miércoles, 21 de marzo de 2012

Educación y autoestima

En el Nombre de  Dios,
el Misericordioso, el Compasivo



LA EDUCACIÓN Y LA AUTOESTIMA EN LA NIÑEZ


La gente del siglo 21 [la gente de hoy] está separando la gente de la religión. 

Esto es lo que les enseñan, cuando les dicen: `Ten autoestima.'

Las universidades están enseñando a la gente a volverse más ignorantes y más arrogantes y más necias y con más auto-estima, que significa: 'Ya no confíes más en tu Señor.  Sólo en ti'.  Eso es lo que significa. `Confía en ti mismo'. 

En la época de los Otomanos [el último gobierno legítimo del Islam, que duró hasta 1909] ellos construían un fundamento sólido. Antes incluso de que fueran a la escuela, le enseñaban a los niños.

‘¿Quién es tu Señor? Allah [Dios]. Puedes engañar aquí y allí pero Allah te va a observar.  Ten temor de Allah.’

Enseñaban así.  Les daban el temor a Allah y el amor a Allah. No puede haber sólo una de estas dos cosas [ambas deben estar].

`Si haces algo que no le agrada a Allah, cuidado, puedes ser castigado. Tú eres un siervo [de Dios].  Si haces las cosas que Allah ama, vas a ser recompensado. Y vas a obtener la paz'. 

Decían esto y educaban a sus hijos con estos modales. Enseñaban a sus hijos a decir, para todo: `Bismillahi Rahmani Rahim [En el Nombre de Dios, el Misericordioso, el Compasivo'. Enseñaban el amor al Profeta (la paz sea con él) por encima de todos [después de Allah]. 

¿Cómo puede salir un niño anarquista o terrorista cuando se les cría así? 

Fíjense ahora.  El que muere y el que es asesinado ni siquiera saben la razón. El que muere ya ni sabe por qué muere, el que mata ya no sabe por qué mata. 
Y es porque el shaytán [el demonio] ha entrado en medio.  Cuando el shaytan entra en medio, nos separa diciendo: kurdos, turcos, alevis, sunnis, cherquez, uzbeko.  

Y ahora la confusion está en todos lados por éstos que son criados en esas escuelas.

Así que su sistema está erróneo.  Fíjense los frutos que da. Del árbol que plantas, el fruto que obtienes es o un terrorista, o un mentiroso, o un gánster, o un jugador de fútbol [la vida como juego], o un rockero, o un punk, o un drogadicto o un homosexual.

Qué vergüenza decir esto.  Pero es real.

Dicen: `Somos Libres.  Podemos hacer lo que nos dé la gana.'

- Sheykh Abdul Kerim Effendi Hz.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario