lunes, 26 de noviembre de 2012

La respuesta a las súplicas

En el Nombre de  Allah,
el Misericordioso, el Compasivo




EN RESPUESTA A LA ORACIÓN

Dios el Sublime responde a quienquiera que Le suplica si él concentra plenamente su interior en Dios al momento de su oración de súplica, y la respuesta de Dios es en uno de dos modos: o bien Dios le concede lo que ha suplicado o, si Él se lo rechaza, Dios le explica el secreto del decreto divino detrás de este rechazo.

Pero lo último sólo es el caso con los Amigos de Dios (awliya) y no con quienes están ampliamente velados o alejados [de Dios].

Ya que si el cuerpo cargado con melancolía se dirigiera hacia Dios el Sublime con todas sus venas y todas sus substancias y Le pidiera algo que Dios le negara y Dios no le informara acerca del secreto del decreto divino detrás de rechazo, quizá podría experimentar duda en relación a la existencia de Dios el Sublime y caer presa de algo más calamitoso y más amargo que el que su pedido no sea cumplido.


De Kitab al Ibriz, de Shaykh Abdalaziz ad Dabbagh (qs).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario