sábado, 22 de agosto de 2009

Algunas de las Bendiciones del Ramadán


El Sagrado mes de Ramadán ha llegado. Las alabanzas a Allah, el Señor de los mundos.

Las grandes escrituras que Allah ha enviado al mundo han descendido en Ramadán. Asimismo, en Ramadán fue descendido todo el Sagrado Corán desde la Tabla Preservada hasta el cielo más cercano a nuestro mundo, y de allí fue revelado poco a poco en este mundo físico al Mensajero de Allah, la bendición y la paz de Allah sean con él, por espacioo de 23 años.

El Profeta Ibrahim, la paz sea con él (Abraham), Abraham, recibió sus escrituras el día 1 y 3 de Ramadán. El Profeta Daud, la paz sea con él, David, recibió el Zabur (Salmos) el 12 ó el 18 de Ramadán. El Profeta Musa, la paz sea con él, Moisés, recibió la Torah el 6 de Ramadán. El Profeta 'Isa, la paz sea con él, Jesús, recibió el Inyil (el Evangelio) el 12 ó 13 de Ramadán.

Durante este mes se abunda en la recitación del Sagrado Corán, Guía para los mundos.

Yibril, la paz sea con él, el Arcángel Gabriel, solía recitarle el Corán a nuestro Profeta en este mes.


Algunas palabras de nuestro Profeta, la paz sea con él, sobre el Ramadán



Al Bukhari y Muslim registran que Abu Hurairah, que Allah esté complacido con él, narró que el Santo Profeta, la bendición y la paz de Allah sean abundantemente sobre él, dijo :

"A aquel que cumple el ayuno a lo largo del Ramadán y lo hace con una apertura sincera hacia su Señor y en la esperanza de hacer méritos, le serán disculpados los olvidos del pasado"

Salman al Farsi, que Allah esté complacido con él, narró, según se registra por ibn Khuzaimah en su Sahih:

El Mensajero de Allah (que la paz y bendiciones únicas de Allah sean con él) se dirigió a nosotros el último día del Sha’ban [el mes inmediatamente anterior a Ramadán] y nos dijo:

‘¡Oh Pueblo!, ha llegado a ustedes un grande y bendito mes, un mes en el cual hay una noche cuya virtud es más grande que mil meses [Laylatul Qadr, la Noche en que descendió el Sagrado Corán]. Es un mes en el que Allah ha hecho que el ayuno (ese mes) sea una obligación y pasar las noches orando sea una práctica. Quienquiera acercarse a Allah este mes mediante buenas acciones, recibirá una recompensa igual a la de haber realizado una acción obligatoria en cualquier otro momento, y aquél que haga una acción obligatoria durante este mes tendrá una recompensa igual a la de haber realizado setenta acciones obligatorias en cualquier otro momento.

Éste es ciertamente el mes de la paciencia, y la recompensa por la verdadera paciencia es el Paraíso. Es el mes de la simpatía hacia los demás. Es el mes donde la provisión del verdadero creyente se incrementa. Quienquiera que alimenta a otro que ha ayunado a fin de que éste último rompa (tras el atardecer) su ayuno, recibirá recompensa de sus pecados y liberación del Fuego, y tendrá la misma recompensa que la del ayunante (a quien alimentó) sin que la recompensa de este último se disminuya en absoluto.

Tras lo cual dijimos: Oh Mensajero de Allah, no todos nosotros poseemos los medios para alimentar a uno que va a romper su ayuno.

El Mensajero de Allah, que la bendición y la paz del Creador sean sobre él, respondió: Allah concede la misma recompensa a aquel que da a un ayunante para romper su ayuno aunque sea un simple dátil, o un vaso de agua, o un sorbo de leche.

Éste es un mes cuya primera parte trae la misericordia de Allah, su segunda parte traer Su perdón y la última parte trae la liberación del Fuego [del Infierno].

Quienquiera que alivie la carga de sus sirvientes en este mes, Allah le perdonará y le liberará del fuego del Infierno.

Y en este mes hay cuatro cosas que deberían realizar en gran número, dos de las cuales serán para complacer a vuestro Señor, y dos de las cuales son aquellas sin las cuales no podrían hacer más.

Aquellas que son para complacer a vuestro Señor son que atestiguen de modo numeroso que no hay mas dios que Allah [es decir, repetir La Illaha Illa'Allah muchas veces] y que hagan mucho istighfar [es decir, pedir perdón a Allah].

Y en cuanto a aquellas sin las cuales no podrían hacer más, es que deberían suplicarle a Allah la entrada en el Paraíso y pedir refugio en Él del Infierno.

Y quien quiera que dio agua para beber a uno que ayunó, Allah le concederá de beber de mi fuente [en el Día del Juicio] una bebida tal que dicha persona jamás volverá a sentir sed hasta que ingrese al Paraíso”.

Dijo también el Mensajero de Allah, bendiciones y paz sean sobre él:

"Si supiesen cuánto hay de gracias y bendiciones en el mes de Ramadán, desearían que fuese un año completo".

En un Hadiz relatado asimismo por Khuzaimah:

"Abu Umama (r.a.) le pidió al Mensajero de Allah (s.a.a.s.) que le diera un deber, de valor tal que al hacerlo lo beneficiaría en este mundo y en el más allá, y que lo llevara al Paraíso. El Mensajero deAllah (s.a.a.s) le dijo: "¡Ayuna! No hay ninguna obra como ésta, ni nada que la iguale." Cuando Abu Umama le preguntó que otra obra le recomendaba, el Profeta (s.a.a.s) repitió la misma respuesta tres veces."

Ahmad, Bazzaar y al Baihaqi narran el siguiente hadiz:

"Abu Hurayrah narra que el Mensajero de Allah, que la bendición y la paz de Allah, sean con él, dijo:

`A mi Nación [la comunidad de los musulmanes] se le han dado cinco cosas para el Ramadán que no se les ha dado nadie más que a ellos:

Para ellos, el olor de la boca de una persona que ayuna es más dulce para Allah que la fragancia del almizcle.

Por ellos los peces en el mar piden perdón por los ayunantes hasta que rompen su ayuno

Allah prepara y decora un jardín especial en el Paraíso todos los días y le dice: 'Se aproxima un tiempo en que siervos fieles dejarán a un lado los grandes problemas del mundo y vendrán a ti'.

En este mes el Shaytan [el demonio] es encadenado a fin de que no lleguen a esos males a los que normalmente llegan en los meses distintos al Ramadán.

Y en la última noche del Ramadán, reciben el perdón'.

Los Compañeros le preguntaron entonces: 'Oh Mensajero de Allah, ¿es esa última noche Laylatul Qadr? El Mensajero de Allah, la bendición y la paz de Allah sean con él, respondió: 'No. Pero es justo que un siervo sólo reciba su recompensa tras haber completado su servicio'".

En el famoso Tafsir Durr al Manthur del Imam Jalaluddin as Suyuti, se narra que nuestra madre Aisha, que Allah esté complacida con ella, Madre de Creyentes y esposa del Mensajero de Allah, sallallahu 'alayhi wa sallam, dijo que cuando llegaba el Ramadán, el color del rostro de Mensajero de Allah, las bendiciones y paz de Allah sean sobre él, cambiaba. Y solía incrementar sus salats, se volvía aún más humilde en sus súplicas e incrementaba aún más su temor de Allah.

De acuerdo a otro hadiz, escasamente iba a la cama hasta que el Ramadán terminaba.

Adicionalmente, se narra en un hadiz que los ángeles Portadores del Trono de Allah reciben en Ramadán la orden de dejar todo lo demás y decir 'Amín' (es decir, 'que así sea'), a las súplicas de aquellos que ayunan.

Dijo nuestro Profeta Amado, la bendición y la paz del Altísimo sean sobre él, su Familia y sus Compañeros todos en el número de las creaciones de Allah:
"Cada día y cada noche del Ramadán Allah libera a un gran número de almas del Jahannam (del Fuego del Infierno). Y para caa musulmán hay durante el día y la noche un momento en el que su súplica es aceptada" (Transmitido desde Abu Said al Khudri, que Allah esté complacido con él, por Bazzaar).

domingo, 2 de agosto de 2009

Signo de lo Bello


"En verdad, todo lo que contiene el Amor de Dios es verde y bello; pero para percibir la belleza en toda la Creación debes trascender las formas externas y penetrar en los reinos de los Océanos de las Realidades Espirituales".

"El amor de Dios no es fácil de alcanzar, pues no podemos imaginarle. Por tanto, Él, el Todopoderoso, ha hecho a los Profetas apóstoles de su amor. El amado de Allah, el Sello de los Profetas, Muhammad, la paz sea con él, fue un medio tan puro para la transmisión de ese amor, que los corazones de sus Compañeros quedaron inundados con su amor, y fueron transportados al Amor de Dios. El Profeta fue el representante de Dios, el representante del Absoluto Verdadero; por tanto, declaró: Quien me ha visto, ha visto a al-Haqq (al Verdadero) [que lo envió como inigualable signo Suyo].

"¿Quién representó al Profeta después de su vida en esta tierra? Aquellos que evocaron tal amor. El Profeta mismo los ha descrito: Aquellos que los vean recuerdan a Dios. El que esté sediento del Amor Divino debe buscar a esa gente, pero en nuestra época están en su mayor parte escondidos, y el Islam ha venido a significar para mucha gente tan sólo un conjunto de reglas y de formas de adoración, una cáscara vacía. ¿Quién puede obtener algún gusto de algo así? ¿Acaso las mezquitas deberán convertirse únicamente en gimnasios [del cuerpo que se mueve mecánicamente en la adoración]?"

"Y ahora los maestros del gimnasio se oponen al sufismo, que son los caminos del corazón, los caminos que conducen al Amor de Dios".

(Palabras de Mawlana Shaykh Nazim)



¡Abre un Océano!



“Por Dios, que siento tanto amor que parece como si los cielos pudieran partirse en dos, las estrellas caer y las montañas huir, si yo los obligara a cargar con él. Tal es mi experiencia del amor”

“Sin embargo, Dios me reafirmó en esta experiencia del amor, a través de la fuerza que he heredado del ‘señor de los amantes’ [Muhammad el Enviado de Dios]”.

(Ibn Arabi, Futuhat al Makkiya)



“Sean todas las alabanzas para Dios, quien creó el amor (al-hawâ), un santuario al que dirigen su camino los corazones de todos los hombres cuya formación espiritual está completa, y una Ka'ba circunvalada por los secretos que hay en los pechos de los hombres refinados de espíritu.”

(Ibn Arabi, Tanazzulat al mawsiliyya)






sábado, 1 de agosto de 2009

La Noche del Examen


Se acerca otra de las noches sagradas del año, la noche 15 del mes de Sha'ban o Laylatul Bara'ah (la Noche de la Absolución). Es asimismo la noche de la rendición de cuentas y de la fijación de Decreto Divino para nuestras vidas para el año próximo.

En esta oportunidad, insha'Allah la Noche de la Absolución debe recaer en la noche del 5 de agosto, si bien en nuestro caso estaremos pendientes al respecto de las indicaciones de nuestro shaykh.

Cada noche 15 de Sha'ban, se elevan a la Presencia de Allah el registro de todas nuestras acciones y, según cuál hayan sido las mismas, Allah, subhana wa ta'ala, ordena los Decretos para nuestro siguiente año.

Shaykh Effendi explicaba esto de la siguiente manera:

En el caso de los estudios, hay una evaluación anual para la que uno se prepara de antemano. No importa si durante el año hayas dicho que eres buen alumno, un genio o lo que sea. El examen te espera. Allí se verá quien aprendió y quién no. El 15 de Sha'ban, si el examen de tus acciones desde el 15 de Shaban previo hasta entonces no resulta favorable, el próximo año te será fijado con mayores dificultades y problemas.

Allah le preguntará a sus ángeles: ¿qué hizo mi siervo en este período de tiempo?

Y ellos pueden decir: Ya Rabbi, Oh Señor, él intentó sinceramente acercarse a Ti, pero hubo obstáculos y cosas que han complicado su avance, pero realmente lo ha intentado. Allah dirá: ábranle entonces para este año una vía más fácil hacia Mi.

O podrán decir: Ya Rabbi, él se ha dejado llevar por el amor al mundo, ha puesto prioridades antes que Tú y no ha despertado ni un poco de su olvido, ocupándose de problema en problema sin sentir la necesidad real de acercarse a Ti ni hacer el esfuerzo correspondiente. Entonces Allah dirá: a ése, dénle un año en el que esté más atado aún a este mundo, más atado aún a los problemas y engaños de este mundo.

Shaykh Effendi nos puso una vez, al respecto, al ejemplo del mal estudiante y su profesor. Puedes tener a un alumno perezoso, que no estudia, que no se interesa, decía, pero ese alumno sabe que no va a pasar la prueba anual que se le viene, y hacia el final, se apresura en estudiar y se esfuerza en recuperar su tiempo perdido. Aunque él no te agrade, si se ha esforzado, pasará el examen. Pero puede haber alguien que tenía todas las condiciones favorables para aprender, rodeado de buenos alumnos, sin embargo se dejó llevar por los placeres de su ego y desatendió lo que debía atender. Ése no va a pasar el examen.

Nuestro shaykh, por tanto, nos recomienda poner ante nosotros mismos en este mes, día y noche antes de que llegue esa noche, nuestra propia rendición de cuentas. Quizá hayamos pensado, engañándonos, que hacíamos algo por Él, pero en el fondo nuestras motivaciones eran otras. O que no podíamos hacer algo por Él cuando sí podiamos haberlo hecho.

Nos dice: siéntate en las noches y haz el recuento de tus acciones. Mira con sinceridad. Podrás engañar a algunos en este mundo, pero no te engañes a ti mismo. Definitivamente no podrás engañar a Allah cuando llegue esa noche. Así que mejor sé tú tu juez, advierte aquello por lo que debes pedir perdón a tu Señor, reconoce tus deficiencias y tus faltas, y despiértate de tu situación.

La gente hoy en día, proseguía, llora de muchos problemas. Nada es en verdad un problema como para que loren. Pero hay algo por lo que nadie está llorando: por sus faltas ante su Señor.

Llora esa noche, abre tus manos en súplica hacia Allah y pide Su Misericordia y Su Auxilio.

Ésa es la noche de la absolución, y de la fijación de tu destino del próximo año.

La gente dice (respecto al Islam): todo está decretado de antemano, no se puede hacer nada al respecto. No es así. Los ángeles han estado escribiendo todos los días de año tus acciones, tu conducta, tu sinceridad o tu falta de sinceridad. Esa noche todo eso será examinado y en función de lo que se encuentre se programará el destino de tu próximo año. Puedes cambiar tu destino, claro que sí. Según lo que vayas haciendo. Pero cuando llegue esa noche, esos decretos no podrán ser cambiados.

Así que ten mucho cuidado. Después podrás llorar, pero si no te has despertado a ti mismo a tiempo, tendrás que llevar contigo el decreto que te ganaste para todo el siguiente año.

Por tanto, despiértate, obsérvate, mueve tu corazón, dirígete hacia tu Señor. La noche sagrada se acerca, y Él está dispuesto a derramar su Misericordia sobre aquel que se lo pida. No dejes pasar esa ocasión, pues sufrirás la consecuencia de tu olvido por todo el próximo año.
Nosotros nos reunirmos esa noche, insha'Allah, para tener un zikr y realizar oraciones en conjunto.


-------------------------


Shaykh Abdul Qadir al Jilani (qs), narra el siguiente hadiz respecto a la noche sagrada que se acerca:


"Cuando era la noche del medio de Sha`ban, el Profeta (saws) habíatomado un vestido mío". Entonces ella agregó, "¡Por Allah! Ese vestidono era de seda, ni de seda cruda, ni de lino, ni de seda y lana, ni delana". El que reporta dijo:"¡Gloria a Allah! Le dije a ella, ¿de quéestaba hecho?" Ella contestó: "Su urdimbre era de cabello y su trama era de seda. Yo pensé que él (saws) podría haber ido con una de susotras esposas, por lo que me levanté e investigué en la oscuridad desu aposento. Mi mano hizo contacto con sus pies, que estaba postrado en adoración.

De su oración (saws), yo recuerdo estas palabras:“Me postro antes de que Tu seas mi forma y mi espíritu, y mi corazónesté en Tu cuidado. Yo reconozco Tus favores, y a Ti confieso mispecados. Yo he hecho mal, así que perdóname; ciertamente nadie perdonalos pecados sino Tu. Yo busco el refugio con Tu perdón de Tu castigo,con Tu misericordia de Tu venganza, con Tu aprobación de Tu disgusto.Yo busco el refugio en Ti de Ti. Yo no exclamo Tus alabanzas, ya quees como de Ti a Ti te Has exaltado”.

Ella continuó: "Así que él no cesó la adoración, parándose ysentándose sobre sus talones, hasta que la mañana llegó. Entonces levantó sus pies y mientras los masajeaba, le dije: “¡Que mi padre ymi madre sean rescatados por ti también! Ciertamente Allah ha perdonado tus faltas pasadas y presentes. Ciertamente Allah ha hecho un pacto contigo. ¿No es así? ¿No es así?”

Él contestó (saws):“O Aisha, ¿no deba ser por consiguiente un sirviente agradecido? ¿Tú sabes lo que pasa durante esta noche?”. “¿Qué es lo que pasa?”, le pregunté, y él dijo:
“Es en esta noche cuando se graban todos los nacimientos y las muertes que se sucederán durante este año. Es cuándo se reparten las provisiones para la humanidad, y sus hechos y acciones son recogidas”.

Y, para los que busquen la Misericordia de Allah, la puerta que se abre es inmensa. Narra otro hadiz lo siguiente, según recoge Shaykh Muzaffer Ozak (qs):

"De acuerdo con una Tradición citada en Zubdatu-l-Majâlis, AbuHurayrah informa que nuestro Maestro dijo: “La quinceava noche deSha’bân, Gabriel vino a verme y dijo: ‘Oh Mensajero de Allah, hoy esla quinceava noche de Sha’bân. Hoy están abiertas trescientas puertasdel cielo. Hoy se destraban trescientas puertas de la misericordia. Levántate y realiza la oración. Adora a tu Señor. Alza tus manos alcielo y suplica. Pídele a tu Señor por tu Comunidad’.

‘Oh Gabriel’,dije yo, ‘cuéntame sobre la virtud especial de esta noche’.Entonces Gabriel respondió:

‘Oh Mensajero de Allah, en esta noche las oraciones son aceptadas. En esta noche se te concede tu Comunidad. En esta noche el océano de la misericordia desborda. Esta es la noche del perdón, la noche de la misericordia. Esta noche la Comunidad entera disfruta del perdón.

Sólo a los siguientes se les retiene el perdón: a los que le adjudican socios a Allah; a los hechiceros que practican labrujería; a los adivinos que hablan de lo no-visto; a los que guardan un rencor contra un compañero creyente durante más de tres días; a losque no se arrepienten de beber; a los que no abandonan la fornicación;a los usureros que devoran intereses; a los que descuidan a sus padres, los desprecian y no les dan lo que les corresponde; y a esas personas inmorales que difunden chismes maliciosos, haciendo que un grupo de Musulmanes se enemiste con otro. Ni tampoco se les concede el perdón a los que abandonan familiares y amigos y no les dan lo que les corresponde.

Aparte de ésos, la Comunidad entera ha recibido perdón yabsolución en honor a esta noche. Aquellos que se arrepienten y abandonan sus malos hábitos también pueden disfrutar de las bendiciones de esta noche’.