lunes, 31 de enero de 2011

Qué es la Fe - Qué es Kufr



Si ustedes se llaman a sí mismos creyentes, si dicen que tienen FE, que la FE ha entrado a sus corazones, sepan que creyente es aquel a quien, si Allah le pone por la mañana en su mano la autoridad sobre este mundo, y todas y cada una de las riquezas que contiene este mundo, si le da, olvídense ya de este mundo, la autoridad y el control plenos no sólo este sino sobre éste sino varios mundos, creyente ES aquel que no se alegra de ello.

Y si, en la noche, Allah le quita absolutamente todo lo que puso en su mano por la mañana, si Allah le retira completamente todo, todo, creyente ES aquel que no se entristece con ello.

Ya que él sólo se alegra con Allah, y sólo se entristece por causa de Allah.

Pero hoy, veo por doquier a musulmanes, a quienes se llaman a sí mismos creyentes, que se alegran en abundancia con cosas verdaderamente baratas; reciben simples bagatelas, muy muy baratas, y se ponen inmediatamente contentos.

Todo esta dunya (mundo), y todo lo que contiene, dice el Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam, a la vista de Allah subhana wa ta'ala -glorificado y ensalzado Sea- ¡no tiene el valor siquiera del ala de un solo mosquito!

¿Se dan cuenta ustedes de qué significa eso?  ¿Lo comprenden?

Un mosquito tiene cuatro alas.  En la Divina Presencia, toda esta dunya no tiene el valor que alcanza una sola ala rota de un mosquito.  Es nada.  ¡Nada!

Kufr.  Les diré qué es Kufr.

Si ustedes le dan valor a aquellas cosas que NO tienen valor para Allah, subhana wa ta'ala, eso es Kufr (incredulidad).

Y si ustedes no le dan valor a aquellas cosas que SÍ tienen valor para Allah, subhana wa ta'ala, eso también es Kufr.

Hoy en día todos están hablando del Mahdi.  El Mahdi esto, el Mahdi lo otro.  Pero sepan que el Mahdi e 'Isa no vendrán sino después de que ocurran las grandes cosas terribles.

Si hoy eres capaz de levantarte con orgullo contra tu shaykh, de pretender juzgarlo, de pensar que porque tienes un título o un diploma tienes autoridad para dar fatwas sin cesar, ¿qué harás en ese entonces?

Si no eres capaz de someterte y dejar a un lado tu arrogancia, ¿no ves lo que ocurrirá? ¿No ves que cuando llegue ese momento todas las puertas [de la provisión y la calma] se habrán cerrado (1)?  Eso significa que en ese entonces ingresarás al libro de los hipócritas (1).

Pero hoy doy sohbets y veo que entre ustedes hay quienes persisten con el mismo modo de vida en ghaflat.  Olvídate ya de aquí, gente al lado de Sheykh Maulana (Nazim al Hakkkani) puede estar escuchándolo todos los días, sentado a su lado, y antes de que Sheykh Maulana termine su sohbet, el shaytan viene sobre ellos y les hace olvidar el contenido del sohbet, y se levantan a seguir con la misma necedad y orgullo.  ¿De qué valió entonces el sohbet?  El sohbet está para escucharlo y aplicarlo.  No para que sean vacíos, como cassettes, que no ponen en práctica.

¡Ah! Hay entre ustedes quienes son así.  Pueden venir y tomar el provecho que hay en los sohbets.  Si es así, bien por ustedes.  Pero si vienen aquí sólo a pasar el tiempo, a estar aquí con su mismo orgullo y necedad y rebeldía, yo les digo: también está bien.  Háganlo mientras aún les concedan tiempo para hacerlo.  Pueden seguir así hasta el Día del Juicio.

Pero en el Día del Juicio, yo seré el primero en levantarme contra ustedes y decir: Ya Rabbi, Oh Señor, éste de aquí me escuchó pero no hizo caso, no quiso obrar según lo que escuchó.

Si les gusta estas palabras, bien por ustedes.  Y si no, yo seguiré diciéndolas hasta el Día del Juicio.

Ustedes me conocen.  Yo no soy como esos shaykhs que cuando llegó el año 2000 decían: ¡éste es el momento!  ¡Ya es el tiempo!  No.  Cuando llegó ese momento, yo les dije más bien: continúen con normalidad.

No les he dicho eso en ese entonces, pero se los digo ahora: el tiempo está cerca.

Ya se están dando las últimas llamadas de advertencia.  Pero la gente sigue siendo necia (en ghaflat).

Así que ¡despierten!  Despiértense a ustedes mismos, antes que sea demasiado tarde.

De lo contrario, al final del camino hay un desastre esperando.  Y en la Otra Vida, puede que pasen un muy muy muy largo tiempo lamentándolo amargamente.


NOTA:

(1) Las puertas de la provisión y la calma en este mundo, las que proveen los trabajos, el sistema, las actividades que llevamos a cabo, se cerrarán, y sólo quedarán a salvo las puertas de las dergas puras.  Y, del otro lado, el combate por la provisión bajo la fitna de Alhir Zaman o la sumisión al Dayyal o sus gentes.


(Recopilación de palabras de Sheij Abdul Kerim Effendi Hazleteri, del 9 de diciembre de 2010, en la Dergah Osmanli Nakshibendi Hakkani en las montañas Castkill de Nueva York)

Fuente original: Ir a video en inglés 'Despierten antes del desastre que se acerca'.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario