viernes, 2 de diciembre de 2011

Reflexiones sobre Ashura, el martirio de Hussein y nuestra condición

En el Nombre de Dios,
el Misericordioso, el Compasivo

Conmemoración de Ashura en la derga osmanli nakshibendi
Como musulmanes estamos llamados a rememorar los acontecimientos de Ashura, y la Apertura para el Islam que Allah ha mostrado en un día como Ashura a lo largo de la historia.  En Ashura, Adam (as) fue perdonado; Ibrahim (as) fue lanzado a la hoguera gigante que se le preparó por Nimrud, la cual se volvió fresca para él; Musa cruzó el mar Rojo; Isa (Jesús) fue ascendido a los Cielos.

Por tanto, se recibe Ashura en ayuno, se ayuna el día mismo de Ashura (es decir, ayuno del 9 y 10 de Muharram), y se recomienda hacer dhikr por la ocasión.

Ashura es una ocasión de agradecimiento por las aperturas que Allah ha enviado, y por aquellas que nos ha prometido que segurirá enviado para hacer prevalecer el Islam por encima de sus enemigos.  

¿Cuánto hemos hecho por parte nuestra, cuánto hemos trabajado para el Islam?  Esta ocasión nos debe hacer pensar en esto.

Ashura también significa, asimismo, otro punto importante de reflexión: el martirio de Sayyidina Hussein, que Allah esté complacido con él, y el decenas de miembros de Ahlul Bayt a manos de un general y un gobernante infames.

Cuando se recuerdan los hechos ocurridos en Kerbala, el corazón se llena fácilmente de indignación por la matanza ocurrida contra el bendito nieto del Profeta (saaws) y su familia.  Y el llanto por el dolor y la indignación puede venir con facilidad.

Como dijo Maulana Shaykh Nazim al hablar en una ocasión sobre Sayyidina Hussein y su martirio: 'deberían llorar por eso; Sayyidina Hussein brindará su shafaat, su intercesión, por quien haya llorado [esto es, para quien haya sido sincero en su llanto]'.  Ahora bien, que no se malinterprete esta declaración, la intercesión por definición es, si Allah lo permite, un medio para el perdón por nuestras faltas.

Y en el caso de quienes mezclan con su llanto, como los shias, innumerables asuntos desagradables, reprobables o terribles respecto al Islam, incluyendo el odio a muchos de los más amados por Allah -como Sayyidina Abu Bakr, Sayyidina Umar o Sayyida Aisha, que Allah les conceda inmumerables muestras nuevas cada día de su complacencia-, insha'Allah la intercesión se entiende que será para, hasta donde Allah lo quiera, para tener misericordia con sus terribles faltas.

Por otra parte, como enseña Sheykh Abdul Kerim: intercesión, no te confundas, Shaytan puede venir y engañarte por esa vía también; no estés en ghaflat.  Haces toda clase de cosas y dices: mi shaykh intercederá por mi, necio; mira bien que no sólo los awliya sino incluso los Profetas pueden tener límites a su intercesión, ¿no has visto el hadiz sobre las 10 categorías de personas por las cuales no se puede aceptar la intercesión?  ¿Qué pasa si vulneras los derechos de otros?, ¿qué dijo el Mensajero -saaws-?  Dijo: Dos son los pecados que Allah no perdona.  Si les preguntas a los musulmanes, qué pecado no se perdona, todos responderán como robots: el Shirk, pero el Mensajero (saaws) nos dijo: hay dos cosas: el Shirk y el vulnerar los derechos de otros.  Para esto último, deberás tener el perdón de aquel a quien violaste en sus derechos.  Si él no quiere perdonarte, se tomarán de tus obras buenas para dárselas a él, en compensación, y si eso no es suficiente, se le quitarán a él de su libro sus obras malas para dártelas a ti, así que ten cuidado.

El corazón se llena de reflexiones en Ashura, y graves sentimientos vienen.

No obstante, a fin de delimitar la zona de sabiduría y aprendizaje frente a la zona de confusión, desesperación e histeria (asuntos prohibidos en el Islam), nuestros shaykhs son claros.

El llanto es un secreto del siervo con su Señor, y el llanto, si viene, también será juzgado por cómo es y la intención con que vino.  Pues hay un llanto robótico, un llanto desequilibrado, un llanto histérico.  Y hay también una lágrima silenciosa de aquel que ama a quienes amó el Mensajero (saaws).

La ocasión de Ashura y de Kerbala es abordada con una mirada de sabiduría y aprendizaje por nuestros shaykhs, y no como ocasión para perpetuar o forzar el llanto, o para librar una demostración pública de pena.

Como nos enseña Sheykh Abdul Kerim Effendi, el llanto público, derramar lágrimas con ocasión sea del Mawlid, un illahi, etc., es la más baja condición en la espiritualidad, si acaso puede llamarse espiritualidad.  

No muestra ni siquiera espiritualidad, pues es totalmente superficial en la estructura de la persona.  Tras el llanto ante los ojos de los demás, el ego sigue intacto, inamovible, y el individuo sigue reconfortado por poder decirse a sí mismo, orgulloso: he demostrado que lloro por la causa de Allah.  

Cuando llores, dice Sheykh Abdul Kerim, nadie debe saber que lloras, nadie debe verte.

Él ha mencionado en varias oportunidades algunas cosas respecto a los acontecimientos de Kerbala: 

'No olviden -nos decía- que quienes estaban martirizando a Sayyidina Hussein y la familia del Mensajero (saaws), eran también musulmanes.  Decían la shahadah, hacían salat, como tú o como yo.  Aprendan lo que esto significa.  No es algo para llenarse las bocas con maldiciones o teatralizar mismo con llantos y condolencias.  Aprendan.  No hacemos como aquellos que se ponen a maldecir a Yazid y ellos.  Definitivamente ése ha encontrado lo que se cosechó para la otra vida, y definitivamente lo que se llevó allí es un enorme castigo.  Él y todos los que le siguieron.  Sus nombres han quedado escritos en los nombres de los tiranos.  Pero el castigo y la maldición que se cosecharon son asuntos que le corresponden a Allah, no a ti.  Fíjate en tu asunto.  No tomes estas cosas para hacer un drama del que no aprendes nada.  

Ellos estaban levantándose contra uno de los más amados de Allah, estaban manchándose de sangre bendita.  Conocían bien el amor que el Profeta (saaws) tuvo por aquel a quien querían eliminar.  Y eso no les impidió hacer lo que hicieron.  En el grupo de los que cercaron y asesinaron a Sayyidina Hussein y los suyos, hubo quien dijo, impaciente por que la espera les estaba perturbando el salat en yamah, dijo: ya está por terminarse la hora del salat, acabemos con este asunto de una vez y recemos.  No olviden eso.  Musulmanes como tú o como yo, con shahadah.  ¿Qué les pasó?  Eran esclavos de sus egos, y el ego es sirviente del shaytan.  Sólo sus egos, nada más.  

Pienso en eso cuando mires tu shahadah.  Puedes tener la shahadah, pero si eres esclavo de tu ego, sigues siendo un tirano.  Los shuhada de Kerbala se pusieron en alto por la causa de Allah, vinieron a este mundo y pasaron con éxito su prueba.  Y alcanzaron las más altas estaciones.  Ellos estuvieron a la altura de lo que se requería.  Tienes tu shahadah y tienes tu ego, y tienes que ver si tú estás a la altura de lo que Allah pide de ti.  No te preocupes por ellos.  Ellos están gozando el premio por haber sido fieles a su promesa con su Señor.  Piensa en ti, piensa si estás siendo fiel a tu Señor.  Si no eres fiel a tu pacto con Allah, en la Divina Presencia, eres un traidor.  En la Divina Presencia, quien es esclavo de su ego, ése es un tirano'.

Que Allah nos ponga a la altura de lo que exige de nosotros por la Defensa del Islam.  Esperamos una apertura para el Islam.  Esperamos ser siervos que sean contados en las filas de los creyentes por la apertura para el Islam.

Y, como oran nuestros hermanos en la dergah de Shaykh Abdul Kerim tras cada zikr:

¡Oh Allah, despiértanos de ghaflat!  ¡Oh Allah, no nos hagas de los traidores o de los hipócritas! ¡Oh Allah no nos cuentes dentro de los aliados del shaytan! 

¡Oh Allah, danos una fe como la que mostraron los Sahaba de la Batalla de Badr! 

¡Oh Allah, danos una fe como la que mostraron los shuhada de Kerbala!

¡Oh Allah, danos la fe de los shuhada y los salihin!






* * *

Proporcionamos a continuación los textos de sohbets, zikr e illahi con ocasión de la conmemoración de Ashura:

Mawlid y Zikr por los mártires de Kerbala (llevado a cabo en la noche del 10 de Muharram del 2006.

Sohbet de Sheykh Abdul Kerim en la noche del 10 de Muharram

Lecciones de Kerbala, sohbet de Shaykh Abdul Kerim después de Fajr el 10 de Muharram del 2006.

Zikr y Qasida en Ashura (2008)





2 comentarios:

  1. Salam alaykom,

    Estoy musulmana, y he leído el articulo en su sitio web titulado ‘Reflexiones sobre Ashura: el martirio de Hussain y nuestra condición”. Tenia unos puntos bien explicados, como el llanto que sentimos al oír lo que paso al Imam, y que estas lagrimas que caen pueden causar nuestro shafa’at en el otro mundo, inshallah. El amor por la familia del profeta es mandado por Dios en el Coran. El señor dice al profeta a decir que la gente no deberían rembolsar la profeta por su favor en dándola la religión, sino por el amor en el parentesco (42:23). En consecuencia, Dios nos esta diciendo que tenemos que amar a las familiares del profeta.

    Sin embargo, hay un punto que me da pausa. El corazón no puede tener el amor por Dios y Shaitan ambos, también no puede tener amor por el bien y el mal al mismo tiempo. No podemos respetar el opresor y el que sufre a sus manos. Dios menciona un montón de veces en el Quran sagrado, que “innallaha la yohebbo dhalimin”. Por supuesto que Allah, el Justo, no ama a los opresores. Allah no dice que no ama a los opresores non-musulmanes. No importa la religión en la que profesan sus creencias. Si oprimen, no están en su gracia. Por lo tanto, ¿porqué ustedes revieran tanto la gente que Allah su mismo ha denunciado? De hecho, no es que Allah no los ama, sino que lucha contra ellos. Él nos manda a hacerlo también - “fala odwana illa ala dhalimin” (2:193)… “que no haya entonces enemistad excepto contra los injustos”.

    Si de verdad una persona se siente simpatía con Hussain y su casa, por lo que paso a él, a sus compañeros y a su familia, no podemos amar también, o tampoco sentir ni un duro de respeto para los que causaron tanto sufrimiento. Si un ser humano niega a un animal el derecho de beber agua por días en el desierto, y después, cuando el animal esta cansado y no tiene energía, lo mate, ¿sentirías algún tipo de respeto o afección para mí? !Claro que no! La gente por todo el mundo lo renunciara por la injusticia. Pues no puedo entender como los musulmanes, al oír de un tal tragedia que paso por la familia de su profeta, a quien profesan a seguir y amar, pueden ser tan calma, tan placida. ¿Por qué nadie debería oír el sonido del llanto? ¿No se dicen, que “al fin, no se recuerda las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos”? Silencio frente a tal injusticia significa el consentimiento a lo que pasó. No sé, pero en el Día del Juicio, yo no quiero ser la persona que, debido a mi miedo de ofender a los mas terribles de asesinos, sería demasiado avergonzado de mirar en la cara del profeta - el que solo quería que amamos a su familia para rembolsarle por el religión completa que Dios, en su gracia, ha dado a nosotros.

    Además, la fe esta mostrado por acciones, no por las palabras. Tal vez los asesinos de Hussain y su familia fueron aparentemente ‘musulmanes’…tal vez habían dicho la shahada. Pero, ¿no esta mencionado en la Corán de los hipócritas? Tienen un capitulo a sus mismos! El segundo verso explica que “no creen” en Dios, y en el capitulo de la vaca, Dios dice “¡Que la maldición de Allah caiga sobre los incrédulos!” (2:89) “Allah no los va a perdonar.” (64:6). (a los hipócritas).

    Quiero pedir perdón por mi español incorrecto. El español no es mi lengua maternal. Que dios nos guia todo al recto camino.
    Wassalam.

    ResponderEliminar
  2. Bismillahi Rahmani Rahim

    Si quiere que más musulmanes tomen conciencia de la dignidad del sacrificio de Kerbala y de nuestra deuda moral con el ejemplo que ellos nos han dado, a fin de defender la justicia y rechazar la tiranía, puede usted enviar este articulo nuestro a otras páginas o foros.

    En nuestro artículo no hay silencio, sino precisamente recuerdo, no hay complicidad sino precisamente denuncia de los hipócritas que lucharon contra ellos, y no hay indiferencia sino precisamente llanto, reflexión y aprendizaje para uno mismo, tal como nos lo tramsmiten dos descendientes hassanis y husseinis del Rasulullah (saaws): Maulana Shaykh Nazim y Sheykh Abdul Kerim, dentro de las fuentes de la verdadera Ahlus sunnah wal Yamaah, es decir, sin confusiones o fitnas shias.

    Salams

    ResponderEliminar