jueves, 22 de julio de 2010

Unicidad del Uno sin Segundo



Nos ha dicho un gran sabio, digno de confianza entre aquellos abocados a las ciencias de lo Divino:

"La verdadera adoración solamente puede ser llevada a cabo cuando los velos que ocultan el corazón son levantados de modo que la luz eterna brille sobre él. Unicamente entonces, es que el corazón es iluminado por la divina luz. Es solamente entonces que el alma ve la verdad a través del nicho celestial.

El propósito de la creación de este universo es el de descubrir, el de ver, ese tesoro oculto. Allah dice a través de Su Profeta (Que la Paz y las Bendiciones de Allah sean con él), `Yo era un tesoro oculto; Yo deseaba ser conocido. Yo cree‚ la creación de modo que Yo pudiese ser conocido.' En otros términos, que El fuese conocido en este mundo material a través de Sus atributos, manifestados en Su creación ...

La imagen es el espejo. Se convierte en un medio, haciendo visible lo que es invisible. La verdad de Allah El Más elevado "es" exenta y "es" libre de cualesquier clase de descripción o de cualquier clase de imagen, o de forma. La imagen es el espejo. No obstante, lo que se contempla, no es ni el espejo, ni aquél que está mirando en el espejo.  Medita en eso, e intenta comprender, porque es la esencia del reino de los secretos". (1)

Y otro completa:

"Le fue dicho a nuestro Maestro (Sayyidina) ‘Alî, que Allah ennoblezca su faz, [al preguntársele acerca de lo anterior a la Creación]:

'¡Oh primo del Mensajero de Allah!, ¿dónde estaba nuestro Señor?, ¿lo contenía algún espacio?`

El color de su rostro cambió y calló durante un instante, y después dijo:

`Vuestra pregunta acerca de dónde estaba Allah, es una cuestión acerca de un “espacio”, pero Allah `era´ y no había espacio o lugar, y sólo después creó el tiempo y el espacio y Él es ahora tal como era sin tiempo ni espacio´.

Es decir, Allah era y nada había con Él, y ahora nada hay con Él. ¡Comprende!". (2)





________________

NOTAS:

(1) El gran Sheij Hazreti Abdulqadir al Jilani (qs) en su libro: Sir al Asrar, el Secreto de los Secretos, capítulo sobre la Visión de Allah.

(2)  Sheij Ahmad ibn Ayiba en su libro Kitab at Tasawwuf.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario