sábado, 27 de junio de 2009

El corazón endurecido


Nos informó el venerable Shaykh al-Sulami (n. 325 hijri/937 ec), que Dios esté complacido con él, en su obra Las Enfermedades del Alma y sus Remedios:

Una de las enfermedades del corazón es cometer tantos pecados y faltas que el corazón se endurece.

El remedio correspondiente es pedir mucho perdón (al-istighfar) a Dios y arrepentirse a cada aliento; y también continuamente ayunar, pasar la noche en oración, servir a las gentes de bien, sentarse con las gentes virtuosas y asistir a la sesiones de invocación (majalis al-dhikr).

En efecto, un hombre se lamentó al Profeta -que Dios le prodigue bendiciones y paz- de tener duro el corazón; y el Profeta le dijo: "Acerca tu corazón a la invocación (al-dhikr)". Y el Profeta también dijo: "En verdad, pido perdón a Dios setenta veces al día".

Y también:
"Si el siervo comete un pecado, aparece un punto negro en su corazón, si se arrepiente y pide perdón, ese punto negro se va. Pero si comete otro pecado, aparece otro punto negro en su corazón, y sucede así hasta que el corazón ya no reconoce el bien ni niega el mal".

Luego, el Profeta que Dios le prodigue bendiciones y paz- recitó este versículo: "¡No! Sus corazones han sido endurecidos por lo que han llevado a cabo" (Sagrado Corán, 83:14).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario