miércoles, 17 de octubre de 2012

Prevención de enfermedades

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo




Bismillahi Rahmani Rahim

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES


La mejor forma de prevenir las enfermedades es creer en Allah (Dios) y en Su Unidad, así como creer que todo viene a través de Su voluntad.

Algunas enfermedades vienen como un castigo para los siervos desobedientes; otras, como una prueba, y Allah observa si Su siervo acepta Su Voluntad y mantiene firme su servicio bajo toda circunstancia.

Allah prueba a Sus siervos con cosas buenas y malas, con riqueza y pobreza, con salud y enfermedad, con poder y debilidad, con facilidad y dificultad, con honor y humillación. Como Señor de la humanidad, tiene derecho de ponernos a prueba y ver si somos firmes en nuestra obediencia y servicio, o si cambiamos según las condiciones que se presentan.

Debemos creer en el Qadr [el Decreto], la disposición divina o destino que nos viene a través de Su Sabiduría y Voluntad.

También es importante mantener la Sunnah del Profeta (saaws).

Una vez, el Profeta (saaws) había enviado  una carta al rey de Egipto, quien respondió enviando un presente: un médico, una doncella y un burro.

El Profeta (saaws) aceptó diciendo: “Necesitamos a la doncella para servir a todos nuestros invitados y el burro puede llevar las cosas, pero no hay necesidad del médico”. Pero el médico se negó a marcharse porque tenía órdenes de su rey, entonces se le permitió quedarse el tiempo que él gustase.  

El médico permaneció un año, luego fue al Profeta (saaws) pidiendo permiso para partir: “Hace un año que estoy aquí y en ese tiempo ni siquiera una persona ha venido quejándose de alguna enfermedad, ni tan siquiera dolor de cabeza, dolor de muelas o de estómago.”

El Profeta (saaws) respondió: “Sí, porque nunca comen a menos que tengan hambre, y luego lo hacen con moderación, nunca hasta estar completamente llenos, siempre dejando algún espacio.”

“Tiene razón”, dijo el médico, “así la enfermedad nunca te llega”.

El principal origen de las enfermedades es un estómago lleno, y en estos tiempos el estómago de las personas siempre está lleno, y aun así siguen pidiendo comer y beber como bueyes o vacas, sin parar jamás. Esto es una característica propia de los animales: estar únicamente preocupados por el ser físico, siempre ocupados comiendo, bebiendo y fumando, nunca dándole un descanso al estómago.

El ayuno da salud. Sé paciente y luego come poco, y ten presente que los bocados pequeños te dan [nutrición] igual que los bocados grandes.
No desperdicies la comida. El 90% de los alimentos se tira.

Ten cuidado con el alimento que comes. El 50% de las enfermedades vienen a través de las hormonas que hay en los alimentos. Por lo tanto, las tiendas de alimentos alternativos son buenas, y debido a que son más caros, la gente no desperdicia tanto.

Y es importante preparar la comida con buena intención. Usa la mano derecha como hicieron los profetas. Comer con la mano izquierda le trae problemas al cuerpo; el Shaitan [el demonio] come con la izquierda.

La limpieza previene las enfermedades. Usa agua para cada ocasión; lava tus manos, boca y cara antes y después de las comidas. Utiliza agua en el inodoro. El agua es la razón de la vida; tanto como la uses, la salud viene hacia ti.

Asimismo, comer un poco de sal antes y después de las comidas previene enfermedades. No duermas sobre tu estómago [boca abajo], sino sobre la espalda o sobre el lado derecho o el izquierdo.

Si te llega la enfermedad, te beneficias de ello según el grado de tu fe. Un Iman fuerte, la fe, te ayuda a ser paciente. Piensa en el profeta Ayyub [Job], perdió todas sus posesiones y su salud, pero nunca llegó a desesperarse o quejarse de su Señor. Fue paciente y constante, por lo que Allah le dio todo nuevamente de regreso.

Palabras de Maulana Shaykh Nazim al-Haqqani an-Naqshbandi en el libro “From Dunya to Maula (De este mundo a la Otra Vida)”

Agradecemos la traducción a Khadijah Zacarías, murid en la dergah osmanli en Lima.


Comida preparada para la cena a maghreb
en la dergah osmanli de las montañas de Nueva York

No hay comentarios.:

Publicar un comentario