jueves, 19 de marzo de 2015

Recordando Canakkale

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo



RECORDANDO CANAKKALE

[En Canakkale, Galípoli, 253,000 mártires otomanos ofrecieron sus vidas durante varios meses para evitar la caída militar de la capital del Imperio Otomano ante lel ataque de las fuerzas aliadas de los incrédulos.  Fue la última jihad bajo un Califato, Sheykh Effendi la ha llamado por su importancia, la segunda batalla de Badr]

* * *

BismillahirRahmanirRahim


Debo mostrar esto.  Ésta es una bayoneta de la batalla de Canakkale (Galípoli).  Y con las bendiciones de Sheykh Effendi, nos fue presentado después de que Sheykh Efendi falleciera.  Y tengo esto en mi cuarto y lo observe cada día.


Y cada día pienso en ellos (los mártires de Canakkale).  Y esto fue usado por Allah and su Califa.


Así que es una cosa muy importante.  Es real.  Tu religión es real.  


Tu religión, nuestra religión, es carne y sangre.  Es lágrimas. No es confrencias, no es Mawlids.  Eso no es la religión.  La religion, para ti y para mi, tuvo un precio muy pesado.  Y ellos lo pagaron, nosotros no. 


Allah subhana wa ta’ala dice: “¿Crees que vas a ir a los Paraísos de aquellos que están próximas y cerca a Mí sin pasar por la prueba por la que pasaron?”



Estamos recordando.  Ellos pasaron por esa prueba. ¿Nos ponemos a pensar?  Y si nos ponemos a pensar, vas a responderme muy rápidamente y con honestidad qué crees que era lo que pasaba por sus mentes y sus cabezas en esa batalla en esa batalla, y qué es lo que pasaría por tu mente y tu cabeza cuando se te ponga ante esa situación.


¿Qué crees que es lo que pasaría por ti?  Si dices ‘No, yo voy a luchar por la causa de Allah y todo lo demás va a ser fácil para mí’, te digo, estás mintiendo.

Porque si no puedes sentarte quieto y escuchar y obedecer por unos cuantos minutos, una vez al año [en esta conmemoración], ¿crees que vas a poder luchar en ese momento contra el enemigo de Allah?  ¿Luchar contra el Dayyal?  No puedes luchar ni siquiera contra tu ego por unos cuantos minutos.  ¿Comprendes?

- Hoja Lokman Effendi Hz., del sohbet del 18 de marzo de 2015 en el mawlid anual de conmemoración de Canakkale.


Bayoneta de Canakkale



*   *   *

Maulana Shaykh Nazim: …¿Has visto a éstos?

Visitante turco: Sí, he visto.

Maulana: ¿Los viste? Son Mevlevis, de camino a Canakkale [Gallípoli]. Ellos [los ataturkistas] prohibieron [después] las Tariqas.

Visitante: A pesar de que los Mevlevis fueron a la Guerra.

Maulana: Todas ellas, hay 40 Tariqas, ¡todas ellas eran las primeras en unirse a la guerra! [Pero] Ellos [los ataturkistas] cortaron, mataron [a gentes de tariqa], destruyeron, las cerraron [las dergahs] ... ¡mira! 

(Maulana le muestra una foto).


Derviches giradores mevlevis
en la jihad en Canakkale

Los Mevlevis reciben su bandera distintiva
en la campaña de Galípoli

Visitantes: ¡Eran los primeros para la guerra!

Maulana: Con neys (flauta), mira su majestad. Son los soldados voluntarios, para unirse al ejército. Toma esta imagen.


Visitante: Sí, SheijEffendi, muchas gracias. Y voy a conservar su regalo toda mi vida, lo pasaré a mis nietos.

[De las palabras de Shaykh Nazim al Hakkani, del 26 de enero de 2012]


Vínculo relacionado:
A los mártires de la batalla de Canakkale


lunes, 16 de marzo de 2015

Han leído pero no han comprendido

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo



HAN LEÍDO PERO NO HAN COMPRENDIDO

Bismillahi Rahmani Rahim

Rasul [el Profeta Muhammad] (sallallahu ‘alayhi wa sallam – que la bendición y la paz de Allah sean sobre él-), aceptó a Su Señor como Mu'adhdhib, como el Maestro que enseña las mejores cualidades y maneras. Él dijo "Addabani Rabbi -El Señor perfeccionó mis maneras-". Pregunto a esos que afirman ser Salaf-u-Salih [los salafis], ¿Quién es su entrenador?  

No digan: "Aprendemos de los libros".  No, no. Preguntamos cuál es su guía. ¿Quién los enseña ahora? Los enseña ahora. Porque la mayoría de ellos niega tener un guía o entrenador que les enseñe buenas maneras.
Sí, sí. Ese es un punto muy importante: que ellos no lo aceptan y que se tornan en contra de las Tariqats. Las Tariqats no se atribuyen nada, salvo ser 'muqallid' [seguidoras].

[No se atribuyen] Nada. Eligen a su mejor entrenador, tal como el Profeta (saws) entrenó a sus Sahabas. Las Tariqats ordenan imitar el Camino de los Sahabas, quienes mantenían felizmente las buenas maneras de Rasul Allah (saws). Las buenas maneras están con él y con Su Señor, Allah Todopoderoso.

Entonces, es a través de las buenas maneras que los siervos y la Ummah obtienen protección. Y, ¿Cómo se aprenden las buenas maneras?

Nadie las aprendió leyendo libros. Nadie. ¿Cómo pueden tomar buenas maneras? Por ejemplo, un martillo ... ¿Quién hace una espada sin un maestro? ¿Una persona corriente podría hacer una espada? No. Podría bribonear "Puedo hacerla", pero es sólo un pedazo de hierro lo que puede hacer, no una espada. Toda profesión necesita de un maestro que la enseñe. Y el Sello de los Profetas es un maestro para toda la Creación, desde la pre-Eternidad hasta la Eternidad...

¿Cómo pueden negar y oponerse a las Tariqats? El Sagrado Corán dice: "Wa Allawi Astaqamu 'Alá At-Tariqati" (72:16). Y ellos dicen que según el Corán no hay tariqat -camino-. ¿Hmmm?

¿Lo habían escuchado antes? Jalla Wa 'Ala: "Si se hubieran mantenido en el camino recto les habríamos dado de beber agua abundante" (72:16). Alif Lam (el artículo) se usa para el tipo de tiempo y como indicativo. Alif Lam, para el tipo de tiempo. Hablo para aquellos que entienden el árabe y afirman ser Ulamas. Esos deben entender. Ellos dicen "No hay Tariqat en el Islam, no hay Tariqat en el Sagrado Corán". ¿Cómo? ¿Y la Sura Al Jinn? ¿Hmmm?

En los preciosos versos de la Sura al Jinn ellos lo recitan. Sin embargo, nunca entienden, "¿A qué se refiere?".

Allah Todopoderoso dice: "Si se hubieran mantenido en el camino recto" (72:16). "Istiqama" es el nivel más elevado para un siervo, ser Mustaqim -Recto-. No pueden sólo ser rajul, alguien que sólo está en Istiqama -Rectitud-.

S.N: Rectos.

Rasul (saws) dijo... Luego de que un Sahaba le pidiera: "Ya Rasul Allah, explícame el Islam brevemente para que lo pueda retener, dime algo corto que pueda recordar". Rasul Allah (saws) le dijo: "Qul amantu Billah thumma astaqim -Di 'yo creo en Allah' y luego, sigue Su Camino Recto-".
Sobre ese acercamiento el Sagrado Corán responde: "Wa Allawi Astaqamu... 'Alá At-Tariqati". No dice en la Shariah ['ala ash-shari'ah]. Dice Tariqat ['ala at-tariqati], lo que hace que su significado sea mucho más amplio, y al alcance del entendimiento de todos y de la quwwati iqtidar -capacidad- de todos.

"Si se hubieran mantenido en el camino recto...". Ellos son árabes. Deben observar esa Ayatul Karima.

Tal vez nunca prestaron atención mientras recitaban ese Verso Sagrado. "Wa Allawi Astaqamu 'Alá At-Tariqati" (72:16).

¿Cómo pueden decir que no hay tariqat en el Islam? Allah Todopoderoso dice: "Mis siervos deben seguir la Tariqat, Rectamente". "...la-asqaynahum", ¿Quién dice esto? ¿Quién es el que da de beber?

"L'asqaynahum Ma'an Ghadaqan -les habríamos dado de beber agua abundante-" (72:16).

* * * * * * *

Sultan al Awliya Maulana Shakh Nazim al Haqqani Hz. (fragmento de su sohbet del 12 de febrero de 2010)


Vínculos relacionados:
¿Para qué sirven las tariqas?Los Sultanes Otomanos y las tariqas


viernes, 13 de marzo de 2015

Misericordia ante un llamado

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo



Bismillahi Rahmani Rahim

El erudito y wali de Allah, Shaykh Yusuf an Nabhani [1849-1932], quien representara la última generación de ulama otomanos en la Nación del Islam, menciona la siguiente historia.

Una mujer Sayyidah, es decir, descendiente de sangre del Profeta del Islam (la bendición y la paz de Dios sean sobre él), vivió en Baghdad y su condición física la tenía en cama por 15 años.

Una noche, la situación se volvió intolerable para ella y lloró toda la noche a causa de su condición y dijo: "Oh Señor, la muerte o el alivio".

Cuando se quedó dormida, vio al Amado de Dios, su ancestro el Noble Profeta (la paz sea con él), quien la tomó de la mano y le dijo:

"Hija mía, ¡levántate!" y en el sueño vio que se levantaba.

Cuando despertó, estaba totalmente curada.


Oh Allah bendice y concede paz a tu siervo y profeta Muhammad y a su bendita Familia.



Los signos del respeto y la fe reales

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo

Lokman Hoja Effendi


KHUTBA: LOS SIGNOS Y EL SENTIDO DEL RESPETO Y LA FE REALES

Khutba de Lokman Hoja Effendi, en la dergah Osmanli de las montañas Castkill, Nuena York, del 6 de marzo de 2015

BismillahirRahmanirRahim
ALHAMDULILLAH, ALHAMDULILLAH
ALHAMDULILLAHI RABBIL ALAMIN
WASALATU WA SALAMU ALA RASULINA MUHAMMADIN
WA ALA ALIHI WA SAHBIHI AJMAIN
NAHMADULLLAHU TA’ALA WA NASTAGHFIRUHU
WA NASHADU AN-LAILAHA ILALLAHU WAHDAHU LA SHARIKA LAH
WA NASHADU ANNA SAYYIDINA MUHAMMADIN ABDUHU WA HABIBUHU WA RASULUHU
SALALLAHU ALAYHI WA ALA ALIHI WA AZWAJIHI WA ASHABIHI WA ATBAIHI. KHULAFAIL RASHIDIN MAHDIN MIN BA’DI WUZERAIL IMMETI ALAL TAHKIK. KHUSUSAN MINHUM ALAL AMIDI KHULAFAI RASULILLAHI ALA TAHQEEQ. UMARA IL MU’MINEEN.
HAZRETI ABU BAKR WA UMAR WA UTHMAN WA ALI.
WA ALA BAQIYATI WA SAHABAI WA TABIEEN,
RIDWANALLAHU TA’ALA ALAYHIM AJMAIN.
YA AYYUHAL MU’MINUN AL HADIRUN, ITTAQULLAHA TA’ALA WA ATI’UH.
INNA ALLAHA MA ALLATHINA-TTAQAW WAL-LATHINA HUM MUHSINUN.

Alhamdulillahi Rabbil Alameen. Wa Salatu wa Salamu ala Ashraf al-Ambiya’i wa Imam al-Mursaleen, Sayyidina wa Mawlana Muhammadin wa ala alihi wa sahbihi ajmain.

Todas las alabanzas son para Allah, el Señor de los Universos.  Todas las alabanzas son para Allah, el Primero, el Último, el Manifiesto, el Oculto, Aquél que tiene Poder y Dominio sobre todas las cosas. Todas las alabanzas son para Allah que envió a Hz. Nuh, Hz. Ibrahim, Hz. Musa, Hz. Isa y a todos los demás Profetas y Mensajeros para llevarles guía a los Hijos de Adán.  Todas las alabanzas son para Allah que envió a Su Más Amado, el Habibullah (la bendición y la paz de Allah sean sobre él), como Misericordia para los Universos.

Y que toda paz y bendiciones sean sobre el Sello de la Profecía, el Imam de los Mensajeros, la Corona de la Creación, el Auxiliador de los desamparados, el Intercesor del Día del Juicio, Sayyidina Muhammad (la paz sea sobre él), y sobre su noble Familia y sus benditos Compañeros, especialmente sobre los Khulafa-e-Rashideen [los Califas Rectos], Hz. Abu Bakr el-Siddik, Hz. Umar el-Faruk, Hz. Osman el-Ghani y Hz. Ali el-Murtaza, y sobre todos aquellos que les siguen hasta el Último Día.

Ayyuhal Mu’minoon. ¡Oh Creyentes! Bienvenidos a ustedes en este Día Sagrado del Yummuah.  Bienvenidos a ustedes en el Día Quince del mes de Jumadiul Awwal. Bienvenidos a ustedes ahora que estamos a solo mes y medio de la puerta del mes de Allah, el mes de Rayab. Bienvenidos a ustedes en un día que es el más sagrado en los Cielos y en la Tierra.

¡Oh Creyentes! Allah (subhana wa ta’ala –exaltado y glorificado Sea-) dice en el Sagrado Corán, en la Surah Nuur: Aquel que obedece a Allah y a Su Mensajero, y tiene temor de Allah y observa su deber; ellos son ciertamente los victoriosos. Y Él nos dice en otra aleya: Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y obedeced a vuestros Líderes rectamente guiados. Y Allah (subhana wa ta’ala) dice también en el Sagrado Corán: Ciertamente, Allah y Sus ángeles envían salawat sobre el Profeta. ¡Oh vosotros que creéis! Enviad también salawat y saludos sobre él.

¡Oh Creyentes! Allah (subhana wa ta’ala) nos da un signo en estas aleyas, Él envía un mensaje a la humanidad, de que debemos mostrar el respeto adecuado.  Él describe a aquellos que observan su deber, que mantienen el respeto, como los victoriosos.  Y Allah (subhana wa ta’ala) tiene un protocolo, nos muestra cómo debemos mostrarLe respeto. A fin de respetar a Allah, debemos respetar al Mensajero de Allah (‘alayhi salatu wa sallam –la bendición y la paz de Allah sean sobre él-).  Porque el propio Allah (subhana wa ta’ala) muestra honor y respeto a aquel Profeta, enviando salawats sobre él.

¡Oh Creyentes! En este final de los tiempos, la gente cree que puede alcanzar directamente a Allah, que su respeto es sólo para Allah.  La gente piensa que puede respetar a Allah sin respetar al Profeta.  ¡Oh Creyentes! Sepan y comprendan que esta clase de pensamiento sólo proviene del shaytan [el demonio].  Porque Allah (subhana wa ta’ala) le dijo al shaytan: a fin de que Me obedezcas, debes hacer sajdah [postrarte] ante Adán.  Y el shaytan rechazó eso, diciendo: solo te muestro mi respeto a Ti.

Así que aquellos que no están respetando al Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam), comprendan que ellos son los herederos del shaytan.  E inclusive aquellos que dicen que aman y que dicen que muestran respeto al Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) en estos días, están definiendo el respeto según su propia comprensión.  Muestran respeto según su propio pensamiento.  Piensan que el respeto es simplemente hacer un gran show en nombre del Profeta, organizar conferencias, llorar durante los discursos, danzar durante los nashiids que se dan en su honor.

Pero ¿cómo aprendemos lo que es el verdadero respeto al Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam)?  A través del modo de vida de aquellos que tenían el mayor respeto por él, los Sahaba-e-Kiram [sus Nobles Compañeros].  A través del modo de vida de los que fueron descritos por un diplomático que visitó al Profeta (‘alayhi salatu wa sallam), quien dijo sobre los Sahabis: ¡Oh gente! Por Allah, he estado con los reyes y con el César, con Khosrau y con An-Najashi, y sin embargo nunca he visto que ninguno de ellos fuera tan respetado por sus compañeros como Muhammad es respetado por sus Sahaba. Por Allah, si él escupía, la saliva caía en las manos de uno de ellos, que la frotaba sobre su rostro y su piel; si él les ordenaba algo, ellos llevaban a cabo su orden inmediatamente; si él realizaba la ablución [el lavado ritual para la oración], ellos luchaban para tomar el agua que quedaba; y cuando hablaban, bajaban sus voces y no le miraban constantemente a su rostro en señal de respeto.

¡Oh Creyentes! ¿Qué es respeto? Es vivir y morir por la orden de aquel a quien respetas. Respeto es vivir tu vida por la causa de tu Maestro, estando a sus órdenes.  

Del mismo modo que el Siddiq el-Akbar, Hz. Abu Bakr, el Maestro de todos los Amigos de Allah, quien estaba sentado una vez simplemente viendo el rostro del Rasulullah (sallalahu ‘alayhi wa sallam) y le dijo: ¡Ya Rasulallah! Sabes que si me lo pidieras, acabaría con mi propia vida en este mismo instante. Y el Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) sonrió, diciendo: Así es, ya Abu Bakr, sé eso y estoy contento y orgullo de ti por ello.

Ese verdadero respeto no presta atención a lo que otra gente piense.  Ese verdadero respeto no presta atención a los susurros del shaytan y a las tentaciones del ego.  Ese verdadero respeto sólo se fija en el Maestro y en lo que quiere.  Y con esa clase de respeto, una persona va a tener verdadera fe.  Ese respeto es lo que el Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) describe en su Hadiz Sharif [su Noble Dicho] diciendo: Ninguno de ustedes cree en verdad hasta que yo soy más amado para él que su propio padre, su hijo y todas las personas.

Y nuestro Shaykh, Sahib el-Sayf lo hace simple para nosotros, diciendo: ¿Qué es la fe? La realidad es que puedes entrar a la fe diciendo Ashadu an la ilaha il-Allah wa Ashadu anna Muhammadan Abduhu wa Rasuluhu. La Shahada te va a dar valor.  ¿Por qué te da valor? Porque estás aceptando al Más Valioso en la Divina Presencia. De quien Allah (subhana wa ta’ala) menciona el nombre junto con Su propio Nombre. Ashadu an la ilaha il-Allah wa Ashadu anna Muhammadan Abduhu wa Rasuluhu
Así que si mantienes lo que Allah (subhana wa ta’ala) mantiene como valioso, como algo elevado, eso es fe.  Eso es fe.  Lo que Allah pone en lo alto, tú debes ponerlo en lo alto. ¡Debes aceptarlo!  ¡Debes ponerlo por encima de tu propia cabeza!  Debes inclinarte ante aquél. Así es.  En ese entonces tienes fe.  Tu fe es valiosa.  Porque estás poniendo en lo alto lo que Allah (subhana wa ta’ala) está poniendo por lo alto. ¿Y qué es Kufr? Lo que Allah pone por lo bajo, si tú lo pones por lo alto, eso es Kufr [la incredulidad]. La fe, la fe es que lo que Allah pone en lo alto, debes también mantenerlo elevado.  Eso es fe.

Y cuando una persona muestra esta clase de respeto, cuando una persona tiene esta clase de fe, la ayuda de Allah le llega.  Y cosas asombrosas ocurren para esas personas.  Igual que una vez, después de una batalla, el Santo Profeta (la bendición y la paz de Allah sean sobre él) estaba descansando su cabeza sobre la pierna de Hz. Ali (Karram Allahu wahja –que Allah honre su rostro-).  Y el Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) mantuvo su cabeza allí por tanto tiempo que pasó el tiempo de ‘Asr [la oración de la media tarde] y llegó el tiempo de Maghreb [la oración a la puesta del Sol].  Y por respeto y adab con el Profeta (‘alayhi salatu wa sallam), Hz. Ali no se movió, no dijo nada.  Hoy en día la gente diría: oh, cometió un pecado, perdió su salat de ‘Asr.

Pero esta gente del siglo 21 ha perdido completamente la comprensión de lo que es tener respeto.  Así que una vez que el Sol se ocultó, el Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) levantó su cabeza e hizo un du’a diciendo: Ya Allah, ciertamente Ali estaba obedeciéndote a Ti y a Tu Profeta. Haz que el Sol regrese de modo que pueda realizar su salat de ‘Asr a tiempo.”  Y otro Sahabi que era testigo de ello dijo: Vi con mis propios ojos que el Sol reapareció, y las cumbres de las montañas y el piso se volvieron luminosos con sus rayos.

¡Oh Creyentes!  Este hadiz es una lección inmensa.  Obedecer a Allah es obedecer a Su Representante.  Es servir a aquél que representa a Allah. Hz. Ali (karram Allahu wahja), perdió su salat de ‘Asr, perdió su obligación, por dar hizmet [servicio] al Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam).  ¿Por qué? Porque el respeto, el deber, el fardh [la obligación] al Representante Vivo, es lo más elevado.

¡Oh Creyentes!  Esta cadena de respeto, este protocolo, tiene otro eslabón después del Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam).  Ese respeto llega a sus herederos.  Ese respeto llega a los Amigos de Allah.  Ese respeto llega a los Líderes rectamente guiados.  Porque el Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) dice en un hadiz registrado en Bukhari y en Muslim:  Todo el que me haya obedecido ha obedecido a Allah, y todo el que me haya desobedecido, ha desobedecido a Allah.  Y todo el que obedeció al Líder rectamente guiado me ha obedecido, y quien haya desobedecido al Líder rectamente guiado me ha desobedecido.

¡Oh Creyentes! ¡Oh Murids!  Tenemos a un Líder rectamente guiado frente a nosotros.  Tenemos a un heredero del Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) frente a nosotros.  Tenemos a uno de los más grandes Amigos de Allah frente a nosotros.  ¿Le mostramos el respeto adecuado?  ¿Le respetamos como los Sahaba-e-Kiram respetaron al Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam)?  Porque el Santo Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) dice: El Shaykh en su yamaah es como un Profeta en medio de su nación. 

¡Oh Creyentes! No pierdan el respeto.  No pierdan el adab.  Despiértense y observen su deber.  Porque sólo aquellos que observan su deber serán exitosos y victoriosos en la próxima vida.  Como dice nuestro Shaykh: No hay nada que podamos ofrecer a nuestro Señor Allah (subhana wa ta’ala) pero Él mira a nuestras intenciones.  Él mira a quién le estamos mostrando respeto.  ¿Le estamos mostrando respeto al más amado en la Divina Presencia a quien Allah ama?  Si le estamos mostrando respeto, Allah (subhana wa ta’ala) lo hará fácil para nosotros.  Si estamos mostrando respeto a los Salihiin, a la gente recta que está en el Camino del Profeta (‘alayhi salatu wa sallam) entonces la Misericordia de Allah (subhana wa ta’ala) nos alcanza.  Mostrarles respeto no es sólo ir por allí diciendo: "Me agrada este hombre" o que cuando les veas beses sus manos.  No.  Eso es sólo un signo.  Para mostrar respeto debemos tomar lo que nos están dando, aplicarlo a nuestras vidas y corregir nuestras vidas.  Ése es el respeto adecuado.  De otro modo, cuando ves al Shaykh vas corriendo a besar su mano y después cuando te vas fuera corres veinticuatro horas al día tras tu ego.  Eso no es respeto.  Así que inshaAllah ar-Rahman debemos poner la intención correcta para que Allah (subhana wa ta’ala) lo haga fácil para nosotros.

¡Oh Murids de Sahib el-Sayf, no lo olviden!  Nuestro Shaykh es un Otomano.  Y ponemos la intención de ser de aquellos descendientes de los Otomanos que traerán de regreso el Imperio.  

¿Cómo empezó ese Imperio Otomano, ese Devlet-i-Aliyye [el Estado islámico más distinguido]?  Con el respeto que Hz. Osman Gazi (qadasallahu sirruh –que Allah santifique su secreto-) mostró a su Shaykh, Shaykh Edep Ali (qadasallahu sirruh), y al Sagrado Qur’an.  Que cuando Hz. Osman Gazi visitó la dergah de Shaykh Edep Ali, se le puso en una habitación donde estaba el Sagrado Qur’an.  Y a causa del respeto al Sagrado Qur’an, Hz. Osman Gazi no durmió, sino que permaneció de pie ante las Palabras de Allah la noche entera.  

Y [en un pequeño lapso de tiempo de gran cansancio] tuvo esa noche un sueño.  Y le contó el sueño a su Shaykh, diciéndole: Oh mi Shaykh, te vi en mi sueño.  Apareció una luna en tu pecho.  Y se levantó, se levantó y después descendió sobre mi pecho.  Y de mi obligo surgió un árbol.  Creció y se volvió verde.  Le surgieron ramas y se hizo un árbol muy poblado.  La sombra de sus ramas cubrían el mundo entero.  ¿Qué significa mi sueño? Y Shaykh Edep Ali estuvo en silencio por un momento y dijo: ¡Tengo buenas noticias Osman!  Dios te ha dado poder a ti y a tus hijos.  El mundo entero estará bajo la protección de tu hijo y mi hija será tu esposa.

Y esa protección alcanzó el mundo entero.  A causa de ese respeto.  En su último testamento a su hijo y a todos los Sultanes Otomanos, Hz. Osman Gazi dijo: Sigan mi camino y protejan al Din-i-Muhammadi y a los creyentes y a también a quienes los sigan a ustedes.  Respeten el derecho de Allah y de Sus siervos.  Y no duden en aconsejar a sus sucesores de este modo.

Y por 800 años, estas órdenes fueron seguidas, y con ese respeto los Otomanos fueron los más elevados.  Como dice nuestro Granshaykh: Allah Todopoderoso concedió a los Sultanes Otomanos tal honor y poder, que en medio de tantos sultanes, ellos nunca alcanzaron el respeto que lograron los otomanos.

Y apenas unos días atrás, hemos pasado el aniversario 81 desde que ese Califato fue velado de este mundo.  Y desde ese día en que el último Califa Otomano dejó de sentarse físicamente en el trono, este mundo ha estado en caos.  Y no ha habido respeto.

¡Oh Creyentes! ¡Oh Murids! ¡Oh descendientes de los Otomanos!  El tiempo está aquí, el tiempo está cerca, el tiempo está muy cerca, para que el Califa se siente en ese trono nuevamente.  Mantengan vuestro deber.  Insha’Allah, en ese tiempo, seremos contados como aquellos que vamos a estar con él.

Debemos mantener nuestro respeto y nuestra sinceridad.   En ese entonces, no importa cuál sea nuestro número o cuál sea nuestra magnitud, la ayuda de Allah, la ayuda del Profeta (‘alayhi salatu wa sallam), la ayuda de los Amigos de Allah estará con nosotros.  Como dice Allah (subhana wa ta’ala) en el Sagrado Qur’an: Cuán frecuentemente, por la Voluntad de Allah, una pequeña fuerza ha conquistado a una fuerza inmensa.  Allah está con los que perseveran con resolución.

Pedimos a nuestro Señor, Allah (subhana wa ta’ala) que nos deje ser parte de esa pequeña fuerza que ayudará para ser parte del retorno de los Otomanos, bajo la bandera de la obediencia a nuestro Shaykh, Sahib el-Sayf Shaykh Abdul Kerim el-Kibrisi el-Rabbani. Amin. 











sábado, 7 de marzo de 2015

La Evolución: Una Teoría en Crisis

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo



Una reseña, por John W. Oller, Jr., Ph.D.

LA EVOLUCIÓN — UNA TEORÍA EN CRISIS (Ver nota 1)

El libro de 1986 de Michael Denton, Evolution: A Theory in Crisis (La evolución: Una teoría en crisis), es una crítica secular del darwinismo ortodoxo. Es reflexiva, lógica, empírica y está bien escrita. Denton es respetuoso y equilibrado, mostrando un raro conocimiento de y simpatía hacia Charles Darwin. Distingue entre microevolución y macroevolución. Lo primero tiene lugar dentro de los genotipos. Los pinzones de los Galápagos estudiados por Darwin ilustran la microevolución, lo mismo que el solapamiento circunpolar entre especies de gaviotas, y las muchas variedades de moscas de la fruta en las islas Hawaii. Sin embargo, la crianza selectiva de pichones, gallinas, pavos, ganado, caballos, perros, gatos y muchos otros animales domésticos dan resultados similares en menos tiempo.

La macroevolución, el segundo concepto, es lo que debiera haber ocurrido si la evolución hubiera debido llegar a la primera célula, o saltar a través de los genotipos, digamos que desde un reptil a un ave. Mientras que la microevolución es evidente en la distribución geográfica de muchas especies vivientes2 y en la crianza selectiva, ello sustenta sólo la teoría especial de Darwin, la de la variación dentro de genotipos. Pero la teoría general, cambio a través de los tipos (o macroevolución) exige el cambio hacia arriba en lugar de un movimiento lateral.

Para la macroevolución, el problema es cómo pudieron surgir formas de vida viables totalmente desarrolladas totalmente por accidente. Denton cita a Monod, que dijo: «El solo azar está en el origen de cada innovación, de toda creación en la biosfera. El puro azar, absolutamente libre pero ciego».3 Se supone que el azar dio origen al primer organismo—quizá una bacteria, un alga o un protozoo. Posteriormente, según propone la teoría, el cambio desembocó en complejos invertebrados y plantas, seguidos por los peces, anfibios, reptiles, aves, y, por último, los mamíferos.

Según Denton, la prueba de una secuencia así exige al menos uno de dos tipos de evidencia: o bien una cadena ininterrumpida de fósiles de transición o de intermedios supervivientes, o reconstrucciones plausibles de tales series junto con sus respectivos nichos ecológicos. La dificultad reside en mostrar cómo cada eslabón de la cadena podría ser viable el tiempo suficiente para que pudiera establecerse el siguiente. Sólo mediante el establecimiento de series completas de transición puede hacerse plausible la hipotetizada continuidad de la jerarquía—desde luego, la prueba empírica es una exigencia mucho más difícil de suplir. Aquí de lo que se trata es de la mera plausibilidad. Si tales transiciones jamás tuvieron lugar, se deberían hallar formas intermedias en los fósiles y en organismos vivientes. Las clases existentes deberían solaparse. Los límites claramente marcados deberían ser más la excepción que la regla.

Aunque Darwin esperaba que llegarían a aparecer transiciones fósiles, no fue así. Sólo se evidenciaban casos triviales de microevolución, difícilmente rivalizando con la crianza selectiva. Y no se hizo posible ninguna medición precisa de la distancia entre clases existentes hasta transcurridos más de cien años.

O echemos un vistazo al Celacanto. En base de la evidencia fósil, los evolucionistas creían que se trataba de un intermedio entre los peces y los anfibios. Las reconstrucciones mostraban al Celacanto con características anfibias y ictíneas. Posteriormente se descubrieron Celacantos vivos en el Océano Indico cerca de la Provincia del Cabo, Africa del Sur. Eran peces. Las reconstrucciones habían sido erróneas. Lo que demuestra que los fósiles constituyen una pobre base para inferencias detalladas acerca de enlaces propuestos entre las clases.

Sin embargo, Denton observa que los avances en microbiología posibilitan acceder a un nuevo tipo de evidencia. Es ahora posible comparar directamente los bloques básicos de construcción —las proteínas— de los seres vivos. Denton observa que las proteínas determinan «toda la biología de un organismo, todas sus características anatómicas, sus funciones fisiológicas y metabólicas....».4 Es difícil creer que la estructura proteínica y la evolución pudieran carecer de relación. Denton escribe:

La secuencia aminoácida de una proteína de dos organismos diferentes puede ser fácilmente comparada alineando las dos secuencias y contando la cantidad de posiciones en que difieren las cadenas.5

Y estas diferencias pueden ser cuantificadas de una manera exacta y proveen un enfoque enteramente novedoso para la medición de las diferencias entre especies. ...

     Al proseguir el trabajo en este campo, se hizo claro que cada proteína particular tenía una secuencia ligeramente diferente en especies diferentes y que especies estrechamente relacionadas tenían secuencias estrechamente relacionadas. Cuando se compararon las secuencias de hemoglobina de mamíferos diferentes, como el hombre y el perro, la divergencia secuencial era de alrededor del veinte por ciento, mientras que al compararse la hemoglobina de dos especies disimilares como el hombre y la carpa, se encontró que la divergencia secuencial era de alrededor del cincuenta por ciento.6

Estas comparaciones posibilitan la comprobación de hipótesis sugeridas por la ortodoxia neodarwinista. Por ejemplo, supongamos que las bacterias hayan estado presentes por mucho más tiempo que las especies multicelulares, p.e., los mamíferos. Supongamos además que las bacterias estén más estrechamente relacionadas con las plantas que con los peces, anfibios, y mamíferos, en este orden. Si es así, deberíamos ver evidencia de estos hechos en las secuencias de aminoácidos de las proteínas comunes. Por ejemplo, todos los grupos mencionados emplean citocromo C, una proteína empleada en producción de energía. Las diferencias en esta proteína deberían concordar con una secuencia evolutiva. Sin embargo, la comparación del citocromo C bacteriano las proteínas correspondientes en el caballo, pichón, atún, gusano de seda, trigo y levadura muestra que estas últimas son todas equidistantes del de la bacteria. La diferencia entre la bacteria y la levadura no es menor que entre la bacteria y el mamífero, o entre cualesquiera de las otras clases.

Tampoco cambia la cosa si escogemos otras clases o proteínas diferentes. Las clases tradicionales de organismos son identificables a través de la jerarquía tipológica, y las distancias relativas entre las mismas resultan similares, con independencia de las hipotéticas secuencias evolutivas. Por ejemplo, Denton observa que los anfibios no se encuentran entre los peces y los vertebrados terrestres. En contra de la teoría ortodoxa, los anfibios están a la misma distancia de los peces que los reptiles y los mamíferos.7

En todas las comparaciones, las hipótesis del evolucionismo general resultan falsas. Escribe Denton:

El hallazgo realmente significativo que sale a la luz al comparar las secuencias aminoácidas de las proteínas es que es imposible disponerlas en ninguna clase de serie evolutiva.8

El resultado de esto es que todo el concepto de evolución se derrumba9 [debido a que] la pauta de diversidad al nivel molecular se conforma a un sistema jerárquico sumamente ordenado. Cada clase es, al nivel molecular, singular, aislada y carente de relación mediante intermedios.10

Además, los ajustes accidentales de diseño que exige el evolucionismo general son desastres lógicos. Las mutaciones aleatorias debidas a la radiación, a errores de copia o a otras fuentes propuestas, raramente resultan en ajustes viables de diseño, y nunca en diseños perfectos más avanzados.

La evidencia en favor de una evolución general está totalmente ausente, y las predicciones en base de la teoría resultan falsas. Darwin confesó que

Lo distintivo de las formas específicas y el hecho de que no estén amalgamadas entre sí mediante innumerables formas de transición es una dificultad muy evidente.11

Con todo, insiste él en un cambio gradual debido a la selección natural que, a decir de él, no puede producir modificaciones grandes o repentinas; sólo puede actuar mediante pasos cortos y lentos.12

Más de un siglo después, el registro fósil sigue sin ajustarse a la ortodoxia darwinista. Irónicamente, fue al admitir este «secreto profesional de la paleontología»13 que el profesor Stephen Jay Gould, de Harvard, adquirió fama y gloria. A partir de Darwin, los investigadores llegaban a abismos infranqueables por todas partes de la jerarquía biológica. Sin embargo, pretendían que estos abismos no existían. Esto preparó la escena para la teoría saltacional de Gould—idea ésta que Darwin había rechazado de modo expreso.

La idea de Gould es semejante a las fantasías de Fred Hoyle14 y de Francis Crick15 acerca de civilizaciones extraterrestres. Mientras que Gould, junto con su colega Niles Eldredge, propone milagrosos saltos repentinos en el progreso evolutivo,16 Hoyle y Crick proponen la panspermia—semillas de vida procedentes de alguna civilización extraterrestre. Todas estas teorías sirven sólo para echar atrás el problema. Denton las rechaza, y concluye que un diseño perfecto implica una suprema inteligencia. Pero, a diferencia de Gould, Eldredge, Hoyle y Crick, no alcanza su propia propuesta a partir de una imaginación desbocada, sino por una implacable aplicación de la lógica.

Observa él que el problema del designio y su solución encuentran una analogía casi perfecta en la dificultad de generar textos en un idioma determinado. Mientras que la cantidad de textos posibles es grande, la cantidad de cadenas de letras carentes de sentido es mucho mayor en órdenes de infinitud. Es tirar muy por lo bajo decir que la probabilidad de generar por azar incluso un texto gramatical de sólo unos pocos cientos de palabras es despreciablemente pequeña. Cualquier cadena de lenguaje con sentido implica inteligencia.

De la misma manera, las secuencias viables del material de la vida están en una proporción infinitesimal frente a todas las posibles secuencias. La pregunta es cómo podría surgir por accidente una secuencia viable. Denton considera las probabilidades. Cita a Hoyle y Wickramasinghe, que estiman que la probabilidad de que una sola célula viviente surgiera espontáneamente a la existencia en 1 entre 1040.000 intentos —«una probabilidad imposiblemente pequeña ... incluso si todo el universo consistiera de sopa orgánica».17 Refiriéndose luego a la «elegancia e ingenio de una cualidad absolutamente trascendente, que de tal manera milita contra la idea de azar ....» él pregunta:

«¿Es verdaderamente creíble que unos procesos de azar hubieran podido construir una realidad, cuyo más mínimo elemento de la misma—una proteína o gene funcional—es compleja hasta más allá ... de cualquier cosa producida por la inteligencia del hombre?»18

Al final, sugiere Denton, los defensores de la ortodoxia evolucionista son como la Reina Roja de Alicia a través del Espejo. Cuando Alicia protestó que de nada servía creer en cosas imposibles, la Reina le dijo:

«Veo que no tienes mucha práctica.... Cuando yo tenía tu edad, lo hacia media hora al día. ¡Vaya! A veces he creído hasta seis cosas imposibles antes del desayuno!»19

--------------------------------------------------------------

REFERENCIAS

1. Este artículo es una reseña del libro de Michael Denton, Evolution: A Theory in Crisis, Bethesda, Maryland: Adler and Adler, 1986, 368 págs. Existe en francés: Evolution: Une Theorie en Crise, 1988, Londreys - 31, Rue de Bièvre, 75005 París, Francia, 384 págs. El doctor Denton es biólogo molecular y doctor en medicina. No es creacionista, y ninguno de sus argumentos ni evidencias se relaciona con consideraciones religiosas.

2. La distribución geográfica de los organismos fue, dice Denton, la principal inspiración de Darwin: «El origen de toda mi línea de pensamiento». Véase Charles Darwin, The Origin of Species, 6(a) edición, 1872, reeditada en New York: Collier, 1962, pág. 25 (citado por Denton, op. cit., pág. 45).

3. Jacques Monod, Chance and Necessity (Azar y Necesidad), Londres: Collins, 1972, pág. 110 (citado por Denton, op. cit., pág. 43).

4. Denton, op. cit., pág. 303.

5. Ibid., pág. 275.

6. Ibid., pág. 276.

7. Ibid., pág. 285.

8. Ibid., pág. 289.

9. Ibid., pág. 291.

10. Ibid., pág. 290.

11. Véase Charles Darwin, op. cit., pág. 307 (citado por Denton, op. cit., pág. 56).

12. Véase Charles Darwin, op. cit., pág. 468 (citado por Denton, op. cit., pág. 57).

13. Stephen Jay Gould, The Panda's Thumb, New York: Norton, 1980, pág. 181 (citado por Denton, op. cit., pág. 194).

14. Fred Hoyle, The Intelligent Universe, Londres: Michael Joseph, 1983. Véase también Fred Hoyle y Chandra Wickramasinghe, Evolution from Space, Londres, Dent, 1981.

15. Francis Crick y L. E. Orgel, «Directed Panspermia», Icarus 19, 341-346; y véase también Francis Crick, Life Itself, New York: Simon and Schuster, 1981.

16. Niles Eldredge y Stephen Jay Gould, «Punctuated equilibria: an alternative to phyletic gradualism», in T.J.M. Schopf, ed., Models in Palaeobiology, San Francisco: Freeman, 1973, págs. 82-115.

17. Hoyle, F. y Wickramasinghe, C. 1981. Evolution from Space. Londres: Dent and Sons, pág. 24 (citado por Denton, op. cit., pág. 323).

18. Denton, op. cit., pág. 342.

19. Lewis Carroll, Alice Through the Looking Glass, Londres: Macmillan, 1880, pág. 100 (citado por Denton, op. cit., pág. 342).


© SEDIN 1997
Traducción del inglés: Santiago Escuain
© Santiago Escuain 1997 para la traducción

© Copyright SEDIN 1997 para el formato electrónico -  www.sedin.org. Este texto se puede reproducir libremente para fines no comerciales y citando la procedencia y dirección de SEDIN, así como esta nota en su integridad.