miércoles, 19 de febrero de 2014

El Universo fluye hacia el Amado de Dios

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo



EL UNIVERSO FLUYE HACIA EL AMADO DE DIOS

Shaykh Muhammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshibendi, Sohbat del 3 de febrero del 2014.

M (Mawlana): "Salamun qawlan min Rabbin Rahim" (36:58), "Les dirán «¡Paz!» de parte del Señor misericordioso" (36:58). Que nuestro día y nuestras obras sean favorables. Que Allah nos dé éxito en obras que complazcan a Allah y a Rasulullah. Que no nos traguen los mares, ni nos aplaste la tierra. Que seamos siervos de nuestro Señor, tengamos un final feliz y nuestros hijos sean de los justos. Oh Señor, haznos siervos del Paraíso. Por las bendiciones de nuestra Sultana Ummuhan. Fatiha.

HF: Amin.

M: Allah razi olsun, Allah se complazca con nosotros.

HF: Que Allah os dé buen apetito.

M: Gracias. MashaAllah. Gracias a Allah. Digamos: La ilaha illa Allah, La ilaha illa Allah, La ilaha illa Allah, Rabbul 'Arshil Azim (Señor del Gran Trono). ¡Cuánto abre esto al hombre! Bienvenidos, Oh yaran (amigos) de Shah-e Mardan. Traéis khayr (bondad), traéis khayr, esa khayr nos revive. Todo tiene khayr, Sheikh Mehmed Efendi, hijo nuestro. Nuestro Allah puso khayr en todo, intentad conseguir algo de esas cosas buenas.




Marhaban (Bienvenido) Oh Shah-e Mardan, Marhaban, Oh amantes de Shah-e Mardan. Comencemos con belleza. Oh yaran de Shah-e Mardan, los siervos que son amigos de Shah-e Mardan, bienvenidos, venís con bondad. Digamos: "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim", ¡qué hermoso! Qué hermoso es decir: "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim". No es fácil recitar el Ism Jalal (Nombre de Majestad) del Señor de la Gloria, Sheikh Mehmed Efendi. Bismillahi r-Rahmani r-Rahim. ¡Allah, Oh Señor! Se nos concedió decirlo, ¡qué gran honor! Decid siempre: "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim".

Bienvenidos a nuestro encuentro, Oh yaran, los amigos de Shah-e Mardan. Bienvenidos a nuestro encuentro, venís con khayr. Hay bondad en todas partes, Sheikh Mehmed Efendi, hijo nuestro, hay khayr. Pedid khayr, pedid khayr, pues también la superficie de la tierra está llena de khayr. Hay bien en todo, SubhanAllah, Sheikh Mehmed Efendi, hijo nuestro. También hay bondad en las hormigas, también hay khayr en las hormigas. Tienen Creador; tienen su propia alabanza y reciben apoyo. Allahu Akbar wa Lillahi l-hamd.

Bienvenidos, Oh amigos de Shah-e Mardan. Los santos nos hacen hablar, aunque sean unas palabras. Si ellos hacen que hablemos, hablamos. Si no, no hablamos. Bien, prestemos atención al hablar, al hablar. En la medida que estemos atentos al hablar, debemos prestar atención al escuchar, debemos poner cuidado en escuchar. Bajan palabras celestiales a Su Rasulu Kibriya (Magnífico Profeta), escuchémosle, recibiremos poder. Que recibamos fuerzas para servir a nuestro Señor, que recibamos fuerzas para amar a Su Rasulu Kibriya. Eso queremos, no comer y beber, sino poder amar al que ama Allahu Dhul Jalal. Oh nuestro Señor, nuestro Subhan (Glorioso), nuestro Sultán. Al-hamdu Lillah.

Bienvenidos. Digamos: "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim". No existe arma más potente, Mehmed, Sheikh Mehmed Efendi, hijo nuestro. Di en todas partes: "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim". Podrás derribar mundos, bi hurmati l-Habib, no sólo un mundo, puedes derribar mil mundos diciendo: "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim". ¡Qué gran poder tiene! Gracias a Allah, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim. ¿Quiénes somos, para recitar los Majestuosos Nombres del Señor de la Gloria, para poder amar a Su Más Amado, para seguir su camino y llevar su amor? Quien no tiene amor es un tronco seco. Con amor os cargáis de nur (luz). Amad, amad, amad al que ama Allah. Allah Jalla wa 'Ala dijo: "Ya Habibi, ya Muhammad Mustafa", Él dijo: "Oh Mi amadísimo elegido". Yahu, decidlo una sola vez, para abriros de par en par. Derribaréis la falsedad, os volveréis leones.

As-salamu alaikum, ayyuha l-hadirun (Oh asistentes), estad presentes. Saludos a vosotros, nuestros amigos. Salamullahi alaikum, el saludo de paz de Allah (para vosotros), "Salamun qawlan min Rabbin Rahim" (36:58). ¡Qué gran honor, Sheikh Mehmed Efendi! "Les dirán «¡Paz!» de parte del Señor misericordioso" (36:58), ¡qué gran mensaje! ¡Qué honor para la humanidad! "Les dirán «¡Paz!» de parte del Señor misericordioso" (36:58). Ya Rabbi, Allahu Allah, Allahu Allah, Allahu Allah, Allahu Rabbi, ma li siwahu, illa Hu.

Bienvenidos. Buscad las luces que descienden del cielo. Id tras esas luces, intentad conseguir esas luces. ¿Qué tiene el mundo? "Ad-dunya jifah", el mundo es una carcasa, no es algo a desear. Allah Allah. Y el hombre corre tras esa carcasa para colectar, conseguir [cosas]. No se nos envió el Profeta para que colectemos en esta carcasa. El Profeta, alaihim us-salam, 'ala Habibina Sayyidi l-awwalin wa l-akhirin, él no fue enviado por el amor de este mundo, sino para mostrarnos las sendas de nuestro Señor, y plantar ese amor en nuestros corazones.

Digamos, Oh Shah-e Mardan, nuestros hermanos, también nuestro hijo, Mehmed Efendi; decid "Allah", Jalla Jalalahu, para abriros. Decid "Habibi Muhammad Mustafa", para abriros. Allahu Akbar. Qué belleza existe, qué bendiciones existen. Pidamos, abrámonos, Sheikh Mehmed Efendi, hijo nuestro. Asegúrate de que das amor (Ishq) a la Nación y a la gente. El amor Celestial está conectado con el Habibullah, y él recibe amor Celestial. Allah Allah. Nuestro Maestro, Maestro del Universo, en cuyo corazón se sembró el amor de Allah, y se inscribió. Por eso está cargado de grandeza y beatitud. Seguid al Profeta. Allahu Allah, Allahu Allah.

Maulana y Sheykh Mehmet Effendi Hz.
Así que, ¿con qué comenzamos, Sheikh Mehmed Efendi? ¿Por qué empezamos? Comencemos por la limpieza, ¿cuál es el inicio de la limpieza? Decid: "Audhu Billahi min ash-shaytani r-Rayim", comenzad a limpiar con eso, usadlo para expeler a satán. Entonces os llegará luz al corazón, os llegará honor al corazón, os llegará autoridad y afecto de vuestro Señor, al que ame a su Señor. Conectad con el Habib, a quien ama Allahu Dhul Jalal, que seáis amasados en su afecto. Su afecto, Oh nuestro Señor. "Khalaqal Insan. 'Allamahul Bayan" (55:3-4), ¿no es así el Generoso Verso? "Él creó al hombre. Le enseñó la palabra" (55:3-4), "Él creó al hombre". Allah Allah. ¿No es el Generoso Corán? Generoso Corán, Quran-e Karim, mashaAllah. "El Compasivo ha enseñado el Corán" (55:1-2), "Él creó al hombre. Le enseñó la palabra" (55:3-4). Allahu Akbar, SubhanAllah. ¡Qué gran mensaje es este! Así habla Él de la humanidad: "Ar-Rahman khalaqa l-Insan". Él inviste de Su propio atributo, Sheikh Mehmed Efendi. "'Allamahu l-Bayan", Él enseñó por Su bayan (palabra), Rabbul 'Izzat.

Oh Señor, no sabemos nada. Quien nos enseña Tus bellos caminos es Tu amado. Que nos sacrifiquen en la senda de Tu amado. Amemos y seamos amados. Amad para ser amados. Quien no ama (ishq), no es amado. El universo entero fluye hacia nuestro Maestro. "Él creó al hombre". Allahu Dhul Jalal sabe Su intención, nosotros no sabemos. "Él creó al hombre. Le enseñó la palabra" (55:3-4). Rabbul Izzat, si hay que hablar con justicia de Su Qudrat y Azamat (Poder y Grandeza), "Le enseñó la palabra". "Khalaqa l-Insan. 'Allamahu l-Bayan" (55:3-4). Él creó a la humanidad para asir la estación de las verdades ocultas, donde (el Profeta), 'alaihi s-salatu wa s-salam, puso su bendito pie. Que pises ahí, Sheikh Mehmed Efendi, hijo mío.

Nos volvimos troncos secos, no os volváis troncos secos, sed jardines de rosas. Muchas clases de rosas y  jacintos son tuyos, fueron creados para ti, Oh hombre. Allahu Akbar, Allahu Akbar. "Khalaqa l-Insan. 'Allamahu l-Bayan" (55:3-4). Allahu Akbar, Allahu Akbar wa Lillahi l-hamd. ¿Por qué no deseáis el jardín de rosas del cielo? ¿Por qué vais tras la carcasa y os oprimís unos a otros? ¡Qué vergüenza! No aprendisteis nada. "El misericordioso ha enseñado el Corán" (55:1,2), "Él creó al hombre. Le enseñó la palabra" (55:3,4). ¡Oh Señor! Por la Azamat-e Hudara (Grandeza de Dios). ¿Qué podemos hacer, hijo nuestro, Hz. Sheikh Mehmed Efendi? Tragad y tomad. Vestid esos atributos, llevémoslos. Nuestro Allah, nuestro Subhan y nuestro Sultán, perdónanos, en nombre del Más Amado. La palabra que nos mostrará Tus sagrados caminos: "Le enseñó la palabra", ¿qué hay en ese vayan (palabra)? Allahu Akbar. "El Compasivo ha enseñado el Corán. Él creó al hombre. Le enseñó la palabra" (55:1,3,4). Allah, SubhanAllah, SubhanAllah.

Digamos: "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim". ¿Qué llave abre todas las puertas de la Verdad, todos los tesoros de la Verdad, Sheikh Mehmed Efendi? Bismillahi r-Rahmani r-Rahim. Decidlo al menos siete veces al día, 70 veces o 700 veces. Decid: "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim". Con cada Basmala, se abren varias clases de tesoros de significados, hijo mío. Que tu mirada vaya allí. Fatiha.

Este mundo, este mundo es basura. La humanidad deja los tesoros y corre tras la basura. "Es Allah el fin de todo" (24:42), corred hacia vuestro Señor. Corred hacia el Uno que os creó, corred hacia la generosidad de Rabbu l-'Izza. Que lo consigáis. Allahu Akbar, Allahu Akbar, Allahu Akbar wa Lillahi l-hamd. Que Allah abra nuestro corazón, Sheikh Mehmed Efendi. El tesoro de nuestro corazón está lleno, que eso venga y vierta en nuestros corazones.

Oh honorable Profeta, 'alaihi s-salatu wa s-salam. Mi Allah, si Él nos da una gota del amor del amado, el mundo se girará del revés. ¡Oh RasulAllah! Intercesión Oh RasulAllah, Madad Oh RasulAllah. Que nuestro corazón brille y se abra. Amin. Wa salamun 'ala l-mursaleen, khususan 'ala Sayyidi l-mursaleen, wal-hamdu Lillahi Rabbi l-'alameen, al-Fatiha.

Haz dua (suplica). Esos caminos se abren con dua, hijo mío. No temas, permanece erguido como un león. Adelante. As-salamu alaikum.

SME: Wa alaikum salam.

As-salamu alaikum. Allah.

Enlace al vídeo:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario