jueves, 18 de abril de 2013

El Islam acerca de las calumnias, chimes y habladurías sobre otros

En el Nombre de Allah,.
el Misericordioso, el Compasivo




LA POSICIÓN DEL ISLAM SOBRE CALUMNIAS, RUMORES Y HABLADURÍAS  SOBRE OTROS


HABLAR MAL DE LOS DEMÁS

Dice Allah en el Sagrado Corán acerca de hablar mal de los ausentes (ghiba):

"¡Creyentes!  ¡Eviten conjeturar demasiado! Algunas conjeturas son pecado. ¡No espíen! ¡No calumnien! 
¿Les gustaría comer la carne de un hermano muerto?  Les causaría  horror ... ¡Teman a Allah!  Allah es indulgente, misericordioso". (49:12).

El Profeta (la bendición y la paz de Dios sea sobre él -B y P-) quiso aclarar el significado de "hablar mal" a sus Compañeros. 

El les preguntó: "¿Saben lo que es Ghiba?" 

Ellos respondieron: "Allah y su Mensajero saben mejor". 

El dijo: "Es decir algo sobre tu hermano que a él le pueda disgustar". 

Alguien preguntó: "¿Y qué sucede si yo digo algo sobre mi hermano y es verdad?". 

El Profeta (B y P) respondió: "Si lo que dices de él es verdad, pues es ghiba; y si no es verdad, pues es una calumnia" (Muslim, Abu Daud , Al Tirmidhi y Al Nasái).

Un ejemplo nos deja ver de cerca este aspecto.

Aisha, Madre de Creyentes, una esposa del Mensajero, que la complacencia de Allah sea sobre él y ella, narró que dijo al Profeta (B y P):
"¿Ves que Safiyyah (otra esposa del Profeta) esa así y así?".  Implicando que era de corta estatura. 

El Profeta (B y P) le respondió: "Las palabras que has dicho son tales, que si se mezclan con las aguas del océano, las obscurecerán" (Muslim, Abu Daud, Al Tirmidhi y Al Nasái).

Ibn Mas'ud relató: "Estábamos sentados con el Profeta (B y P) cuando un hombre se paró y se marchó.  En ese momento otro habló mal de él. 

El Profeta (B y P) dijo: 'Límpiate los dientes'. 

El hombre dijo: '¿Por qué? No he comido carne'. 

El Profeta (B y P) le respondió: 'Acabas de comer la carne de tu hermano" (Ahmad).

Yábir narró: "Mientras estábamos sentados con el Profeta (B y P), el viento trajo un olor fétido en nuestra dirección, en este momento, el Profeta (B y P) dijo:  '¿Sabéis que olor es éste?  Es el olor de aquellos que hablan mal de los creyentes'" (Ahmad).

[Se permite algunas excepciones, cuando es del todo necesario y ante la autoridad correspondiente, con el temor de Allah de decir algo falso y el castigo de Allah a dar vida a la sospecha.  A título de ejemplo, en cuanto a la vida diaria habitual, se puede mencionar el acercarse a la autoridad islámica [es decir, no a cualquiera] para hacer valer los derechos que otro nos haya infringido.  O si alguien pregunta acerca de una persona que le quiere contratar para que trabaje con él, o de una persona que pide la mano en matrimonio, o de una persona con la que queremos hacer negocios juntos.  Escasas excepciones, en las cuales se actúa por necesidad, únicamente en el límite necesario].

Conforme a la Sharia, el que oye una habladuría debe defender al ausente a quien se critica repudiando la calumnia que se lanza sobre él.

El Profeta (B y P) dice, "si alguien defiende a su hermano que es calumniado en su ausencia, su recompensa será que Allah lo libre del Fuego". (Ahmad) 

También dijo: "Si Alguien defiende la honra de su hermano en esta vida, Allah protegerá su rostro del fuego en el Día de la Resurrección" (Tirmidhi).

DIFUNDIENDO CHISMES (AL NAMIMA)

Otro mal hábito, que acostumbra acompañar a la ghiba y que es también estrictamente prohibido en el Islam, es el de contar chismes.  Esto significa contar a otros lo que tú oíste de alguien, de tal manera que cause disensión entre la gente, agrie su relaciones o aumente la antipatía ya existente entre ambos.

El Sagrado Corán dice:

"¡Nos obedezcas, pues, a los chismosos!" (68:10).

Y el Profeta (B y P) dijo:  "El que difunde los chismes que ha oído por ahí no entrará al Paraíso" (Bukhari y Muslim)

Y "Los más malvados entre los siervos de Allah son aquellos que andan difundiendo chismes, dividiendo a los que se aman y tratando de difamar a los que son inocentes" (Ahmad).

Un hombre fue ante Umar ibn Abdul 'Aziz y le contó algo acerca de otro hombre que al mencionado no le hubiese gustado que se diga. 

Entonces, Umar le dijo: "Examinemos tu caso:  si estás mintiendo, eres uno de esos mencionados en la aleya que dice:  "¡Creyentes! Si un malvado les trae una noticia, examínenla bien, no sea que lastimen a gente por ignorancia y tengan que arrepentirse de lo que hayan hecho". (49:6).

Y si estás diciendo la verdad eres uno de los mencionados en la aleya que dice: "... al pertinaz difamador, que va sembrando chismes..." (68:11) Pero si quieres te podemos perdonar".  El hombre dijo: "Por favor perdóname, Emir de los creyentes.  Nunca volveré a hacerlo".

* * * 

Nota: Tomado de 'al halal wal haram fil Islam', ofrecido aquí previa edición (El libro en sí requiere de sutil cuidado y consulta antes de un eventual limitado uso por las consecuencias esparcidas a lo largo del libro del rechazo al taqlid que lo cruza y por la ausencia de shaykh de ihsan que oriente las recomendaciones).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario