domingo, 11 de abril de 2010

Intercesión y alocución hacia el Mensajero de Allah (BP)




1
Del Sahabi Malik al-Dar, que Allah esté complacido con él: 
 "La gente sufrió una sequía en el tiempo del califato de ‘Umar (radiallahu anhu) por lo cual un hombre [Bilal ibn al- Harith – según ibn Hajar] fue donde la tumba del Profeta (‘alayhi salaatu wa salaam) y dijo: "¡Mensajero de Allah! Pide por lluvia para tu Comunidad, pues ciertamente están por perecer."
Tras ello, el Profeta (‘alayhi salaatu wa salaam) se le apareció en un sueño y le dijo: "Anda donde `Umar y dale mis saludos, dile que recibirán agua.  Dile: ¡Sé astuto!"  El hombre fue y se lo dijo a `Umar.  El último lloró y dijo: "¡Mi Señor! No me he ahorrado ningún esfuerzo salvo para aquello que escapa de mi poder."
2

Los principales Sahaba hicieron tawassul (buscaron la intercesión) a través del Profeta, la paz sea con él, después de su tiempo, tal como lo establece la narración de nuestra Madre `A'isha – que Allah esté complacida con ella - en el Sunan de al-Darimi, en el capítulo 15 de la Introducción (1:43) titulado: "La Generosidad de Allah para con su Profeta después de su muerte," narrado por Aws ibn `Abd Allah con una buena cadena (de transmisión):
"La gente de Medina se quejó con `A'isha de la sequía severa que estaban sufriendo. Ella dijo: "Vayan a la tumba del Profeta y abran una ventana hacia el cielo de modo que no haya techo entre él y el cielo."  Hicieron así, tras lo cual recibieron lluvia en tal magnitud que la vegetación creció y los camellos engordaron.  Ese año fue denominado el Año de la Prosperidad."
3

Qays ibn Abi Hazim narró que un día `Umar se dirigió a la gente desde el púlpito de Medina y dijo en su alocución:
"Ciertamente hay en los Jardines de `Adn [del Edén] un palacio que tiene quinientas puertas, cada una con quinientas de las doncellas del Paraíso apostadas allí, y nadie más que un Profeta entrará allí."
En ese momento, se volvió hacia la tumba del Mensajero de Allah, sobre él las bendiciones y paz, y dijo: "Felicidades para ti, ¡Oh Morador de esta tumba!"
Después continuó: "Y nadie más que un Muy Veraz (siddiq) entrará allí."  En ese momento, se volvió hacia la tumba de Abu Bakr y dijo: "Felicidades para ti, ¡ Abu Bakr!"
Después dijo: "Y nadie más que un mártir entrará allí" y apuntó hacia sí mismo.  Y continuó hablando hacia sí mismo en voz alta: "¿Y cuándo heredaste el martirio, `Umar?"  Y dijo: "Ciertamente, Aquel [Allah] que me trajo de la Meca para migrar a Medina es capaz de traerme el martirio!"

-----------
Referencias:
(1) Narrado por Ibn Abū Shaybah en al-Musannaf (12:31-2#12051); Bayhaqī, Dalā’il-un-nubuwwah (7:47); Ibn ‘Abd-ul-Barr, al-Istī‘āb fī ma‘rifat-il-ashāb (2:464); Subkī, Shifā’-us-siqām fī ziyārat khayr-il-anām (p.130); ‘Alā’-ud-Dīn ‘Alī, Kanz-ul-‘ummāl (8:431#23535); y Abū Ya‘lā Khalīl bin ‘Abdullāh Khalīlī Qazwīnī en Kitāb-ul-irshād fī ma‘rifat ‘ulamā’-il-hadith (1:313-4), tal como citó Mahmūd Sa‘īd Mamdūh en Raf‘-ul-minārah (p.262).  (Musannaf ibn Abi Shaybah vol.12 pg.31-32; Dalaailun-nubuwwah of Imaam Bayhaqi vol.7 pg.47).

(2) Para referencias sobre este hadiz: Encyclopedia of Islamic Doctrine (4:47-52).  Fue declarado auténtico por todos los expertos sunnis en hadiz, siendo el último en haberlo hecho  Shaykh Nabil ibn Hashim al-Ghamri en su edición y comentario de 10 volúmenes del año 1999 respecto a al-Darimi titulado Fath al-Mannan (1:564-566) donde rechaza las objeciones de al-Albani y sus semejantes en relación a este hadiz.

(3)  Lo narró Al-Tabarani en al-Awsat a través de narrados dignos de confianza cf. al-Haythami, Majma` al-Zawa'id (9:54-55).

1 comentario: