lunes, 1 de octubre de 2012

Las Gentes en Dos Filas

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo



ESE DÍA, REUNIDOS EN DOS FILAS

En el Nombre de Allah, el Más Misericordioso, el Más Compasivo

Creemos que todo se encuentra en la misma posición. A pesar de que el reloj se está moviendo y sigue trabajando, nosotros creemos que somos los mismos, que no hemos cambiado.  Hemos venido al mundo con este movimiento del reloj, y creemos que somos los mismos, pero no somos los mismos.  Nos encontramos moviéndonos de una a otra estación.  En cada momento, en cada segundo, en cada hora, en cada día siempre nos estamos moviendo, trabajando, pero aún así creemos que somos los mismos ...

Al menos observemos los días y noches que pasan corriendo; días que siguen a las noches, noches que siguen a los días ... cambiando.  Y nosotros estamos en ello.  Debe de haber un final para nuestra aparición en esta existencia.  Se acerca un día en el que desapareceremos.  No crean que cada día la misma gente está en las calles yendo y viniendo.  Dicen que cada día se retira un grupo de carros de las calles; tantos carros son reemplazados por otros nuevos todo el tiempo.  Nada es lo mismo en ningún lugar.  Miremos a donde quiera que sea, y podremos entenderlo.

¿Por qué están diciendo[me] esto? ... (esto) viene de nuestro Grand Shaykh, me están haciendo hablar respecto a este punto y yo oigo y presto atención ...

Hay algunos temores y hay algunas esperanzas.  Todos están todos los días con temores y esperanzas.  Algunas veces el temor cubre nuestros corazones y estamos bajo su control.  Entonces nuestro cuerpo estará bajo la hegemonía del temor.  Algunas veces, en cambio, la esperanza viene a nuestros corazones y entonces estamos llenos de esperanza, llenos de felicidad.

Hay dos clases de manifestaciones de Allah el Poderoso sobre Sus siervos.  

Una de ellas pertenece a esta vida (a este mundo), el mismo temor, la misma esperanza.  Pero hay otra clase de temor y de esperanza, una que es para los creyentes, para sus vidas eternas: su temor y su esperanza por la eternidad.  Aquellos que viven para esta vida y nunca piensan o aceptan que haya otra vida, su temor y su esperanza son sólo por esta vida.  Temen perder esta vida con la muerte porque para ellos la muerte es el final.  Por tanto, están temerosos de que algo les suceda y los acabe; cuando mueren, todo se les acaba.  Y tienen la esperanza y mantienen la atención alrededor de sí mismos por esta vida y sus placeres; entonces olvidan ese temor y piden que aquello que han esperado pueda continuarles.  A pesar de que saben que eso va a ser sólo por un muy corto tiempo.

Ése nivel de pensamiento es el más bajo nivel de pensamiento de la humanidad.  No hay ningún otro nivel por debajo de ése.

Pero en cuanto a aquellos que creen, su situación es diferente.  Ellos temen perder la oportunidad de la vida eterna (la felicidad eterna), perder esa oportunidad para siempre.  Su temor es que estén haciendo que su Señor Allah el Poderoso esté disgustado con ellos; temen el enojo de su Señor.  Porque ese enojo impide llegar a esa eternidad.  La vida eterna (la felicidad eterna) es sólo para aquellos que piden o buscan en cada momento que su Señor esté complacido con ellos.

Todas las personas estarán en dos filas.  Ambos tendrán temor y esperanza, pero el temor y la esperanza de aquellos que no creen en la vida eterna día a día los presiona hacia abajo, poniendo sobre ellos una carga pesada y finalmente los termina.  Así pues, aquellos que no creen en la vida eterna, día a día mueren ...

Estamos contentos y Le agradecemos a Allah el Todopoderoso por Sus favores, y tenemos la esperanza de Sus regalos sin límite; tenemos la esperanza de la eternidad, de estar con Él por toda la eternidad.

Pero me apena decir que hoy en día la gente, en su mayoría temen y esperan sólo por esta vida pasajera.  No piensan en la vida permanente y eterna, no piensan dar algo cada día por su Señor, para hacer que Él esté complacido con ellos.

Aquél que esté intentando complacerLe, será complacido.  Aquél que olvide (A Allah), será olvidado.  No olviden, para que no sean olvidados.  Quien no olvida, no será olvidado.  No olviden.

Allah dice: ‘Oh mi siervo, no Me olvides; Yo estoy contigo pero tú no estás conmigo.  Si estuvieras conmigo, habrías de recibir otra personalidad.  Algo que nadie más podrá entender.  Algo sólo para ti.  Trata de estar conmigo –nos dice Allah-.  Si vas a estar conmigo, Me encontrarás de una forma que jamás has esperado’.

Intenten al menos durante este mes sagrado, el ayuno verdadero.  Ayunar de dunya (de este mundo) y estar con Allah.  Eso es una realidad.  Somos principiantes en nuestro camino y nuestra esperanza es alcanzar esa vida eterna, para estar en ella.

Ahora somos fulano y mengano que viajan a través de diferentes tierras y piden encontrar un ferrocarril; pues tal persona está cansada, su esperanza es llegar al tren, sentarse y entonces dice: ‘ohhh’, ‘no más caminatas a través de las rocas, de las junglas, de los desiertos, de las montañas, no’.  ‘Ya llegamos aquí, estamos sentados en este tren y el tren nos está llevando a nuestro verdadero destino’.

Hoy en día la gente anda corrriendo sobre la tierra, pero sólo unos cuantos piensan en llegar al ferrocarril, encontrar ese tren y tomarlo.  (Para ello) Allah el Todopoderoso envía Profetas para guiar a las gentes, diciendo: ‘vengan, vengan por este camino’.  Pero la mayor parte de la gente no atiende.  Al que atiende y viene: se sienta en el tren, el tren se lo lleva, y punto.

Estas dificultades (de ir por este camino) son dificultades para nuestro ego.  Incluso si nuestros egos deben llevar una pequeña dificultad, es algo difícil para ellos porque nuestros egos piden cosas que no tengan límites; pero estar dentro de unos límites, estar en una disciplina, eso es difícil para nuestros egos.  Todo el que mantenga la disciplina y sobrelleve con su ego esa disciplina, después de algún tiempo llegará a esa estación (de tren); y de allí el tren se los llevará a sus destinos.  Esperamos que un día lleguemos al tren y alcancemos nuestro destino, que es el divino servicio para Allah el Todopoderoso: ser únicamente Sus siervos.

Que Allah los bendiga y nos conceda desde Su Divina Presencia alguien que nos guíe hacia Allah el Poderoso.

Allah, Allah ...

[Chipre – 21 de diciembre de 1999]




No hay comentarios.:

Publicar un comentario