lunes, 24 de septiembre de 2012

Desenmascarando el perennialismo

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo

Ramakrishna, maestro consumado según René Guénon, y Sarada Devi,
a quien enfocó como la Diosa, digna de adoracion

Las siguientes líneas se ofrecen a fin de aclarar confusiones en el plano doctrinal que se han deslizado en particular en la difusión del Islam en Occidente.  La convivencia pacífica de las comunidades religiosas, la cooperación en asuntos permitidos por la Sharia (como sería la cooperación conjunta contra el ateísmo, el materialismo, u otros males de la época), y el respeto recíproco de la convivencia dentro de marco de la regulación en esta materia propia de la Sharia, se dan por aceptados y no son materia de esta entrada, centrada exclusivamente en el plano doctrinal intra-islámico.  

Dicho sea de paso, el perennialismo, como su aparente antítesis, el agnosticismo, son ambos nocivos no sólo para el Islam y nuestra Ummah sino para otras comunidades religiosas en sus respectivas identidades.  Nuestra Ummah, en toda relación de convivencia, no podrá ofrecer algo sólido a las poblaciones o comunidades más que siendo ella misma sólida.  De allí la importancia, para nosotros como musulmanes, de las reflexiones tales como las que siguen a continuación.


EL ERROR DEL PERENNIALISMO:
EN TORNO A RENE GUENON Y EL SUFISMO


Ponemos en conocimiento de los lectores la publicación de un libro en dos volúmenes examinando en detalle las doctrinas de René Guenon o del llamado perennialismo, escuela de pensamiento difundida entre ciertos sectores intelectuales de personas que han ingresado a tariqas sufis en Occidente, y que cuenta entre sus cultivadores a autores como Rene Guenon, Titus Burckhardt, Martin Lings, Frithof Schuon, Seyyed Hossein Nasr, entre otros.

El minucioso libro (en dos volúmenes), escrito por un murid de una tariqa en Ahlus Sunnah wal Yamaah, Samir Hariche, puede adquirirse aquí:

No hemos conocido el contenido del texto, aunque en su resumen se menciona que el objetivo del libro es poner en claro a la comunidad islámica de Ahlus Sunnah, en particular a los miembros de las turuq, los errores que descalifican las doctrinas de René Guenon o el perennialismo como doctrinas desviadas respecto al Islam.

En relación a este tema, previamente se ha escrito ya en algunas oportunidades al respecto, dejando en claro que si bien el esfuerzo de Rene Guenon puede tener méritos en ciertos aspectos (en relación sobre todo a la crítica del sistema del mundo moderno), es una obra cuyas líneas de fondo no dejan de estar erradas desde la perspectiva del sufismo islámico.

El perennialismo, como se le ha dado en llamar, afirma que las grandes religiones actuales (Islam, cristianismo, judaísmo, budismo, hinduismo, taoísmo) (y en cierta medida también formas no religiosas como la Masonería o el hermetismo), son formas tradicionales que evidentemente difieren entre sí en sus formas exotéricas o externas, aunque son igualmente válidas entre sí desde el punto de vista esotérico o interno.  Para el lector de mente sofisticada que comprenda este punto, entonces, entrar a una religión no es nunca un fenómeno de conversión, sino en todo caso de elección entre la forma o tradición más a mano.

Una doctrina como ésta, que resulta manifiestamente contraria a lo sostenido los por ulama y awliya de las turuq de Ahlus Sunnah wal Yammah, ha sabido sin embargo ganarse prestigio con recursos intelectuales que, en el fondo, explotan simplemente el ego contemporáneo profundamente nihilista o relativista, esto es, ubicado en las antípodas del siervo de Dios.

Por cierto que esta doctrina es también contraria a la enseñanza de Maulana Shaykh Nazim al Haqqani.

No faltan, sin embargo, personas que dentro de las tariqas le adscriben a Guenon una importancia que ni siquiera él mismo jamás afirmó de sí, ante la manifiesta falta de declaraciones en dicho sentido de parte de los grandes shaykhs y awliya de Ahlus Sunnah.

El libro que se ha publicado, es un esfuerzo adicional en desenmascarar uno de los rostros de Batil con Haqq y esperamos que sirva para que el lector desprevenido tome conciencia de los riesgos del nihilismo propiamente modernista que anida, más allá de las palabras, en tales doctrinas.

Inna dina indallahi-l-Islam (Sagrado Corán): la única religión aceptada en la Divina Presencia es el Islam que trajo el Mensajero Muhammad (saaws), desde que él recibió la encomienda de proclamar Haqq, hace más de 1,400 años atrás, y hasta el Yaum al Qiyamah.

Algunas declaraciones de Maulana Shaykh Nazim en el sentido de la primacía del Islam, manifiestamente incompatibles con cualquier perennialismo, se encuentran aquí:




Y cuando Sheykh Abdul Kerim Effendi al Haqqani fue a escuchar un discurso de Seyyed Hossein Nasr, ya que había escuchado a tantos en Estados Unidos mencionarle a esa persona, se le acercó y le hizo un par de preguntas para poner a prueba la realidad del conocimiento que la gente piensa que posee tal autor. 

Cuando nos comentó esta anécdota, nos dijo: “Bah.  Tanta erudición, y no le ha servido de nada”.

Varios murids en Occidente ingresan al Islam y a una tariqa tras la lectura de obras de este tipo, pero después es su deber conocer más profundamente el Islam y dejar atrás el bagaje incompatible con el mismo, si quieren beneficiarse de una mayor proximidad al Mensajero de Allah (saaws), y alejarse de un peligro espiritual propio del relativismo perennialista.

Copiamos a continuación de un artículo escrito antes al respecto lo siguiente:
No es que digamos que el perennialismo produce un sincretismo religioso.  Ciertamente Guenon escribió en contra del sincretismo.
El problema de fondo que presenta, sin embargo, es otro.
Para decirlo de modo bastante diáfano.
Si le preguntan a un tradicionalista: ¿en qué crees, a quién adoras?
Responderá: A Dios, claro, la Trinidad más allá de la creación, a Allah, Parabrahman, el Tao, verás, hay un Último referible diversamente, y de hecho hay referencias y conexiones al mismo en que no se ‘le’ o ‘lo’ adora precisamente, como en el budismo, formalmente ateo, por lo que ya ‘adorar’ es una vía bakhtika, devocional, mientras que a su vez, principialmente, existe otra vía alterna pero que llega a la misma ultimidad radical y es como la del advaita vedanta, contemplativa, o jgnana.
Ya. Es decir, no adora.
La relación con un símbolo, con un constructo teórico pluriforme, con una hipóstasis simbológico-conceptual, NO es una relación con Dios.
A tal ‘dios’ del perennialismo, cuando se le reza, no se le reza en verdad (bil haqq); cuando se le pide perdón, no se le pide perdón en verdad. Etc.
Pero, si miramos a los místicos o, por encima de ellos incluso, a los grandes maestros espirituales, por ejemplo, del Islam, nada podría estar más asombrosamente lejos de su entrega incondicional a Allah, glorificado y exaltado sea, que esta aproximación pretendidamente ‘tradicional’.
El tradicionalismo, en el fondo, no ha podido vencer la herencia de escepticismo que introdujo en el alma la modernidad a la que tanto dice combatir.  Me aseguro pensando que todas las religiones son igualmente válidas, moral, doctrinal e incluso esotéricamente, ya que, claro, ¿cómo decir que una de ellas es la más sobresaliente y la Vía a seguir en vez de otras? (Valga la aclaración de que este problema del ismo perennialista, moderno al fin y al cabo a su pesar, se refiere a quien lo asuma enteramente, pues hay asimismo grados, en los casos particulares, en los que una simpatía o admiración por el perennialismo no llegan con todo a asumir las consecuencias mencionadas de asumirlo enteramente).

* * *

Copiamos a continuación un texto en inglés que se escribió por un murid que después dio bayat en la tariqa naqshbandi, en relación a algunos hechos que dejan en claro la heterodoxia de René Guenon incluso después de su elección (que no conversión) del Islam.  Pocos saben, por ejemplo, que el perenialismo considera a un gurú hindú que abandonó la práctica del salat diario después de haber dado shahadah, como uno de los maestros totalmente realizados en el espíritu.

El texto se reproduce y ha sido editado por él mismo para esta ocasión.  El texto original fue escrito el 19 de mayo del 2007.

* * *

Bismillahi Rahmani Rahim

As salam alaikum

Allah's way to guide me to Islam was through the feeling that awoke some things in my heart trough the reading of Guenon's books. He loved Islam in a time when most of europeans had not even considered the possibility of coming to Islam, and he surely must have had the custom to make salat an nabi!

If we see it in a wider perspective, his writings paved the way, someway somehow, to make possible for at least many groups of westerners to consider, some years after him, that Islam is something ENORMOUSLY more interesting and profound that what they would have otherwise considered, masha'Allah.

There are some insightful critics of modernity there that are very valuable and a general awakening of the importance of the Transcendent aspect of Reality (haqa’iq, spirituality).

But to be fair, I had to realize soon after entering in Islam that Guenon's ideas are sometimes very different and surprisingly mistaken if you compare them to traditional and pure Islam.

By the way, by traditional and pure Islam I mean: Ahlus Sunnah wal Jamah with the four schools of law, the two schools of aqida, the sunni tariqats, the teachings of greatest awliya such as Ibn Arabi, Abdalqadir al Jilani, ash-Shadhilli, Shah Bahauddin Naqshband and, of course, in my case, the Grandshaykh of my beloved tariqa, Mawlana Shaykh Nazim al Haqqani.

Just to clarify, I don't know and it is not our affair to know that at all, anyway, what Guenon ultimately (I mean, minutes or seconds before dying) thought or believed, or what is of him and his condition in the afterlife (I like to think anyway that he is probably in a good position).

So, as sometimes the discussion about his work arises diferent feelings, I thought necesary to say this before so that I am not misunderstood.

But certain people are currently talking about the value of his teachings and praising him in many aspects and for newcomers to Islam it may lead them to think about his books as being really representative of traditional (Sunni) Islam, or the teachings of tariqas of tasawwuf.

Beyond his life, his personal merits, and the way to approach many of us to Islam, Guenon's teachings and writings remain there as such and it is about their traditionality (real sunni character when writing about Islam) that I am talking about now.

I will quote some things from him that would make us think three or four times before putting him in a position as teacher of traditional Islam.

He wrote over a number a years. He still wrote long after he attached himself to Islam. I don't think I am being unfair with the understanding of his teachings –which is a claim that all the guenonists always use against critics to his doctrine- as I simply was a total devout of his whole books and comments in letters and everything that came from him.

But here are some real facts to ponder before praising his doctrinal teachings too much. I am not speaking now about his critics to modernity but about his more doctrinal teachings.

I know also that a lot of perennialists have gone far beyond himself in these fields (such as Schuon, for example, whom even Guenon considered as erroneous and guilty of sincretism). So I don't think to be interpreting Guenon through the works and examples of others after him, but simply through his own writings which I have read extensively once and again some six and five years ago [note: counting from 1997].

AN ACTIVE ESOTERIC FREEMASON

Guenon was indeed an active fremason esoterist much years after he *attached* to sufism.

His engagement in the french Lodge The Great Triad is the proof that, as with any other things he named in his writings as ‘Tradition’, he never ceased to help to rediscover the supposed validity of freemasonry.

Important freemasonic esoterists say this, and you only have to look on the web to find that.

For example, in the web page: www.geocities.symbolos there are dozens of articles exploring the guenonist teachings on freemasonry. Particularly useful as an overview is

http://www.geocities.com/symbolos/s23fariza.htm (Masonry in Rene Guenon's work).

[His teachings were well received in France -the Gran Lodge there has renewed interest in him- and in Spanish and Italian masonic circles -there is even one 'Operative' Grand Lodge structured in accordance to Guenonnian teachings and redesigned masonic rituals, and if you want to know how much Guenon modified the curse of freemasonry in his willing to purify it you can read just Jean Tourniac or Denys Roman].

It could be interesting to note, for example, that his last article on Freemasonry, titled The Lost Word and the Substitute Names, dates from 1948, many years after he attached to Sufi Islam.

Guenon was a contributor for the Journal 'Speculative Mason' from 1934 to 1940, where he answered to the freemasons readers of the journal, teaching them to rediscover the authentic esoteric operative freemasonry, while writing from Egypt and signing with his Muslim name. But he didn't speak about Islam but about a supposed spiritual operative ('authentic') Freemasonry.
Guenon, from Egypt, was closely supervising, through letters received from and sent to Denys Roman, the creation of a new masonic Logde: The Great Triad.

As Denys Roman informs, from his letters with Guenon, Guenon was in charge of "an attempt of [traditional] 'restauration' of the 'scottish' [masonic] rituals".
In a letter dated december 4th, 1948, Guenon wrote: "The report of the Committee of rituals had a success greater than what we expected; there was, in fact, a fear that the considerations [he did] which were expounded were a bit complex for some who were not accustomed [to them], but fortunately there was none of that".

This information comes from the article: Denys Roman, guenonian and freemason and it is in:

http://www.geocities.com/symbolos/s10jddv.htm

SOME QUOTES AND COMMENTS

1.- He said: 'the fact of the matter is that I am attached to the Islamic initiatic organizations for thirty years, which, of course, is completely different' ... [than 'embracing the muslim religion'].  I have read by myself this phrase, denying conversion, in his work.  So, it has been commented the following:

"Guénon's attachment to Islam is not a "conversion," but an application of his "universal initiation" in order to fulfill his function, after the attempt to generate an "extraordinary" organization failed.
"Guénon declared more than one time that he was never `converted' to anything, and, in 1938, in a letter to Pierre Collard, that he even did not `embraced the Muslim religion,' more
or less recently, as some ones try to make people believe for some obscure reasons. And he added: `the fact of the matter is that I am attached to the Islamic initiatic organizations for thirty years, which, of course, is completely different'" (Gilis 57)."

(In: http://www.religioperennis.org/Document/Tamas/TReneGuenon.html)

2.- In a Letter to Vasile Lovinescu, dated october 14, 1935, Guenon writes:

(From: http://www.geocities.com/symbolos/s17lov3.htm)
"I thank you that you had communicated to Mr. Avramesco what could be of interest for him of my letters; I don't think he has interest in quitting Judaism, because notwithstanding how much restricted are in it the possibilities of initiation, they however exist, while in Christianism it seems to me more than doubtful".

3.- In his book Initiation and spiritual realization, Guenon writes:

People often speak of 'conversions' very inappropriately and in cases where this word, understood in the sense just given above, could never be applied, that is, the case of those who, for reasons of an esoteric and initiatic order, adopt a traditional form different from that to which they would have seem to be linked by their origin. This could be either because their native tradition furnished them with no possibility of an esoteric order, or simply because their chosen tradition, even in its exoteric form, gives them a foundation that is more appropriate to their nature, and consequently more favorable to their spiritual work.
Whoever places himself at the esoteric point of view has this absolute right, against which all the arguments of the exoterists are of no avail, since by very definition this matter lies completely outside their competence. Contrary to what takes place in 'conversion', nothing here implies the attribution of the superiority of one traditional form over another. It is merely a question of what one might call reasons of spiritual expediency, which is altogether different from simple individual 'preference', and for which exterior considerations are completely insignificant.

(From: http://www.rosenoire.org/archives/guenon-conversions.htm)

4.- The following was published in "Le Monde Nouveau", June 1930, and after that in "Etudes Traditionnelles", November 1937:

"Authentic India is that which stays loyal to the remains that its elite transmit through the centuries among them. It is the one that preserves the totality of the deposit of a tradition whose spring traces back to a period before and beyond humanity; it is the India of Manu and of the Rishis, the India of Shri Rama and Shri Krishna.Through the uninterrupted chain of their Wise men, their Gurus and their Yoguis she remains through all the problems of the exterior world, unshakeable as the Meru; and it will last as much as the Sanatana Dharma (wich could be translated as Lex perennis, as exactly as an occidental language permits it) and it will never cease to contemplate all the things , through the front-eye of Shiva, in the quiet immutability of the eternal present.
All the hostile attempts will finally crash against the only force of the truth ..."

5.- In his book about Taoism, The Grand Triade [written when he was long ago attached to sufi Islam], he writes:

"It is also known that in China exists a "secret society" , or what has come to be called like that, that has received in Occident the same name of Triade . . .
The real name of this organization is Tien-ti-houei, which can be translated as "Society of Heaven and Earth".

We have indicated elsewhere which is the true nature of all the organizations of this kind: as a fact, they must be considered always as coming from the taoist hierarchy, which has caused them and wich leads them invisibly ...

When we are talking here about Taoism, and when we say that these or those things depend of it, which is the case of most of the considerations that we will have to describe in this study, we must indicate that this must be understood as referring to the actual state of the tradition of the far East.

No doubt that this organization, by itself, is not of those that enable to reach them [to its members], but it can at least prepare them, even as far as it may be, for those qualified and so it stands as one of the atriums that may give, those qualified, access to the taoist hierarchy, whose degrees are not other ones but those of the initiatory realization itself."

6.- In Chapter 12 of "Initiation and spiritual realization", Guenon writes something that could be unthinkable to any serious murid in  a tariqa, let alone a shaykh Kamil or wali of Allah [see below why]:

“Besides the case of those who 'take up their abode' in a traditional form because it puts at their disposal the most adequate means for their interior work they have yet to accomplish, there is another that we must also mention. [B]This is the case of men who, having reached a high degree of spiritual development, adopt outwardly one or another traditional form according to circumstances and for reasons of which they are the sole judges, especially since these reasons are generally those which escape the understanding of ordinary men.
Because of this spiritual state they have reached, these men are beyond all forms, for whom they are only a matter of outward appearance, unable to affect or modify their inner reality in any way. Not only have they reached that understanding spoken of earlier, but they have fully realized, in its very principle, the fundamental unity of all traditions. To speak of 'conversion' in this case would be absurd. Nevertheless, this does not prevent certain people from writing seriously that Sri Ramakrishna, for example, had 'converted' to Islam during one period of his life and to Christianity during another. Nothing could be more ridiculous than such assertions, which give a rather sorry idea of the authors' mentality. For [I]Sri Ramakrishna it was simply only a kind of 'verification' by direct experience of the validity of the different 'ways' represented by the traditions to which he temporarily assimilated himself. Is there anything in this that could closely or distantly resemble 'conversion' in any way?”

Yet see the following interesting facts about Ramakrishna, praised by Guenon as an accomplished and perfect spiritual master:

THE PERENNIALIST PERFECT MASTER

"In 1861 Bhairavi Brahmani (a nun) came to Dakshineswar to initiate Sri Ramakrishna into Tantric disciplines.
The Master practiced sixty- four methods of Tantra and attained perfection thorough all of them. After completing his Tantra sadhana (disciplines) he practiced vatsalya bhava (the affectionate attitude towards God) under Jatadhari, a Vaishnava monk, and then madhura bhava (the sweet mood), in which a devotee approaches God as a lover. After these spiritual practices Tota Puri, a Vedanta Monk, came to initiate Sri Ramakrishna into sannyasa (monastic vows). The Master attained nirvikalpa samadhi, the highest Vedantic experience, in three days.

In 1866 Sri Ramakrishna practiced Islam under the guidance of a Sufi names Govinda Roy.
The Master later mentioned to his disciples: "I devoutly repeated the name of Allah, and I said their prayers five times daily. I spent three days in that mood, and I had the full realization of the sadhana of their faith."

In 1868 Sri Ramakrishna went on a pilgrimage with Hriday, Mathur (the temple manager) and Mathur's family. He visited Deoghar, Varanasi, Prayag, Vrindaban, and also Navadwip. Mathur, after having served the Master for fourteen years, died in 1871. The following year Sarada Devi (Holy Mother) came to Dakshineswar and Sri Ramakrishna worshiped her as the Divine Mother.

In 1873 the Master met Shambhu Charan Mallik, who would read to him from the Bible and talk to him about Jesus of Nazareth. One day Sri Ramakrishna visited Jadu Mallik's garden house, which was adjacent to the Dakshineswar temple. In his living room, the Master saw a picture of the Madonna with the child Jesus sitting on her lap. While he was gazing at it, he saw that the figures of the Mother and Child were shining, and that the rays of light coming forth from them were entering his heart.

For the next three days he was absorbed in the thought of Jesus, and at the end of the third day, while walking in the Panchavati, he had a vision of a foreign-looking person with a beautiful face and large eyes of uncommon brilliance. As he pondered who this stranger could be, a voice from within said: "This is Jesus Christ, the great yogi, the loving Son of God, who was one with his Father and who shed his heart's blood and suffered tortures for the salvation of mankind!" Jesus then embraced Sri Ramakrishna and merged into his body.

After realizing God in different religions as well as in different sects of Hinduism, Sri Ramakrishna proclaimed: "As many faiths, so many paths".

(From: http://www.kalimandir.org/library/libraryhome.asp?page=articles&item=18_rk_bio.xml)

* * * *

That is, Ramakrishna thought he "had the full realization of the sadhana of" Islam and then quitted from Islam and never more made salats.

Indeed he thought he was 'above' Shariah and 'above' the Din, of course. And this is a man that Guenon considers a completely realized spiritual master!

Not even the greatest of awliya consider that they have traversed all the grades and spiritual realizations that come to a servant of Allah when the servant walks in the Path of Islam, yet we have here a guru stating the he did so in three days.  And after that, he never again made salat to his Lord, deeming it ‘unnecessary’ for him.

That is the kind of ‘faith’ and ‘examples’ that a guenonist is called to praise and consider as a good practice for himself if he enters in (or rather merely chooses) Islam.

That kind of rarified, altered and impoverished ‘faith’ is not the one that may help us to cross on Yaum al Qyamah the Siratal Mustaqim.

It will be unnecessary to quote from great grand shaykhs of tasawwuf (great awliya of our Ummah) what they say regarding he who leaves 'forms' thinking he is upon them.

As we know, Islam is high upon every other religion and has abrogated all the other religions. We come to Islam and we are invited by Allah himself to accept that.

Why does it seem to be much difficult for some muslims who come to Islam through Guenon's books to continue learning from real traditional sources? Those sources are available and they teach us traditional Islam.

We look to people in other religions with mercy for them and the highest mercy is Islam, is connecting in a true way to Allah Almighty.

May Allah forgive me for mistakes. May Allah give blessings in the afterlife to each person that has made a single salat an nabi with love, if Allah so wills.

May we be near after Yawn al Qiyama to the Seal of Universal Wisdom, the MASTER of whole Prophets, the inner source of whole sainthood for whole Ummahs, the light of this Creation, Sayyidina Muhammad, sallallahu alayhi wa sallam, the most honored servant in Divine Presence.

May we live his (saaws) way: Islam. 

As salam alaikum


Vínculos relacionados:




Cartas del Profeta del Islam a los Cristianos

En el Nombre de Allah,
el Misericordioso, el Compasivo





LAS CARTAS DEL PROFETA MUHAMMAD A LOS CRISTIANOS

Carta a los Monjes del Monasterio de Santa Catalina.

En el año 628 d.C., el Profeta Muhammad (pbuh) concedió una Carta de Privilegios a los monjes del Monasterio de Santa Catalina, en el Monte Sinaí. Consistía en varias cláusulas que cubrían todos los aspectos de los derechos humanos, incluyendo asuntos como la protección de los cristianos, la libertad religiosa y de movimiento, la libertad para designar sus propios jueces y para poseer y conservar sus propiedades, la exención del servicio militar y el derecho a ser protegidos durante la guerra.
Se ofrece aquí una traducción de su versión en inglés de ese documento:

“Éste es un mensaje de Muhammad ibn Abdullah, [para que sea] un pacto con aquellos que adopten el cristianismo, [los] cercanos y [los] lejanos. Estamos con ellos.
“Doy fe de que los sirvientes, los ayudantes y mis seguidores [los] defienden, ya que los cristianos son mis ciudadanos y, ¡por Allah!, resistiré contra cualquier cosa que les perturbe. No se ha de ejercer ninguna coacción sobre ellos. Ni se debe apartar a sus jueces de sus funciones, ni a sus monjes de sus monasterios. Nadie debe destruir un edificio de su religión, ni dañarlo, ni llevarse nada de él a las casas de los musulmanes. Si alguien se llevara algo de eso, estaría vulnerando el pacto de Dios y desobedeciendo a su Profeta. Ciertamente, ellos son mis aliados, y tienen asegurado mi fuero contra todo aquello que odian. Nadie debe forzarlos a viajar ni obligarlos a huir. Los Musulmanes deben luchar por ellos. El que una cristiana se case con un musulmán no puede suceder sin el consentimiento de ella. No se le debe impedir visitar su iglesia para rezar.
Sus iglesias deben ser respetadas. No se les debe impedir repararlas; ni [se debe despojarles de] sus pactos [sagrados]. Nadie de la nación (los musulmanes) debe desobedecer el pacto, hasta el Último Día (fin del mundo).”

___________________________________________________________________

Una Carta del Profeta Muhammad A Los Cristianos Asirios

“Dios me ha dicho lo que hay que hacer en una visión, y yo confirmo Su orden, prometiendo solemnemente mantener este pacto.

“A los seguidores del Islam, les digo: Llevad a cabo mi orden, proteged y ayudad a la nación nazarena en este nuestro país, en su propia tierra. Dejad en paz sus lugares de adoración; ayudad y asistid a su jefe y a sus sacerdotes cuando necesiten ayuda, sea ello en las montañas, en el desierto, en el mar, o en casa. Dejad estar todas sus posesiones, sean casas u otras propiedades, no destruyáis nada de lo que les pertenece. Los seguidores del Islam no deben dañar ni molestar a nadie de esta nación, ya que los nazarenos son mis súbditos, me pagan tributos, y van a ayudar a los musulmanes. No se les debe cobrar otro tributo más que el que haya sido acordado, los edificios de sus iglesias deben permanecer como están, no deben ser alterados, a sus sacerdotes se les debe permitir enseñar y adorar en su forma propia: los nazarenos tienen plena libertad de adoración en sus iglesias y hogares. Ninguna de sus iglesias debe ser derribada, ni convertida en mezquita, más que con el [libre] consentimiento [y] voluntad de los nazarenos. Si alguien desobedece esta orden, la ira de Dios y de Su Profeta caerá sobre él.

“El tributo pagado por los nazarenos debe usarse para promover las enseñanzas del Islam, debiendo depositarse en el erario de Bait ul Mal [el Tesoro Público]. Un hombre común debe pagar un dinar (moneda), mientras que los mercaderes y la gente que posee minas de oro y plata, y son ricos, deben pagar doce dinares. A los extranjeros y las personas que no tengan casas u otra propiedad establecida, no se les recaudarán impuestos.
Si un hombre hereda una propiedad, debe pagar la suma establecida al tesoro Baitulmal. Los cristianos no están obligados a ir a la guerra contra los enemigos del Islam; en cambio, si un enemigo ataca a los cristianos, los Musulmanes no deben denegar su ayuda, sino darles caballos y armas, en caso de que los necesiten, así como protegerlos de los males que vengan del exterior, y mantener la paz con ellos. Los cristianos no están obligados a convertirse en Musulmanes, hasta que la voluntad de Dios los vuelva creyentes.
“Los Musulmanes no obligarán a las mujeres cristianas a aceptar el Islam, en cambio, si ellas mismas desean abrazarlo, los Musulmanes deberán ser gentiles con ellas.
“Si una mujer cristiana está casada con un Musulmán, y no desea abrazar el Islam, tiene libertad para adorar en su propia iglesia, según su propia creencia religiosa, y su marido no debe tratarla rudamente a causa de su religión. Si alguien desobedece esta orden, desobedece a Dios y su Profeta, y será culpable de un gran delito.
“Si los nazarenos desean construir una iglesia, sus vecinos Musulmanes les ayudarán. Esto debe ser llevado a cabo, ya que los cristianos nos han obedecido, y han venido a nosotros, y han suplicado paz y misericordia.
“Si entre los cristianos hay un gran hombre erudito, los Musulmanes lo honrarán, y no envidiarán su grandeza.
“Cualquiera que sea injusto y rudo con los cristianos será culpable de desobedecer al Profeta de Dios.
“Los cristianos no deben dar refugio a un enemigo del Islam, ni darle caballos, armas, ni ninguna otra ayuda. Si un Musulmán lo necesita, los cristianos deben ser sus anfitriones durante tres días y tres noches, y protegerlo de sus enemigos. Además, los cristianos protegerán a las mujeres y niños Mahometanos, sin entregarlos al enemigo ni exponerlos a la vista. Si los nazarenos incumplen estas condiciones, han perdido el derecho a protección, y el acuerdo será nulo y sin contenido.
“Este documento será confiando al jefe de los cristianos, y cabeza de su iglesia, para que lo guarde en lugar seguro.”
¡La paz de Dios sea sobre todos ellos! Este acuerdo ha sido redactado por Moavijah Ben Sofian, según los dictados de Muhammad, el Mensajero de Dios, en el 4o año de la Hegira, en la ciudad de Medina.
__________________________________________________________________

Agradecemos la traducción de Maryam Nur publicada en el foro rabbani.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Acerca de los insultos al Profeta del Islam

En el Nombre de Dios,
el Misericordioso, el Compasivo


Caligrafía del Nombre del Profeta del Islam


Bismillahi Rahmani Rahim

Allahumma salli ‘ala muhammadin wa ‘ala muhammadin wa sallim
  
El imam de nuestra agrupación, Nureddin Cueva, fue entrevistado por teléfono este viernes 16 de setiembre de 2012 por Canal N en vivo en relación a una filmación que calumnia y degrada al Profeta Muhammad, la bendición y la paz de Dios sean sobre él, y la reacción de los musulmanes sobre el particular, y parte de sus declaraciones han sido reproducidas en nota electrónica del diario el Comercio del Perú ese mismo día. 

Ante la reproducción parcial de sus declaraciones en el Comercio, la reproducción de imágenes calumniosas presentadas durante su entrevista –de las cuales él no tuvo conocimiento, toda vez que habló únicamente desde su celular- y el corto espacio de tiempo de la entrevista, a título y bajo responsabilidad exclusivamente personal desea hacer de conocimiento público la siguiente declaración:

DECLARACIÓN EN RELACIÓN A LAS FILMACIONES Y CARICATURAS INSULTANDO AL PROFETA MUHAMMAD, LA BENDICIÓN DE DIOS SEA SOBRE ÉL

Bismillahi Rahmani Rahim / En el Nombre de Dios, el Misericordioso, el Compasivo

Atestiguo que no hay más que un Único Dios, sin asociados ni nadie ni nada que se le parezca, y atestiguo que Muhammad es su siervo y Mensajero, el último en ser enviado, la bendición y la paz de Dios sean sobre él, su familia y sus compañeros todos.

El Mundo es testigo de un nuevo capítulo de insultos y calumnias al Profeta Muhammad, bendiciones y paz de Dios sean sobre él.  Como en ocasión anterior, a propósito de las imágenes blasfemas publicadas inicialmente en Noruega, en esta ocasión la indignación de numerosos musulmanes se vuelcan a protestar en las calles y ocurren hechos de sangre, como la muerte de un embajador estadounidense en Libia.

Fui entrevistado por canal N a propósito de estos hechos, y debo informar lo siguiente:

   1.   Como musulmán, mi corazón detesta un insulto al Mensajero Muhammad, la bendición y la paz de Dios sean sobre él, el mayor de los Mensajeros que transmitieron la Verdad y la Voluntad Divina para bien de todos los seres humanos. 

Musulmán sincero es aquel para quien nuestro Maestro Muhammad es más importante que su vida, su familia, sus posesiones, este mundo y todo lo que contiene. 

Y he oído que los cristianos están llamados a poder sentir lo mismo.
Ése es un signo de fe real del musulmán, y aquel creyente es rodeado diariamente por las bendiciones de Dios, por su lealtad a la Voluntad de Dios.

   2.   Como musulmán, espero verdadera justicia, y pronta, contra aquellos que protagonizan tales actos de calumnias y difamación que incitan al odio y al enfrentamiento de las naciones y lejos de arrepentirse, persisten en su odio. 

Tal es el caso, al menos hasta la fecha, de quien cobardemente actuó bajo el pseudónimo de Sam Bacile, así como de los miembros del fanatismo religioso cristiano ultraderechista en Estados Unidos que le apoyaron en su acto. 

La verdadera justicia a fin de cuentas no es más que aquella que proviene de Dios, dador de Leyes Divinas.  Dios es el mayor garante y proyector de la dignidad de su siervo amado Muhammad, así como de los demás Mensajeros que Él mismo envió antes: Jesús, Moisés, Abraham, entre otros, la paz sea con todos ellos.
Aquellos que incitan la Cólera de Dios Altísimo obrando contra sus seres más queridos de entre toda la humanidad, sus Mensajeros de la Verdad, se arriesgan a que Dios disponga para ellos penurias y sufrimiento en esta vida y en la Otra, a menos que sus corazones se vuelvan en arrepentimiento.

   3.   Como musulmán, condeno el doble fanatismo que se observa en estos hechos:

·        Por un lado, los de quienes organizaron conscientemente la afrenta al mundo islámico, integristas cristianos, frecuentemente aliados del sionismo, que, a través de sus lazos evangélicos con algunos sectores del poder político y económico americano cercanos a la Casa Blanca o el Pentágono, buscan constantemente promover acciones armadas o políticas del Gobierno norteamericano sobre los territorios islámicos.

Los alimenta una sed de guerras y de mayor dominación sobre los pueblos de mis hermanos musulmanes.  No los alimenta la fe en Jesús o el ejemplo de su vida o el de su madre María bendita, la paz de Dios sea sobre ellos.  De lo contrario, otros serían sus actos.

·        Por otro lado, también condeno la reacción infantil y necia de aquellos musulmanes que, dejados llevar por su cólera legítima pero con poco uso de razón, y en manos de líderes religiosos irresponsables, no hacen más que caer en el juego que se les tiende, cometen ellos mismos injusticias y dan pie así a que las estratagemas de los calumniadores prosperen.

¡Qué clase de grupos religiosos! 

Qué irónico resulta que esas agrupaciones religiosas alientan a las turbas a las calles, ¡y no a las mezquitas!  Realizan exigencias fáciles, populistas y grandilocuentes ante las embajadas –sabedores que no habrá reacción a ese nivel, y muchas veces no a sus propios gobiernos, quienes sí cuentan con los medios para responder efectivamente. 

Y, mas aún, son agrupaciones religiosas –que hoy dicen abanderar el clamor de indignación- que se oponen y condenan como herejes o hasta apóstatas a los musulmanes que tradicionalmente han cultivado del modo más efectivo posible el genuino amor al Mensajero Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam.  En efecto, condenan a multitudes musulmanas al afirmar que conmemorar el nacimiento del Profeta  (Mawlid) es innovación, al enseñar que si realizas abundantes súplicas por el Mensajero (salat an nabi), incurres en innovación o apostasía; les desagradan sobremanera los poemas en honor al Mensajero de Dios; y dicen que si afirmas que el Mensajero puede interceder (shafaat) para ti en esta o en la otra vida, te has desviado y condenado al Infierno.  No les gusta hablar de sus numerosos y extraordinarios milagros, o de la brillante presencia suya en espíritu a lo largo de los siglos como atestiguan profundas y repetidas experiencias.  Si afirmas de él que es sin duda el Mejor de la Creación, se indignan.  Si visitas su lugar de descanso en Medina, hasta pueden encarcelarte.  Quisieran incluso hasta demoler la propia construcción en Medina que le rodea, si fueran capaces.

Tales grupos, salafistas, takfiristas, jihadistas, wahabistas, son los que han atacado el rango y sublimidad del Profeta Muhammad (saaws).  No es de extrañar que con sus conductas populistas e ignorantes desgracien la imagen del Islam ante el mundo y promuevan el éxito de los planes de los calumniadores, que quisieran ver puestos en acción por el Pentágono o la OTAN, para mayor desgracias de nuestras naciones.

4.   Ciertamente hay muchas razones para rechazar la política exterior norteamericana en relación a los países islámicos y su hipocresía en temas de Medio Oriente.  Las protestas en el fondo son una reacción a este estado de cosas, más que a un hecho en concreto, aunque asuman formas que se alejan de los estándares islámicos.

5.   Pero si hemos de enfocar nuestra protesta por este hecho, debe ser dentro de los estándares del Islam y contra quienes lo han protagonizado.  ¿Qué tiene que ver un embajador o las gentes en embajadas, por más desacuerdos o injusticias que provengan de sus gobiernos, con la filmación que originó todo esto?

6.   Parte de los estándares del Islam es que acudimos a las mezquitas para pedir la protección divina y la fortaleza para nuestras naciones.  Y parte de esos estándares es que los líderes de nuestras naciones deberían ser los encargados de abanderar una protesta rápida y efectiva.  Los responsables de estos actos, sus posiciones, y el sistema mismo que permite que ellos u otros en adelante puedan incurrir en nuevas o mayores provocaciones, está en pie, siguen impunes bajo el discurso hipócrita de líderes occidentales que profieren solo lamentaciones de principio.

¿Acaso les es imposible a nuestros estados actuar con señales de protesta en el orden económico o comercial, por poner un ejemplo?  Lejos de ello, se quedan en silencio por temor a sus intereses en este mundo. 

Y su omisión acrecienta el descontento de los musulmanes que, en vez de acudir con toda la fuerza de un siervo débil ante su Señor, que escucha las plegarias sinceras, acuden más bien a realizar actos inútiles, bárbaros e injustos en las calles. 

7.   ¿De dónde hemos aprendido este ejemplo?  ¿De la vida de nuestro amado Profeta, la paz sea con él?  Por cierto que no.  Es el ejemplo de la gente sin fe que introdujo la división y caída de nuestro Califato y los reemplazaron con las formas políticas de partidos, mítines y marchas que se originaron en Occidente.  Nuestro ejemplo es diferente.

8.   Por ende, ante este estado de cosas, ante la impunidad de los agresores y la desgracia de los líderes religiosos y políticos en nuestras naciones, solos y sin fuerza, como siervos en profunda necesidad de nuestro Señor,  lo único que nos queda es regresar y aferrarnos firmemente a la cuerda que nos envía Dios, afirmar aun más el amor a Muhammad, la bendición y paz de Dios sean sobre él, pese a quien le pese de dentro o de fuera, y suplicar por que los grupos religiosos irresponsables sean reemplazados por un retorno a nuestras raíces, y que los líderes del silencio sean remplazados por siervos de Dios justos, y que recuperemos la unidad que como musulmanes hemos perdido hace muchas décadas.

Sólo como una sola Nación (Ummah) unida y fuerte nuestra voz podrá hacerse escuchar con efectividad.

Que Dios apresure la rectificación de nuestra situación por el honor de su amado Muhammad, sobre él bendiciones y paz en el número de las estrellas, y que su honor y su extraordinario brillo sean un aroma que se conozca en el mundo entero, tan necesitado de una sincera vuelta a Dios, glorificado sea.

9.   Finalmente, expreso mi tristeza y rechazo al constatar que, al momento de ser entrevistado por el Canal N, y contra toda noción de respeto, las imágenes que Canal N estaba mostrando a los televidentes eran precisamente las imágenes indignas y nefastas –las caricaturas contra Muhammad el servidor y Mensajero de Dios -, imágenes contra cuales cualquier musulmán protesta desde lo hondo.

Habría hecho mejor Canal N en aprender otra actitud, menos sensacionalista y más propia al menos al entrevistar a un musulmán, como han hecho otros medios de comunicación en los propios Estados Unidos en relación a esos hechos.

10.       Hoy como antes, en nuestro país nuestro Maestro Muhammad, la bendición de Dios sea sobre él, permanece como una figura de primer orden en la historia del espíritu, desconocida a muchos. 

Conocer más sobre él de mano de quienes siguen con fidelidad sus pasos es el antídoto final contra cualquier ataque ignorante o cualquier palabra atrevida.  ¿Acaso el hombre no necesita a Dios?  Por ello Dios envío a sus Mensajeros, entre ellos, Abraham, Moisés, Jesús y Muhammad, la paz sea con todos ellos y con todos los creyentes de sinceridad.


Nureddin Cueva

Presidente de la Asociación Islámica de Sufismo en el Perú

http://peru-islam.blogspot.com
962-33-4733

PD: Debo afirmar un error material al momento de la entrevista, para evitar susceptibilidades entre mis hermanos, toda vez que Canal N debió en todo caso mencionar ‘Presidente de la Asociación Islámica de Sufismo en el Perú’ en vez de la denominación abreviada que se mostró.