domingo, 30 de diciembre de 2012

El Milenarismo y el Islam

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo




EL MILENARISMO Y EL ISLAM


El Islam nunca ha sido apocalíptico, como el judaísmo o el cristianismo que siempre han ido diciendo: ‘el mundo se va a acabar, el mundo se va a acabar, el mundo se va a acabar, el mundo se va a acabar.’

No. 

Porque el Santo Profeta (aleyhi salatu wa sallam) trajo suficiente conocimiento a aquellos que le recibieron y que recibibieron su entrenamiento y que reciberon esos secretos, entrenándoles y dándoles el conocimiento de que éstos son los signos que apuntan a los últimos días.

Hay diferentes signos que el Santo Profeta (aleyhi salatu wa sallam) nos ha dado.

Éses es todo un océano al respecto, en relación al conocimiento de Ahir Zaman (el Final de los Tiempos).

Y las razones para comprender el conocimiento de Ahir Zaman no es poner temor en nuestros corazones o paranoia o ansiedad.  Ya que no importa si el mundo se va a acabar en un día o en mil años, sabemos que como creyentes somos prisioneros entre dos respiraciones. Que nuestra muerte puede venir en cualquier momento.

Así que en la tariqa en Turquía, por ejemplo, dicen que: ‘cuando te vas a dormir, comprende que el ángel de la muerte está bajo tu cabecera. Y cuando te levantas, comprende que el ángel de la muerte está sentado frente a ti.’

Y el recuerdo de tu muerte no es algo que el occidente llamada ‘mórbido’, ya que comprendemos que este mundo es falso.

Y queremos regresar a la realidad.  Queremos regresar a nuestra casa.  Porque no hemos sido creados aquí.  No hemos sido creados para esta dunya [este mundo].  No hemos sido creados para convertir a esta dunya en un paraíso.

Hemos sido creados para el Paraíso.  Fuimos del Paraíso y ésa es nuestra casa.  Y Allah subhana wa ta’ala nos envió aquí por un corto period de tiempo, como una prueba. 

Y Él ha enviado 124,000 Profetas para hacernos recordar.  

Envió 104 libros para hacernos recordar. 

Y ha enviado miles, millones de Awliya de Allah, Sus amigos, para hacernos recordar.

Para hacernos recorder que ésta no es nuestra casa.  Para hacernos añorar la morada, nuestra morada original.  Y nuestra morada original es el Paraíso.

Palabras de Lokman Hoja Effendi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario