiyah a los suyos, con las peores expresiones acerca del compilador del Sagrado Corán que ellos mismos usan y aquel cuyo hijo mismo fue criado en su casa por el Imam Ali (as) con todo el cariño que corresponde.



¿Cómo justifican sus actos?  Ah, los 'hadices shias', cúmulo de fabricaciones y medias verdades(empezando con el Nahj ul Balagha), pues ni siquiera aceptan los hadices de la gran comunidad.



Otra falta de balance que raya en politeísmo.



Un imam actuando muy piadosamente según el shiismo (no se trata de gente común y corriente, sino un imam, alguien que se supone sabe mejor).



Con el ejemplo de líderes así, que además respaldan el llanto y el resentimiento como actos religiosos, pueden encontrarse masas de creyentes así:



Y aquí algo demasiado grotesco para creerlo a primera vista, pero que sin embargo ocurre, y ocurre con el beneplácito de los ulamas shias, en sus opiniones que no se dana  conocer en el da'wah shiita para Occidente.

Gente 'piadosa', al más puro estilo del martirologio cristiano (como los lacerantes que se encuentran en la procesión que los católicos llaman del Señor de los Milagros en Lima, Perú) arrastrándose a gatas en el suelo por decenas o a veces 100 kilómetros o más, sangrando, sufriendo, llorando, impulsándose con la espalda al suelo o con la cara al suelo, lamiendo el suelo inclusive [es cierto, no es exageración], en su procesión a ras del suelo a la tumba de Sayyidina Imam al Hussain (as), gimiendo o gritando Ya Hussain, Ya Hussain.  

No tenemos nada contra visitar los lugares de reposo de los amados de Allah, ni contra el istighatha balanceado y sobrio de Ahlus Sunnah wal Yamaah, pero lo que se ve a continuación es una ignorancia y desbalance que va más allá de toda expectativa, más allá inclusive de los excesos que ciertamente ocurren de parte de musulmanes ignorantes de su Din en torno a la ziyarah o visita a los lugares de descanso de los awliyah.


Nos hemos abstenido de publicar un video en donde un hombre ensangrentado, en una de estas reuniones de histeria shia, toma a un niño de menos de 7 u 8 años, cargado por su también ensangrentado padre, que con los ojos cerrados y lleno de temor, recibe del primer hombre cortes en la cabeza para iniciarlo en los llantos por Sayyidina Hussein (la paz sea con él).

La psiquis shia profunda que no se deja ver en las publicaciones en Occidente con que disfrazan sus características.

* * *


Hemos advertido a quien quiera que preste atención a la advertencia.  Y hemos mostrado que el camino del justo medio, y del mejor amor a la Familia del Mensajero (saaws), y la conexión viva con Ahlul Bayt sin duda reposa en lo mejor que se halla en Ahlus Sunnah wal Yamaah.

Wa min Allahu Tawfiq

No hay comentarios.:

Publicar un comentario