miércoles, 7 de marzo de 2012

Catorce Diamantes del Paraíso

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo

Nuestro Maestro Muhammad -saaws-, el Sello de las perfecciones en la Creación,
el Líder de los Enviados de Dios



Bismillahi Rahmani Rahim
En el Nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo


CATORCE DIAMANTES INMACULADOS DEL PARAÍSO

Hadices (dichos y hechos) del Mensajero de Allah
la bendición y la paz de Dios sean con él (BP).

Extraídos de: El Jardín de los Justos, del Imam Nawawi


1

Narró Aisha, Allah esté complacido con ella, esposa del Mensajero de Dios (BP):

“Vino a verme una mujer pobre llevando dos hijas consigo. Y le di tres dátiles.
La mujer dio uno a cada una de ellas y se llevó el tercero a la boca, pero se lo pidieron también sus dos hijas. Así que partió el dátil que se quería comer ella en dos mitades para las dos hijas.
Me asombré de su comportamiento y le mencioné el caso al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, que dijo: ‘Verdaderamente Allah le ha concedido el Jardín por ese hecho o la ha librado del Fuego por ese mismo hecho.”
Lo relató Muslim.

2

De Abu Dardá, Allah esté complacido con él, que oyó decir al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz:

“Obtendréis mi complacencia si ponéis vuestro cuidado y esmero en los débiles.
Ayudadme a corresponderlos. Ya que verdaderamente se os proveerá y se os
ayudará en la victoria por vuestros débiles.”
Lo relató Abu Daud.

3

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, quien narró que el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, dijo:

“¡Por Allah que no cree, por Allah que no cree, por Allah que no cree! Le preguntaron:
‘¿Quién? ¡Oh Mensajero de Allah!’
Dijo: ‘Aquel cuyo vecino no está seguro de él y teme que lo dañe’.”
Lo relataron Al Bujari y Muslim.


 4

De Abdallah Ibn Masud, Allah esté complacido con él, que dijo:

“Pregunté al Profeta, Allah le bendiga y le dé paz: ‘¿Cuál es la acción más querida por Allah, Altísimo sea?’
Dijo: ‘La oración en su tiempo.’
Dije: ‘¿Y después qué?’
Dijo: ‘Hacer el bien a los padres.’
Dije: ‘¿Y después qué?’
Dijo: ‘La lucha por la causa de Allah’.”
Lo relataron Al Bujari y Muslim.


5

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz:
“Vino un hombre al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz y le preguntó: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿De toda la gente, a quién le corresponde el mayor derecho a que se le haga el bien y se le dé compañía?’
Dijo: ‘A tu madre.’
Y dijo: ‘Después ¿a quién?’
Dijo: ‘A tu madre.’
Y dijo: ‘Después ¿a quién?’
Dijo: ‘A tu madre.’
Y dijo: ‘Y después ¿a quién?’
Dijo: ‘A tu padre’.”
Lo relataron Al Bujari y Muslim.


6

Y del mismo se transmitió que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz:
“¡Que se dé un palmo de narices en el suelo! (Lo dijo tres veces) Aquel que alcanzó a ver a uno de sus padres o a los dos en la vejez y se le escapó la ocasión de hacerles el bien y entrar por ello en el Jardín.”
Lo relató Muslim.

7

De Abu Huraira, Allah esté complacido con él, que dijo el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz:

“Cada hombre reunirá las mismas cualidades que el amigo que le acompañe.
Así pues, que cada uno de vosotros vea quien es su amigo, para que elija al recto y veraz.”
Lo relataron Abu Daud y At Tirmidí.

8

De Anás, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz:

“Quien posea estas tres cualidades encontrará en ellas la dulzura de la fe:
‘Que Allah y Su Mensajero sean para él más queridos que ningún otro; que cuando quiera a una persona, lo haga por Allah; y que deteste volver a la incredulidad después de haberle salvado Allah de ella, más que ser arrojado a un fuego y quemarse’.”
Lo relataron Al Bujari y Muslim.
9

De Ibn Masud, Allah esté complacido con él, que dijo:

“Me dijo el Profeta, Allah le bendiga y le dé paz:
‘Recita el Corán para mí.’
Le dije: ‘¡Oh Mensajero de Allah! ¿Recito para ti y a ti se te ha revelado?’
Dijo: ‘Ciertamente, me gusta escuchar el Corán a otro que no sea yo.’
Así que le recité la azora 'Las Mujeres' hasta que llegué a esta aleya: ‘¿Y qué pasará cuando traigamos a un testigo de cada comunidad y te traigamos a ti (Muhammad) como testigo sobre éstos.’
Dijo: ‘Es suficiente con eso.’
Me volví hacia él y vi cómo sus ojos derramaban lágrimas.”
Lo relataron Al Bujari y Muslim.

10

De Abdallah Ibn Ash Shijir, Allah esté complacido con él, que dijo:

“Fui a ver al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, lo encontré rezando
y salía de su interior un sonido como el borbollar del agua de una olla hirviendo,
debido al llanto.”
Lo relató Abu Daud (Hadiz Sahih).

11

De Abu Al Abbás Sahli Ibn Saad, Allah esté complacido con él, que dijo:

“Vino un hombre a ver al Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, y le dijo: ‘¡Oh Mensajero de Allah! Indícame una práctica tal que si la hiciera me amaría Allah y me amarían los hombres’.
Dijo: ‘Se austero en esta vida y Allah te amará y prescinde de lo que los hombres poseen y ellos te amarán’.”
Lo relató Ibn Maya

12

De An Nuaman Ibn Bashir, Allah esté complacido de los dos, que dijo:

“Úmar Ibn al Jattab, Allah esté complacido con él, recordó lo que le suele ocurrir a la gente en la vida de acá (con el dinero, la influencia y otros menesteres).
Después dijo: ‘Hoy he visto al Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, encogerse de dolor a causa del hambre, sin encontrar ni tan siquiera unos viejos dátiles con los que llenar su estómago’.”
Lo relató Muslim.

13

De Aisha, Allah esté complacido de ella, que dijo:

“Falleció el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz, y en mi casa no había nada que pudiera comer un ser viviente excepto un puñado de cebada que yo tenía guardado en un estante. Así que fui comiendo de ella y me duraba. Después la medí y se acabó, se desvaneció.”*
Lo relataron Al Bujari y Muslim.

* Se acabó por pretender medir la bendición que se estaba recibiendo. Aquí vemos uno de los milagros del Profeta, Allah le bendiga y le dé paz, en relación a aumentar la comida cuando escasea.

14

De Kaab Ibn Málik, Allah esté complacido con él, que dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz:

“Dos lobos hambrientos en una noche lluviosa cayendo sobre el ganado no provocan más corrupción que la que ocasiona el celo del hombre por el dinero y la pretensión de ganarse honores.”
Lo relató At Tirmidi



Allahumma salli ‘ala Muhammadin wa ála ali muhammadin wa sallim
¡Oh Allah!  Bendice y concede Tu paz a Muhammad y a su familia



Mezquita del Profeta -saaws- en Medina



1 comentario: