domingo, 2 de agosto de 2009

Signo de lo Bello


"En verdad, todo lo que contiene el Amor de Dios es verde y bello; pero para percibir la belleza en toda la Creación debes trascender las formas externas y penetrar en los reinos de los Océanos de las Realidades Espirituales".

"El amor de Dios no es fácil de alcanzar, pues no podemos imaginarle. Por tanto, Él, el Todopoderoso, ha hecho a los Profetas apóstoles de su amor. El amado de Allah, el Sello de los Profetas, Muhammad, la paz sea con él, fue un medio tan puro para la transmisión de ese amor, que los corazones de sus Compañeros quedaron inundados con su amor, y fueron transportados al Amor de Dios. El Profeta fue el representante de Dios, el representante del Absoluto Verdadero; por tanto, declaró: Quien me ha visto, ha visto a al-Haqq (al Verdadero) [que lo envió como inigualable signo Suyo].

"¿Quién representó al Profeta después de su vida en esta tierra? Aquellos que evocaron tal amor. El Profeta mismo los ha descrito: Aquellos que los vean recuerdan a Dios. El que esté sediento del Amor Divino debe buscar a esa gente, pero en nuestra época están en su mayor parte escondidos, y el Islam ha venido a significar para mucha gente tan sólo un conjunto de reglas y de formas de adoración, una cáscara vacía. ¿Quién puede obtener algún gusto de algo así? ¿Acaso las mezquitas deberán convertirse únicamente en gimnasios [del cuerpo que se mueve mecánicamente en la adoración]?"

"Y ahora los maestros del gimnasio se oponen al sufismo, que son los caminos del corazón, los caminos que conducen al Amor de Dios".

(Palabras de Mawlana Shaykh Nazim)



No hay comentarios.:

Publicar un comentario