jueves, 12 de diciembre de 2013

Sacudiremos el mundo

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo


Shah Mardan, Oh león, el león de Allahu Dhul Jalal ... Oh yaran Shah Mardan. De nuestro Señor, de nuestro Señor, Oh los que aman [a Sayyidina Ali, Shah Mardan], pedimos fuerza, pedimos magnificencia. Oh nuestro Señor, nuestro Subhan, no nos dejes débiles, danos fuerzas. Queremos [ser] tus siervos leones. Estamos, estoy pidiendo fuerza, no queremos debilidad. Danos fuerza, Oh nuestro Señor ... Adelante Oh Shah Mardan, qué hermoso, qué honorable eres ...

Gran Shaykh Maulana Nazim al Hakkani


* * *

SACUDIREMOS EL MUNDO


Que podamos mantener fuerte la fe en nuestro Sheykh.  No tenemos ninguna pretensión, somos débiles, pero con nuestro Sheykh podemos ser capaces de sacudir este mundo, porque ésa es su misión, sacudir este mundo, así que nos alistamos a sacudirlo.  


¿Cómo vas a sacudir este mundo?

Nos alistamos enterrándonos a nosotros mismos, nos podemos bajo, y nos ponemos incluso más y más bajo.  

Cuando van pasando los días, nos enterramos más y más hondo en este camino, con nuestro compromiso.  

Vamos más y más profundo y en ese momento, sí, puedes sacudirlo, porque estás llegando allí.

Si solo vas a estar en la superficie, saltando de aquí allí, viniendo solo para los buenos momentos, no vas a sentir el sabor del amor que Sheykh Effendi ha puesto.

No vas a sentir el sabor del amor que él tiene por Allah, el sabor del amor que él tiene por el Profeta (saaws) o por su Sheykh [Maulana Sheykh Nazim].  

Porque él se enterró a sí mismo profundamente en este camino.  Ése es un compromiso.

Eso es decir: éste es el camino, no tengo otro camino, éste es el camino, no tengo planes de contingencia.  

No tengo un plan B si esto falla.

Nos estamos moviendo.  Cuanto más digamos que éste es nuestro cometido ya no seremos más murids principiantes.  Podemos caer, podemos ser débiles, no importa.  Saltamos otra vez hacia arriba, decimos Astaghfirullah (pido perdón a Allah), y continuamos en nuestro camino, pero nuestros corazones no van a cambiar, y nuestro paso no va a cambiar.

Juntos ¡todavía caminaremos juntos! 

InshAllah.

Que Allah bendiga a nuestro Sheykh, y que lo lleve a una estación más elevada. 

Le pedimos que nos envíe su himmet (himma, fortaleza de intención), continuamente, sin parar, y más pues lo necesitamos.

- Hoja Lokman Effendi Hz






Sayyidina Ali mismo le dio una medalla de honor
Sheykh Abdul Kerim tiene responsabilidades inmensas
Él continúa en su misión

 Maulana Shaykh Nazim al Hakkani

No hay comentarios.:

Publicar un comentario