jueves, 15 de agosto de 2013

Rabita o conexión con los Awliya

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo



La Conexión (Rabita) con los Awliya'Allah

Traducido del libro "Se'adet-i Ebediyye" (Endless Bliss) escrito por Huseyn Hilmi Isik, discípulo del Sheykh Naqshbandi Otomano Sayyid Abdulhakim Arvasi (ra), y publicado por Hakikat Kitabevi.

Bismillahi Rahmani Rahim

El Imam Ahmad Faruqi ar Rabbani (ra), en la carta 59 del primer volumen de su libro Maktubat, dice: 

"Al comenzar cualquier acto de adoración, todo Musulmán debe guardar en su mente la intención de realizar ese acto por la causa de Allah-swt-. Allah-swt- les Ha ordenado de hacerlo así, y Él lo ama. Por lo tanto, realizarán esa acción con sinceridad. Es más, toda buena acción y favor debería ser hecha con sinceridad (Ijlas), y esta sinceridad debe provenir inmediatamente del corazón. Una buena intención e Ijlas son obtenidas con dificultad y mediante el entrenamiento de uno mismo, y los resultados nunca son permanentes. Gradualmente los deseos del nafs [el ego] se instalan en el corazón. Quienes poseen una Ijlas permanente se llaman Mujlas. Aquellos que tienen un Ijlas inconstante y que se esfuerzan por obtener Ijlas son llamados Mujlis. Es fácil y dulce la adoración para un Mujlas. Esto es porque en sus corazones no hay deseos del nafs ni ansiedad proveniente de satán. Esta clase de Ijlas sólo puede llegar al corazón de uno a través del corazón de un Wali". 

En tanto que al comienzo de la adoración uno puede obtener Ijlas inconstante mediante la lucha contra el propio nafs y satán. Realizar la adoración con esta Ijlas hace que el nafs se debilite con el transcurso del tiempo. Esto, a su turno, trae Ijlas permanente. De todos modos, conseguir Ijlas permanente lleva años.

Como ahora sabemos, los rayos ultravioletas matan microbios. Los pacientes con tuberculosis pueden limpiar sus pulmones mediante radioterapias en los hospitales. Como los rayos ultravioletas limpian los pulmones, de este modo hay rayos que limpian el corazón (espiritual). Estos rayos son llamados Nur y Fayd. 

La enfermedad del corazón se produce al seguir al nafs, y con el gusto y el apego a lo haram [lo prohibido]. El sol irradia rayos ultravioletas. Y la fuente que irradia Nur es el corazón de un Wali. Los corazones de los Awliya son como lunas llenas. La luna refleja los rayos que recibe del sol. Y los corazones de los Awliya irradian al mundo la Nur que reciben desde el bendito corazón de Rasulullah, el cual irradia energía como el sol. 

Los Awliya están muertos. Y los que viven hoy en día están ocultos. Pero, cuando un hombre muere, su corazón y su alma no mueren con él. De hecho, se vuelven más poderosos porque se han librado de la jaula del cuerpo. Hoy en día hay ondas electromagnéticas en todos lados, en cada habitación. Pero no las percibimos. Se necesita un receptor para captarlas (p.ej. una radio). También hay rayos de Nur por todos lados. Pero tampoco los percibimos. Alguna fuerza o algún medio es necesario para recibirlos y hacer uso de ellos. Nuevamente este receptor es el corazón. 

El corazón es como una sustancia con propiedades fosforescentes. Dispensar la Nur que se ha recibido a los corazones oscuros, les hace brillar. Cuanto más vive un Creyente y mejor se vuelve en adoración y taqwa, más Nurs su corazón incluirá. No obstante, el recibir estas Nurs y Fayds en abundancia requiere que se ame a un Wali. Y si él se hace un favor consigo mismo acudiendo al sohbet y guardando la compañía del Wali, recibirá aún más Fayd.

Se ha escrito en la carta 20 del cuarto volumen del libro Maktubat que lo que une un corazón con otro es el amor. Cuando una persona ve a un Wali y habla con él o lee sus libros, le ama, viendo que se adhiere perfectamente a la Shari'at, que su conocimiento es como un océano, que tiene una moral excelente, y que hace favores a todos. En tanto que él ama a Rasulullah, también ama a la persona que está en su camino. Por lo tanto es necesario saber que él es un Murshid, reconocer su rostro, figura y fisonomía. Para uno debe ser un placer soñar con él y verle a través del corazón. Esto se llama hacer Rabita. 

Mediante la realización constante de la Rabita hacia él, será como si lo estuviese viendo. Todo lo que tiene un efecto sobre los sentidos también tiene un efecto sobre el corazón. Como el mirar algo hermoso tiene un efecto sobre el corazón, el pensar en ello también tendrá un efecto en el corazón y el corazón lo disfrutará. Así es que hacer Rabita será como estar con él.

Cuanto más es el amor, más luces se recibirán. Hadrat Ubaydullah al-Ahrar dijo: "En tanto que el apego del corazón a la propiedad, a los bienes y a toda clase de asuntos mundanos no es un crimen, ¿por qué habría de ser un crimen el apegar el corazón a un Mu'min?".

Supongamos que ponemos un espejo frente al sol, un segundo espejo frente a este, un tercero frente al segundo, y un cuarto frente a él..., el sol será visto en cada uno de los espejos puestos en ese orden, ya que cada espejo reflejará el sol al otro. 

Del mismo modo, el corazón de cada Sahaba-e Kiram (ar) fue iluminado como un espejo por la Nur irradiada desde el bendito corazón de Rasulullah (asws). Mirando sus bellas cualidades éticas, escuchando sus dulces palabras, testimoniando sus Mu'jizas, y observando su rostro luminoso, ellos le amaron grandemente. Ellos intentaron ser como él en todo lo que hicieron. Cada uno de ellos habría sacrificado su vida a una señal de él. Al haber difundido Nur abundante a los jóvenes corazones que se les acercaron, ellos purificaron esos corazones. Esta Nur pasó desde esos corazones a aquellos otros jóvenes que se les acercaron. Así es que durante mil cuatrocientos años, siendo irradiada por los corazones de los Awliya, su misma Nur purificó los corazones apegados a esos corazones y así los hicieron brillar como espejos. Así fue como los ojos de sus corazones fueron abiertos. La persona afortunada que fue bendecida con esta suerte es llamada Wali o Awliya (los amados de Allah).

Mazhar-i Jan-i Janan, el 'qutb' de su tiempo y un gran Wali, dice: "He conseguido todo lo que he obtenido mediante el gran amor a mis Murshids (Maestros). La llave a toda clase de felicidad es el amar a quienes Allah ama". Y Hadrat Ali Ramitani (ra) dice: "El corazón de las personas que se han entregado a Allah, es el lugar donde Él mira. Para la gente que ha entrado a tales corazones, se compartirá una parte de esa mirada".

Quien hace lo mejor para obtener el amor de Allah-swt- es llamado Salih. Quien ya ha obtenido este amor es llamado Arif o Wali. El que es un medio para que los demás consigan el amor de Allah-swt- es llamado Murshid. Estas tres personas son llamadas Sadiq. 

La ayat 120 de la Surat-ut Tawba en el Qur'an dice: "¡Oh creyentes! Permaneced con los Sadiqs". 

Este ayat-i karima ordena el hacer Rabita. 

Se ha declarado en un hadiz: "Todas las bendiciones y Nur que Allah-swt- ha vertido en mi corazón, las he vertido en el corazón de Abu Bakr". Porque Abu Bakr (ra) estaba por delante de todos los demás en cuanto a Taqwa y adoración y porque mejor que nadie había notado la grandeza de Rasulullah, en tanto que él era una mera nada comparado con el Mensajero de Allah, y porque él se ganó el amor de Rasulullah más que nadie, más fayds le llegaron que a nadie más. Como se entiende de eso, nuestra religión nos pide que mantengamos compañía con los Awliya y que aprendamos de ellos el camino de Rasulullah.

En la carta 81 del libro 'Makatib-i Sharifa' se dice: "Pensemos en un Wali como una lente; debemos mirar a Rasulullah y a Allah-swt- a través de esta lente". Encontrar a un Wali, conocerle, hacer rabita con él, en verdad se debe al propósito de unirse -encontrarse y apegarse- con el alma santa de Rasulullah (asws). 

Por el mero hecho de leer o escuchar acerca de él, es difícil para uno soñar con la figura, la fisonomía, de alguien que nunca antes ha sido visto. No la deseada, sino que otra persona puede ser vista en este caso. Esa es la razón de que no se practique rabita con Rasulullah. Sería kufr creer que otra persona es Rasulullah. 

Este peligro no ocurre cuando se practica rabita con los Awliya. 

Uno que practica rabita con un Murshid-i Kamil tendrá el corazón observado en su bendito corazón. Allí verá el santo corazón de Rasulullah. Así es que habrá realizado rabita con Rasulullah. Este es el único modo en que los ignorantes y necios como nosotros hacemos rabita con Rasulullah.

Mediante este tipo de rabita, luego de recibir Fayd (poder espiritual) desde Rasulullah, será posible y fácil realizar rabita directamente con él, y obtener fayd de las tumbas de los Awliya y de sus almas. 

Hacia el final del libro ‘Ayyuhal Walad’, el Imam al-Gazali (ra) dice: 

"Todo Musulmán está en necesidad de ser educado por un Murshid. El ser entrenado por un Murshid le salva de los malos hábitos. Cambia los malos hábitos por buenos. La educación es similar al esfuerzo del granjero por fortalecer la plantación de su tierra limpiándola de hierbas perjudiciales. Allah-swt- envió a los Profetas para mostrar a Sus criaturas el camino recto. Creó a los Murshids para representar a los Profetas luego de sus muertes". 

Desde que un Wali conoce mejor y está fuertemente aferrado a Rasulullah (asws), obtiene fayd desde su corazón bendito, y estos fayds son directamente transmitidos hacia los corazones de quienes están aferrados a ese Wali. 

El Imam Rabbani (qs), en su carta 260 dice: "Fayd, Nur, que están en el corazón de un Murshid, como rayos de sol brillan sobre todos. Fluyen hacia los corazones de aquellos Musulmanes que lo aman y que se han adaptado a sí mismos a la Shari'at. Ellos no están conscientes de la recepción de estos fayds. Ellos no comprenden que sus corazones están siendo purificados. Como una sandía madurando bajo la luz del sol, ellos alcanzan la madurez (espiritual). Los Sahaba-e Kiram maduraron y alcanzaron la perfección durante los sohbets de Rasulullah (asws). La peor obstrucción que impide que los Musulmanes reciban fayd es ser  portador de bid'at (innovación)". 

En su carta 61 también dice: "Lo más perjudicial que destruye la voluntad de la gente para obtener el Ma'rifat de Allah-swt- son los líderes religiosos ignorantes y llenos de mentiras. Sus libros y palabras ennegrecen el corazón. Quienes caen en sus trampas son similares a personas enfermas que van a un médico desvergonzado e ignorante". 

La distinción más evidente entre un Wali real y un Sheykh falso es que el Wali real tiene wara' y taqwa. Taqwa significa tener una creencia de acuerdo con el i'tiqad de Ahl as-Sunnah y abstenerse de lo haram. Abstenerse también de las cosas que son dudosas se llama wara'. Los sabios de Ahl as-Sunnah fueron todos poseedores de wara' y taqwa. 

En un hadiz-e sherif [hadiz del Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam] contenido en la carta 112 del libro Maktubat de Muhammad Ma'sum (ra), dice: "Es un acto de adoración [en tanto suscita amor por Allah] el sentarse con quien posee wara'".

El conocimiento religioso transmitido por Rasulullah (asws) se divide en dos categorías: conocimiento del cuerpo y conocimiento del corazón. 

Fue su deber el enseñar a sus Sahaba el conocimiento del cuerpo, esto es, el conocimiento de las cosas que deben ser creídas con el corazón y el conocimiento de la creencia y la adoración, lo que se debe realizar y de lo que se debe abstener con el cuerpo. Todo lo informó directa y personalmente. 

Las enseñanzas espirituales que pertenecen al corazón y que son llamadas Ma'rifat y Tasawwuf, como los rayos del sol, emanaron continuamente desde su corazón bendito y se difundieron en todas direcciones. 

Cada Sahabi consiguió una cierta porción de fayd que llegaba a su corazón en proporción a su habilidad y talento. A raíz de que tenían un afecto muy poderoso por el Mensajero de Allah, en poco tiempo obtuvieron tanta Nur irradiada como sus capacidades les permitían. Y esas Nurs que obtuvieron, en su turno, apresuraron la formación de Ijlas en ellos y acrecentaron lo que ya existía. 

El conocimiento del cuerpo ha sido enseñado desde las cuatro fuentes (mazhabs de Fiqh) y nos ha llegado mediante los libros de Fiqh. Aquellos que quieran obedecer a Rasulullah deben realizar la adoración de acuerdo a los libros de Fiqh. 

El conocimiento del corazón, que purifica el corazón, el alma y el nafs tiene que llegarnos mediante los corazones de los Awliya. Aquellos que quieran adaptarse a Rasulullah en el conocimiento del corazón y el alma, deberían permanecer cerca de un Wali y tomar este conocimiento de su corazón. 

Un Wali es un medio, un camino entre el corazón de un hombre y el bendito corazón de Rasulullah (asws). 

El conocimiento del corazón no se obtiene inmediatamente leyendo libros de Tasawwuf. La fuente y el origen de este conocimiento son los corazones de los Arifs [Awliya]. Cada Sahabi también transmitió, a quienes lo requerían, el conocimiento del cuerpo y del corazón que habían obtenido desde Rasulullah. 

Los Musulmanes que llegaron luego tomaron el conocimiento del cuerpo desde los libros de Fiqh y el conocimiento del corazón desde los corazones de los Murshids. 

Aquellos que dicen: 'Aprenderé el conocimiento del cuerpo directamente de los dichos de Rasulullah, esto es, desde los hadiz-i sherif', han caído en las trampas del nafs y del demonio al entender incorrectamente el significado de los nobles hadices. Aquellos que dicen: 'Recibiré el conocimiento del corazón directamente desde el corazón de Rasulullah', también han caído en las trampas del nafs y del demonio. Es necesario obtener el conocimiento del cuerpo de las palabras o los libros de los sabios de Ahl as-Sunnah, y el conocimiento del corazón desde los corazones de esos sabios que estén vivos o desde sus almas si están muertos. Los expertos de este conocimiento, esto es, los Murshids, han expresado todos la misma idea. 

Los hadiz-i sherif [hadices del Profeta, sallallahu 'alayhi wa sallam] contenido en el libro 'Kunuz ud-Daqaiq', tales como: 

"Un sabio entre sus discípulos es como un Profeta entre sus Sahaba", y: 

"La superioridad de un sabio para sus discípulos es como la superioridad de un Profeta para su Ummah"

y: "Todo tiene una fuente. La fuente de la taqwa es el corazón de los Arif",

y: "Un momento de Fikr (reflexión) es mejor que la adoración de un año",

y: "Observar los rostros de los sabios piadosos es un acto de adoración", son pruebas de las cosas que hemos escrito más arriba.

El Mensajero de Allah (asws) no sólo ha comunicado las enfermedades del corazón y sus tratamientos, sino que también ha dado ciento de miles de diferentes clases de argumentos concernientes a los individuos, familias, sociedades, guerras, problemas de herencia, es decir, a toda clase de asuntos pertenecientes a este y al próximo mundo. 

Es casi imposible para nosotros, gente ignorante, quienes desconocemos nuestra propia enfermedad o su medicina, el extraer el hadiz que se ajusta a nosotros. 

En la carta 54 del segundo volumen del libro Maktubat, el Imam Rabbani (ra) dice: "Hoy en día los hadices han sido olvidados. Las innovaciones se han esparcido. Libros falsos y auténticos se han mezclado unos con otros. Los Murshid-i Kamil, siendo especialistas del corazón y del alma, han extraído de esos hadices la medicina espiritual apropiada para la naturaleza de cada individuo, para su enfermedad particular, y para la zulmat y el fasad (tiranía y corrupción) del momento. Rasulullah, siendo el doctor en jefe, preparó ciento de miles de medicinas para el mercado farmacéutico mundial. Los Awliya son como sus médicos asistentes que distribuyen estas medicinas ya preparadas de acuerdo a las enfermedades de los pacientes. Desde que desconocemos nuestra propia enfermedad ni comprendemos su cura apropiada, si por nosotros mismos nos atrevemos a buscar la medicina entre ciento de miles de hadices, puede que, teniendo una alergia, suframos daño en vez de mejorar, obteniendo así nuestro merecido por ser ignorantes. Por esta razón es que ha sido declarado en un hadiz: "Quien interpreta el Qur'an de acuerdo a su propio entendimiento se vuelve un incrédulo"".

Allah-swt- prometió que la religión del Islam sobreviviría hasta el final de los tiempos. Él creó el Imperio Otomano para la protección del conocimiento del cuerpo y a los Murshids para la preservación del conocimiento del corazón. El Estado Británico, principal enemigo del Islam, aniquiló a estos dos guardianes luego de trabajar durante siglos. Allah-swt- está creando nuevos guardianes y el Islam marcha sobre su camino, alhamdulillahi Rabbil alamin.

Osmanli Nakshibendi Hakkani Argentina.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario