viernes, 25 de octubre de 2013

Los Consejos de un Rabbani y el Protegido del Profeta (saaws)

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo

Shaykh Maulana y Hajji Fuat Rabbani

LOS CONSEJOS DE UN RABBANI Y EL PROTEGIDO DEL PROFETA

Del Maulid por Hajji Fuat Rabbani Hz.

Bismillahi Rahmani Rahim

"Esta noche es el aniversario del fallecimiento de mi padre.
Falleció en 1996.  Yo permanecí con él, hice khalwat (reclusión) con él.  Shaykh Maulana nos puso en khalwat en ese entonces, e hice khalwat con él por 30 días.  Cuando acabó con estos 30 días, se fue de este mundo.  Y al día siguiente Shaykh Maulana me ordenó ir a Estambul a continuar con mi khalwat allí.  Enterré a mi padre y me fui.

En esos 30 días, no había hablado con mi padre hasta ese entonces tantas palabras como en aquel tiempo.  Muchas veces yo estaba muy cansado, pero él no dormía, simplemente seguía sentado.  Y tan pronto como me voy, me dice: tráeme esto o esto otro.  Y me despierta, y empieza a decirme otras historias, acerca de lo que va a ocurrir, y he visto todo eso.

Así es, él fue un hombre santo.  Fue un hombre fiel a su palabra.  Fue un hombre humilde, pero era un hombre fuerte.

Sí.  Fue un hombre al que Allah subhana wa ta’ala le concedió, Allah lo invistió con el secreto de la rabbaniyya.  Sí, lo fue.  Y se escondía a sí mismo muy bien.  Ni siquiera sus propios hijos sabían quién era él.  Se escondía a sí mismo.

Pero él no se pudo esconder de mí.  Lo intentó muchas veces.  Pero yo conseguía abrir eso.  Y por eso es que al final me habló, me dijo, lo he intentado todo también contigo.  Pero tú lo has visto todo el tiempo.  Tantas veces no te he dado una respuesta cuando me has dicho cosas, pero tú lo sabías.  Y he visto que muchas veces tu corazón trabaja mejor que el mío.  Y has obtenido la protección; el Santo Profeta (saaws) te protege.

Me dijo, he intentado muchas cosas contigo, y ha habido veces en que estaba enojado contigo, pero entonces recibía una advertencia del Profeta (saaws) que me decía: “Déjalo.  No le digas nada.  Él está bajo mi control, bajo mi autoridad.  Yo lo observo 24 horas al día.”

Así es como es.  Y he visto muchos otros signos.  Y le que mi padre me dijo, desde ese día hasta ahora, lo estoy viendo y lo estoy viviendo, y no se trata de cosas muy felices.  Pero él me dijo, esto es lo que va a ocurrir, dentro y fuera de tus casas.  Me dijo, te aconsejo esto y lo otro.  Y eso es lo que está ocurriendo justo ahora.

Y me dijo, vas a ver cosas, vas a experimentar cosas, no muchos hombres son siquiera capaces de soportar lo que versa, y me dijo haz el trabajo rectamente.  No te vayas al otro lado (a Batil). Si lo hicieras, todos tus antepasados hasta llegar a los profetas no te aceptarían.  No seas débil en frente a nada.  Me dijo, si es necesario quita a aquellos que se pongan de pie en oposición frente a ti.  Y va a ocurrir. Y ten misericordia (dijo), sé paciente hasta que esos días vengan.  Hemos llegado a esos días. Shukr ya Rabbi...”

- Fatiha

Fragmento de las palabras de Sheykh Abdul Kerim El Kibrisi Hz. con ocasión de la celebración del Maulid de su padre, Hajji Fuat Rabbani Hz.

25 de octubre de 2011



Padre e hijo


No hay comentarios.:

Publicar un comentario