martes, 15 de enero de 2013

Comentario a El Paraíso a los Pies de las Madres

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo




Para apreciar claramente la diferencia entre memorizar un hadiz desde un texto, o comprenderlo con sabiduría para el aquí y ahora.


‘EL PARAÍSO A LOS PIES DE LAS MADRES’: EN NUESTRA ÉPOCA


El Profeta (aleyhi salatu wa sallam), no permitió que su esposa, o sus hijos o sus nietos se interpusieran en su camino con Allah subhana wa ta’ala.

Así es, ¿a cuántos de nosotros ahora por nuestra familia, diciendo que amamos a nuestra familia, ellos se interponen entre nosotros y Allah y nosotros les obedecemos?

MashaAllah, cuando se trata de eso todo el mundo es rápido para citar el hadiz: 'El Paraíso está bajo los pies de las madres'. 

El Paraíso está bajo los pies de las madres, pero sólo de aquellas madres que son Gente del Paraíso, Ahle Yannah.  No las madres que son Ahle Dunya [gente mundanal], las madres que son Ahle Yahannam [gente del fuego], las madres que son Ahle Shaytan, y hay millones de madres así. 

Las madres que son Ahle Hawa y Nafs [gente del ego y los deseos], no les importa si sus hijas salen a tener enamorados o enamoradas, y usar faldas cortas y salir a fumar, beber, irse a los clubes; no les importa eso.  Pero tan pronto sus hijos o hijas empiezan a cubrirse y empiezan a ir a la mezquita y al dhikr y a los sohbets, dicen: ' No, debes obedecerme porque el Paraíso está bajo mis pies.  El Profeta lo dice, debes obedecerme; no vayas'. 

Y los hijos y las hijas necios dicen: 'tengo que obedecer a mi madre.'

Todo al revés.  Confusión.

El Santo Profeta (asws) dice: 'no obedeces a tu mujer cuando se trata de asuntos de gobierno y de asuntos religiosos.  No hagas que te hablen acerca de estos temas'.  Y es por eso.

Eh, muchas afirman en estos días: 'el Paraíso está bajo mis pies'.

Sí claro, tus pies todavía están sucios.  Primero deben estar limpios.  

Limpio significa que tienen que estar lo suficientemente limpios como para que sean capaz de decir esa palabra.

-Hoja Lokman Effendi


No hay comentarios.:

Publicar un comentario