miércoles, 23 de enero de 2013

La Oración por el Profeta o Salat an Nabi

En el Nonbre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo

Cabello del Santo Profeta (saaws)

LA ORACIÓN POR EL MENSAJERO DE DIOS:
EL SALAT AN NABI:


Nos informó el Imam Muhammad al Jazuli, que Allah lo tenga en su misericordia, en su aclamado libro de extendida fama Dalail ul Khayrat, que ha sido usado por siglos en la Ummah en el cultivo del amor por el Mensajero (saaws) lo siguiente:

* * *

Allah, 'azza wa jalla, dice en El Corán: "Allah y Sus Ángeles piden bendiciones por el Profeta.  ¡Oh Tú que crees!  Pide bendiciones sobre él y pide completa paz y seguridad para él" (33,56) 

Ha sido relatado que el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, salió un día y la alegría se podía ver en su cara. Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

"Yibríl [el arcángel Gabriel], que la paz sea con él, vino y me dijo: ' ¿No estas complacido, oh Muhammad, porque ninguno de tu comunidad te bendiga sin que yo lo bendiga a él 10 veces, y ninguno de tu comunidad pida paz para ti sin que yo la pida para él 10 veces?' ".

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "La gente que más me merece es aquella que más bendiciones pide por mí".

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:" Si alguno me bendice, los ángeles lo bendicen a él durante el tiempo que el permanezca bendiciéndome. Que él lo aumente o lo disminuya."

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo, "Bastante es la miseria de un hombre que, cuando yo soy mencionado en su presencia, no pide bendiciones para mí".

El profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo "Pedid un montón de bendiciones sobre mí cada Viernes."

Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Si cualquiera de mi comunidad dice una oración sobre mí, diez buenas acciones son escritas para él y diez malas acciones le son borradas."

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Mi intercesión en el Día de la Resurrección estará dispuesta para aquel que después de oír el adhan (La llamada a la oración) diga: 'Oh Allah, Señor de esta perfecta y establecida oración, dale a Muhammad la wasila [la intercesión] y la superioridad y elévalo a la estación digna de alabanza que Tú le prometiste.'"

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Si alguno me bendice en un libro, los ángeles no cesan de bendecirlo a él mientras mi nombre esté en ese libro."

Abu Sulayman ad-Darani dijo: "Si alguien quiere pedir a Allah por una necesidad suya, debe empezar con la oración sobre el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, después pedir por su necesidad y después sellarlo con la oración por el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, Allah aceptará las dos oraciones y Él es demasiado generoso para omitir lo que hay entre las dos."

Ha sido relatado que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Si alguien me bendice 100 veces en un Viernes, le serán perdonados los errores de 80 años".

Abu Hurayra, que Allah este complacido con él, reportó que el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Aquel que me bendice tiene una luz en el Sirat [el Camino Recto que se tenderá sobre el Infierno para pasar hacia el Paraíso el Día del Juicio], y aquel que está entre la gente de luz en el Sirat, no es de la gente del Fuego."

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Aquel que olvida la oración sobre mí, ha perdido el camino del Paraíso." Con olvidar, quiere decir omitir. Así como el que la omite pierde el camino al Paraíso, el que lo bendice, viaja hacia el Jardín.

Ha sido relatado de Abdur-Rahman ibn 'Awf, que Allah este complacido con él, que el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Yibríl vino a mí, la paz sea con el, y dijo: "Oh Muhammad: Nadie te bendice sin que 70,000 ángeles lo bendigan a él, y cualquiera al que los ángeles bendicen está entre la gente del Paraíso."

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Aquellos que hagan más oraciones sobre mí, serán los que más esposas tengan en el Jardín".

Se ha relatado que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Cuando alguno me bendice grandemente en concordancia con lo que me es debido, Allah crea de esa palabra un ángel con un ala en el Este y otra ala en el Oeste, con sus pies descansando en lo más profundo de la tierra y su cuello inclinado bajo el Trono. Allah le ordena: 'Bendice a mi esclavo como él ha bendecido a Mi Profeta' y el ángel continuará bendiciéndolo así hasta el Día de la Resurrección."

Se ha relatado que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "En el día de la Resurrección vendrá gente a beber el agua del Estanque [el Estaque del Profeta para dar de beber a quien ha esperado durante el Día del Juicio], a los que solo reconoceré por la gran cantidad de bendiciones que habrán pedido por mí."

Se ha relatado que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Si alguien me bendice una vez, Allah lo bendice a él diez veces; si alguien me bendice diez veces, Allah lo bendice a él cien veces; y si alguien me bendice cien veces, Allah lo bendice a él mil veces; y a aquel que me bendice cien veces, Allah hace que su cuerpo sea prohibido para el fuego, que su palabra sea firme en la vida de este mundo y en el interrogatorio en el otro mundo, y además lo admitirá en el Jardín. Sus oraciones sobre mí vendrán a él como una luz en el día de la Resurrección sobre el Sirat, visible a una distancia de quinientos años, y Allah le dará un castillo en el Paraíso por cada oración que él ha hecho por mí, así hayan sido pocas o muchas."

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "No hay esclavo que pida bendiciones sobre mi sin que esa oración salga de su boca rápidamente y no hay tierra, mar, este ni oeste por donde la oración pase que no diga ' yo soy la oración que tal persona ha hecho sobre Muhammad, el Elegido, el mejor de la creación de Allah', y no hay nada en esos lugares que no lo bendiga a él. De esa oración es creado un pájaro para él, que tiene 70000 alas, y en cada ala 70000 plumas y en cada pluma 70000 caras y en cada cara 70000 bocas y en cada boca 70000 lenguas y cada lengua glorifica a Allah en 70000 idiomas y Allah escribe para él, (para el que pide bendiciones sobre el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), la recompensa de todas estas alabanzas."

Ha sido relatado de 'Ali ibn Abi Talib, que Allah esté complacido con él, que el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Si alguien pide bendiciones para mí cien veces en Viernes, cuando llegue el Día de la Resurrección, vendrá con una luz y si esa luz hubiera sido dividida entre toda la creación, aún sería suficiente para él."
Se ha mencionado en algunas tradiciones que escrito en el pedestal del Trono [el Trono Divino] está: "Si alguien Me anhela, Yo soy misericordioso con él; si alguien Me pide, Yo le doy; si alguien se acerca a Mí mediante la oración por Muhammad, Yo le perdono sus malas acciones aun cuando fueran tantas como la espuma del mar".

Se ha relatado que uno de los Compañeros, dijo: "No hay reunión en la que nuestro maestro Muhammad, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, sea bendecido, sin que un placentero aroma se eleve hasta las nubes del cielo y los ángeles digan: Hay una reunión en la que Muhammad, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, es bendecido."

Se ha mencionado en algunas tradiciones que cuando un creyente, hombre o mujer, empieza a elogiar a Muhammad, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, las puertas de los cielos son abiertas para él, así como sus pabellones hasta la distancia en la que el Trono se encuentra. No hay un ángel que permanezca en los cielos que no elogie a nuestro señor Muhammad y pida perdón para ese esclavo, hombre o mujer, tanto como Allah quiera".

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Si alguien tiene una necesidad apremiante, debe incrementar la oración sobre mí, ya que ella aparta las preocupaciones, los pesares y las tristezas, así como incrementa la provisión y la satisfacción de las necesidades."

Se ha relatado que uno de los hombres rectos dijo: "Yo tenía un vecino que era escriba. Murió y lo vi en un sueño. Le pregunté: ¿Que ha hecho Allah contigo? Él contestó: Me ha perdonado. Yo pregunté: ¿por qué razón? Él dijo: Cuando yo escribía el nombre de Muhammad en un libro, siempre lo bendecía, y por eso mi Señor me ha cubierto con lo que ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado ni ningún corazón de mortal ha podido nunca experimentar."

Ha sido relatado de Anas, que Allah este complacido con él, que el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Ninguno es creyente hasta que yo sea más amado para él que él mismo y todo lo que posee y su hijo y su padre y que toda la gente.

En un hadiz, Umar dijo: 'Oh Mensajero de Allah, tu eres más querido para mí que todo excepto mi ser que está entre mis dos costados'. Entonces él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: No serás creyente hasta que yo no sea más amado por ti que tú mismo. Entonces Umar dijo: 'Por Aquel que te reveló el Libro, que eres más amado para mí que yo mismo'. Entonces el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: Ahora, Umar, tu Iman [tu fe] es completo".

Alguien preguntó al Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él: "¿Cuándo seré un creyente?" (En otra variante, ¿cuándo seré un sincero creyente? ). Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, respondió: "cuando ames a Allah".

Se le pregunto: "¿Y cuando amaré a Allah?"

Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, contestó: "Cuando ames a Su Mensajero".

Y el otro dijo: "¿Y cuándo amaré a Su Mensajero?"

Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "cuando sigas su camino, apliques su sunna, ames con su amor y odies con su odio, y escojas a tus amigos por su amistad y escojas a tus enemigos por su enemistad. La gente difiere en creencia en proporción a su amor por mí y la gente difiere en su kufr en proporción a su odio por mí."

¿No es verdad que no hay Iman para cualquiera que no lo ame? ¿No es verdad que no hay Iman para cualquiera que no lo ame? ¿No es verdad que no hay Iman para cualquiera que no lo ame?

Le dijeron al Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él: "Vemos creyentes que son humildes y creyentes que no son humildes. ¿Cuál es la razón de ello? Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, contestó: 'Aquel que experimenta dulzura en su fe es humilde y aquel que no la experimenta no es humilde'.

Le preguntaron: '¿Por qué medio esa dulzura se obtiene o se gana?'

Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, contestó: 'Por amor sincero a Allah.'

Y le preguntaron: '¿Y cómo se obtiene o se gana el amor por Allah, por medio de qué?'.

Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, respondió:

'Por el amor a Su Mensajero'. Por lo tanto busca la complacencia de Allah y de Su Mensajero a través de amarlos".

El Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, fue preguntado: "¿Quiénes son la familia de Muhammad a la cual se nos ordena amar, honorar y reverenciar?". Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, contestó: "La gente de pureza y fidelidad que cree en mí y que son sinceros."

Le preguntaron: "¿Y cuáles son sus signos?".

Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, contestó, "Que me prefieren a mí por encima de cualquier otro ser amado y están ocupados internamente recordándome a mí después de recordar a Allah".

En otra variante: "Sus signos son constante recuerdo de mí y que piden frecuentemente bendiciones sobre mí."

El Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, fue preguntado: "¿Quién es el más fuerte en creencia en ti?". Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, contestó: "Aquel que no me ha visto y aún así cree en mí con anhelo por mí y sincero amor por mí. El signo de ello es que desearía dar todo lo que posee con tal de verme. (Otra variante: todo el oro de la tierra) Tal es aquel que verdaderamente cree en mí y que tiene verdadero y sincero amor por mí."

Le dijeron al Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él: "Cual piensas que es el estado de aquellos que piden bendiciones sobre ti y no están contigo a tu lado o vendrán después de ti".

Él, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Yo oigo la oración de aquellos que me aman y los conozco. Las oraciones de los demás me son presentadas".

* * *

CÓMO SE EXPANDE EL PARAÍSO


Visita al Mensajero de Allah (saaws) 100 años atrás en Medina


Una oración por el Profera, la paz sea con él, o salát an nabí sencillo de aprender y que se recomienda repetir varias veces al día dice:

Al-lajúmma sál-li ála Mujámmadin wa ala áli mujámmadin wa sál-lim

[Donde: la l-l es una ele alargada. la mm es también una 'm' que suena alargada, y la jota suena como 'j' débil.]

Y significa:

Oh Allah [Oh Dios] bendice a Muhammad y a la Familia de Muhammad y concédeles paz.

Y como ha mencionado uno de los walis de Allah, Shaykh Ahmad al Alawi (qs), la bendición es la cercanía de la mismísima Presencia de Dios. Y la paz es recibir cada vez más regalos de la cercanía sin que la increíble fuerza y cataclismo que eso trae altere la capacidad del siervo de relacionarse con su Señor.

Y también ha dicho otro de los grandes awliya, el extraordinario wali de Ahir Zaman, Maulana Shaykh Nazim al Haqqani (qs), que el acercamiento a Dios jamás se agota pues sólo Dios se conoce enteramente a Sí mismo y a su secreta esencia. Y siendo Allah radicalmente infinito, y siendo la criatura radicalmente finita -sin importar la extensión fuera de lo imaginable de su estación espiritual, como es el caso del Profeta, la paz sea con él- entonces siempre el siervo puede recibir nuevos y nuevos océanos de aperturas y luces e intimidades y desvelamientos procedentes de su Señor.

La estación del Profeta, que la bendición y paz perfectas sean sobre él, no crece por nuestras súplicas por él. ¿Cómo podría ser eso? Sino que somos nosotros los que nos beneficiamos de poder suplicar a Dios por él y la mirada celestial que puede venir sobre nosotros al amar a uno a quien ama Dios con amor divino. La estación del Profeta, la paz sea con él por siempre, crece más bien por el amor que Dios tiene desde lo pre-eterno y por todo lo eterno por su siervo más amado.

Lo que ocurre con el salat an nabi, por lo demás, es extraordinario, un prodigio del amor. Pues ha enseñado el afamado wali de Dios, Shaykh Abdalazzi ad Dabbagh (qs) que con cada salat an nabi que se dice con amor, el Paraíso mismo se expande cada vez más. Millones de bendiciones y paz sean sobre el Mensajero de la Verdad.

Y de hecho el Paraíso y todos los ángeles en él aman tanto a la fuente de donde toman todas sus luces, la exaltada luz del Profeta mismo, la paz sea con él, que de no haber sido por el mandato divino, mientras él estaba caminando y viviendo en este mundo con nosotros, el propio Paraíso se habría lanzado a abrazarle y habríamos visto la mezcla del Paraíso con este mundo, pero Dios mantiene el orden que ha creado y la sabiduría tras él.

Oh Allah bendice y concede paz al Profeta Inmenso, el Sello con que han sido instaurados todos los Profetas, el primero en ser creado y el último en haber sido enviado, Muhammad la misericordia para los mundos, y con él su Familia y sus Compañeros todos.


Sheykh Lokman Effendi besa el cabello del Santo Profeta (saaws)





No hay comentarios.:

Publicar un comentario