martes, 20 de julio de 2010

Aniquilación y Amor



1


“En la presencia de Dios, dos “Yo” no pueden ser contenidos. Tu dices “Yo” y El dice “Yo”. ¡Bien! O tú mueres ante El o El muere ante ti, para que no haya dualidad. Pero es imposible e inconcebible que Dios muera, pues El es el Vivo, El Inmortal... Entonces como es imposible que El muera, tienes que morir tú a fin de que El se revele a ti y que la dualidad desaparezca.”


Fihi ma Fihi, de Rumi.

2


“Una amante pregunta a su amado: “A quién amas tú más: ¿A ti o a mí? “ El respondió: “Estoy muerto para mí mismo y vivo por ti; me he vuelto sin existencia en lo que concierne a mi mismo y a mis atributos y existo por ti, he olvidado mi propio conocimiento y me he vuelto conocedor de tu conocimiento, he perdido toda idea de mi propio poder y me he vuelto poderoso por tu poder...”.



Mathnavi, de Rumi


3


Mi siervo se acerca a Mí con nada que Me sea más preciado que aquello que le impuse. Mi siervo continúa acercándose a Mí hasta que Yo lo amo a él. Y cuando Yo lo amo, Yo me convierto en el ojo con el que ve, el oído con el que oye, la mano con la que golpea, y el pie con el que camina’.


Hadith Qudsi -Palabra Divina-, narrada por el Profeta Muhammad, la paz de Dios sea con él,
registrada por el Imam Bukhari en su colección Sahih.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario