lunes, 14 de enero de 2013

Respeto al Mes del Profeta

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo

Sheykh Abdul Kerim con un cabello envuelto
del Profeta Muhammad (saaws) en el Mawlid



RESPETO AL MES DEL PROFETA

Estamos en el mes sagrado, el mes del nacimiento del Santo Profeta (sws). No sólo los musulmanes sino también todo el mundo debe celebrar porque el mundo entero salió de la confusión en que estaba cuando llegó el Santo Profeta (sws) y dio las directrices para el mundo.

Las mujeres hoy sólo saben cómo correr a las calles para decir: '¡Queremos derechos de la mujer!' ¿Quién le dio los derechos de la mujer? 
El Profeta (sws). Todas las mujeres deberían correr a celebrar el nacimiento del Profeta (sws).

Los esclavos, eh, todas las personas hoy en día se han convertido en esclavos.  Esclavos de los Yahudi, de sus tarjetas de crédito.  Sal de esa esclavitud.  El Santo Profeta (sws) nos dice a ti y a mí: 'si hay algo que es necesario comprar y tienes dinero, sal y cómpralo.  Pero si no lo tiene, entonces no.  No salgas a conseguir un crédito para comprarlo.»

Gente desde los siete años de edad a los setenta años de edad se hunde en esa ruina.  Y después dicen: 'no tengo paz'. No vas a tener paz. Imposible. Porque te has convertido en un esclavo de las compañías de crédito, de las tarjetas de crédito.

¿Cómo vas a ser feliz? ¿Dónde vas a encontrar la felicidad? ¿A través de la esclavitud? Imposible.

El hombre nace libre.  Viene a este mundo libre y ése es el derecho de nacimiento que Dios te ha dado. Todo el mundo sabe cómo decir: 'Soy libre'. 'Pero tengo una cadena alrededor de mi cuello'.  No sólo alrededor del cuello, sino una en la mano derecha y otra en la mano la izquierda. Dos cadenas. Y una en el pie y otra en el otro pie. 

Cuatro cadenas.  Es por eso que se están poniendo traje y corbata mostrándose como 'hombres civilizados' que se ponen la cadena alrededor de sus cuellos.

Nefis [nafs, el ego], hawa [el deseo], shaytan [el demonio], dunya [el mundo]. La gente de hoy está encadenada con cuatro cadenas.  El ego, su deseo, su dunya y el shaytan. Cuatro cadenas. 

Si puedes romperlas, entonces eres libre.  Pero ¿cómo vas a romperlas si estás trabajando veinte horas al día para las compañías de crédito? Si te estás preparando para irte más profundo, ¿cómo vas a ser [libre]? Imposible.

Así que esos días están viniendo y después se van.  Los días sagrados de los que Dios nos está diciendo: 'Muestra el respeto apropiado para estos días.  Si demuestras el respeto apropiado para estos días, puede que Me agrades, y puedo liberarte.'

¿Dónde estás?

Sheykh Abdul Kerim Effendi Hz.  

Fragmento de su khutba del 10 de Rabi-ul Awwal de 1430 / 6 de marzo de 2009


No hay comentarios.:

Publicar un comentario